Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Reflexión: Un anillo para Mamá

Un Destellito En Las Manos De Dios

anillo para mamaEl comportamiento humano está lleno de acciones buenas y malas, no hay término medio en ello, siempre habrá ocasiones para demostrarlo, dijo Destellito. Tal es el caso que le sucedió a un reconocido joyero de la ciudad. En cierto día un hombre joven entró a paso firme a una joyería de prestigio. Pidió que le mostraran el mejor anillo de compromiso que tuvieran, al momento tenía delante de sí un precioso anillo adornado con una lujosa piedra. — ¿Se casará pronto?, preguntó el joyero, —No, es para mamá, ¡si ni siquiera tengo novia!, dijo. El dependiente lo miró sorprendido. —Le explico. Mi madre fue madre soltera, como no encontró apoyo, me dio una buena crianza, y con mucho esfuerzo de su parte me hizo estudiar, siendo papá y mamá a la vez, por mí se postergó. Nunca tuvo un anillo de compromiso como a las mujeres les gusta, ahora, que gracias a ella puedo cancelar una joya, he decidido regalarle el anillo, ya habrá tiempo para mí, dijo. El joyero instruyó a uno de sus vendedores, que hiciera el descuento que habitualmente se hace a los clientes importantes.

Un Anillo Para Mamá.

Leer el resto de la entrada »

Reflexión: El anciano en la puerta de su casa

Un Destellito En Las Manos De Dios

anciano sentadoDestellito, encontró la siguiente historia que desea compartir con ustedes.

Un anciano estaba sentado a la puerta de su casa sobre una banqueta, con los pies descalzos sobre las baldosas rotas de la vereda, su cabeza cubierta con una gorra marrón, y sus manos arrugadas sostenían un viejo bastón de madera, los pantalones arremangados dejaban libres sus pantorrillas y una camisa blanca, gastada, cubría su torso.  El anciano miraba a la nada, y vio al viejo llorar. No se animó a acercarse para preguntar que le sucedía para consolarlo.
Pasó por la acera del frente de su casa, mirándolo, y el anciano hizo lo mismo, para ver la sonrisa franca y el saludo que le enviaba con un gesto amable, pero sin cruzar la calle. No le fue posible borrar de su memoria la imagen del anciano, ni menos sus lágrimas. Entonces decidió ir a verlo. Al abrirse la puerta, preguntó por él al hombre que abrió, “soy su hijo”, le dijo. Sucede que hoy muy temprano, mi padre murió. —Mire, lo vi ayer desde la acera del frente, y me conmoví porque observé que lloraba silenciosamente, lo saludé sonriendo con el afán de estimularlo, y seguí mi camino, y hoy deseaba verlo y hablar con él. —Ah, entonces usted es la persona a la que se refirió en su diario, dijo. —Cómo así, preguntó. —Escribió las siguientes palabras: “Hoy, un desconocido me saludó y me sonrió…es un día bello”.

Leer el resto de la entrada »

Reflexión: El dólar

Un Destellito En Las Manos De Dios

dollarDios Creador demanda santidad, la que se manifiesta por medio de lo que se hace, expresa Destellito. Está el caso de un ministro predicador del Evangelio que en razón de su ministerio se mudó a Houston, ciudad norteamericana, perteneciente al Estado de Texas, y que fue fundada el 30 de agosto de 1836, por los hermanos Augustus Chapman Allen y John Kirby Allen. En cierta oportunidad, subió a un autobús, y al pagar, el conductor de dio un dólar de más en el vuelto. Mientras consideraba que hacer, pensó que no sería malo quedárselo, total, un dólar no hacía ninguna diferencia en el monto a recaudar durante la jornada del chofer. También pensó que era un regalo de Dios, sin embargo, al llegar a la parada, dijo al conductor, —reciba usted éste dólar, me lo dio de más en el cambio. El chofer, al tiempo que recibía el dinero, le dijo, —sé que usted es el nuevo predicador del pueblo, y como tengo pensado regresar a la iglesia, quise ver que haría usted si le daba cambio extra.

El Dólar.

Leer el resto de la entrada »

Reflexión: Una escuelita en el campo

Un Destellito En Las Manos De Dios

escuelita en el campoDestellito tiene otra historia para compartir. Se trata de una escuela del campo, de aquellas que para llegar los alumnos deben caminar grandes distancias. El Director tenía serios problemas con una clase de niños de difícil manejo. Los problemas conductuales persistían a pesar de los esfuerzos, ya tres profesores habían renunciado a seguir impartiendo clases. Hasta que un día un hombre se presentó pidiendo ejercer como profesor, para el Director, la sola presentación le causó mucha inquietud, se trataba de una persona delgada y vulnerable, por tanto, no le dio posibilidades de éxito con aquella clase. Al corto tiempo, el Director concurrió para saber cómo estaban las cosas en la Escuela, grande fue su sorpresa cuando se encontró con una clase ordenada y tranquila. A su pregunta, el maestro le dijo que al principio fue difícil, hasta que decidió que por cada alumno que se portara mal, se comería su almuerzo. Desde allí en adelante las cosas cambiaron.

Leer el resto de la entrada »

Reflexión: El billete de diez dólares

Un Destellito En Las Manos De Dios

10 dolaresEn cierta oportunidad, expresa Destellito, un profesor se plantó frente a su clase, y sacando un billete de diez dólares lo mostró a sus alumnos para preguntar, —¿quién de ustedes quiere éste billete de diez dólares?, y todos levantaron la mano. El maestro arrugó el billete en su mano, e hizo la misma pregunta, y todos levantaron la mano, luego lanzó el billete al suelo y lo pisó, para preguntar otra vez, —¿quién quiere éste billete?, y nuevamente todos levantaron la mano.

Dijo a sus alumnos: Ustedes, vieron que el billete lo arrugué, y lancé al suelo, y lo pisé, y lo quisieron de todas maneras, porque a pesar de todo eso, seguía siendo un billete de diez dólares, no cambió su valor.

El Billete De Diez Dólares

Leer el resto de la entrada »

Página 1 de 4212345...1015202530...Última »