Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Reflexión – Quiero pero no puedo

Quiero pero no puedo

Hay en nuestra vida muchas cosas que nos gustaría cambiar. Algunos de nosotros quisiéramos ser mas fuertes frente a alguna tentación, otros quisieran tener más paciencia para esperar en el Señor, otros desean que su dominio propio sea más fuerte, quizá más de alguna tiene el anhelo o por lo menos la buena intención de hacer algo para agradar a Dios.

Ahora bien, el hecho de querer o tener la intención de hacer algo positivo o dejar de hacer algo negativo que afecta tu relación personal con Dios, no quiere decir exactamente que lo lograras.

¿Cuantos se identifican conmigo en que muchas veces hemos querido dejar de hacer algo para agradar a Dios y hemos fallado en el intento?, ó ¿Quizá nos propusimos hacer algo en especifico para el Señor y no logramos cumplir nuestro objetivo?

Estoy seguro que todos hemos pasado momentos como esos, momentos en los cuales nos sentimos frustrados quizá por no haber cumplido una promesa que le hicimos a Dios, momentos en los cuales nos hemos sentidos indignos de Él porque no somos los mejores cristianos del planeta, momentos en los cuales hemos hasta pensando en colgar los guantes, porque fallamos una y otra vez, momentos de esos en donde a pesar que no lo digamos o pronunciemos nuestra mente sabe que QUEREMOS PERO NO PODEMOS.

Leer el resto de la entrada »

Mensajes de Animo – Yo te ayudo

Yo te ayudo

“Porque yo Jehová soy tu Dios, quien te sostiene de tu mano derecha, y te dice: No temas, yo te ayudo”

Isaías 41:13

Hay momentos en la vida en donde no tendríamos que tomarnos de la mano de Dios, puesto que la mayoría de veces que nosotros nos tomamos de su mano, tendemos a soltarnos, por esa razón hay momentos en los que lejos de tomar la mano de Dios, debemos dejar que EL NOS TOME DE LA MANO DERECHA.

Y es que hay una gran diferencia entre tomar una mano, a que nos tomen de la mano.

Por lo general cuando nosotros nos tomamos de la mano de Dios y vemos que las situaciones o circunstancias que nos rodean son adversas, tendemos a soltarnos y apartarnos de Él, nuestro ánimo decae, nuestra fe se debilita y es allí en donde somos presa fácil para el enemigo.

Y es que intentar tomar a Dios de la mano es muestra muchas veces de una independencia de Dios, es decir, el hecho de quererle tomar la mano es señal de que vamos con la intención de soltarnos o tomarnos cuando se nos dé la gana o queramos, en los momentos y circunstancias que lo necesitemos, pero NO una TOTAL dependencia de Él.

En cambio, cuando permitimos que El nos tome de la mano, cuando nos rendimos por completo y reconocemos que lo hemos intentado miles de veces y siempre fallamos, cuando por fin comprendemos que ya no podemos seguir luchando en nuestras propias fuerzas, es cuando le permitimos a El que nos tome de la mano.

Y es que cuando Dios nos toma de la mano tenemos que tener la seguridad que El JAMAS NOS SOLTARA, porque no es como nosotros, sino que El es Todopoderoso y en cualquier momento o circunstancia de nuestra vida, El estará allí.

Leer el resto de la entrada »