Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Ministrando al Señor (Jesús Adrián Romero)

Ministrando al Señor

por Jesús Adrián Romero

ministrandoComo Iglesia hemos sido llamados a ministrar en tres áreas. En orden de importancia son: Ministrar al Señor, ministrar a la iglesia y ministrar al mundo. Creo que como hijos de Dios hemos invertido la importancia de este orden.

Desde el día de Pentecostés la iglesia a entendido su papel de ministrar al mundo llevando el mensaje del evangelio a los perdidos, todo empezó en Jerusalén, luego en Judea, después en Samaria y hasta donde estamos nosotros; “Lo último de la tierra”. Claro que hay mucho más que hacer, la necesidad del mundo es mucha.

De la misma manera hemos entendido la importancia de ministrar a la iglesia, ministrarnos unos a otros. En las últimas décadas ha habido un énfasis muy fuerte en esta área. Congresos de jóvenes, campamentos de adolescentes, retiros de matrimonios, eventos para hombres, mujeres y niños. Todos estos se llevan a cabo con el fin de ministrar a la iglesia. Cuando visitamos cualquier librería cristiana, encontramos todo tipo de libros dirigidos a ministrar al cuerpo de Cristo. No hay un tema que se escape, hasta libros acerca de cómo perder peso se han escrito para los creyentes.

Leer el resto de la entrada »

El Ejercicio Espiritual (Jesús Adrián Romero)

El Ejercicio Espiritual

ejercicioA finales del siglo pasado alguien acuño la frase “aldea global” haciendo referencia a como los medios de comunicación han “achicado” nuestro mundo a punto de convertirlo en una aldea por la rapidez con la que se mueve la información.

Los medios de comunicación y transporte han hecho nuestras vidas mucho más eficientes.

La información de lo que sucede en cualquier parte del mundo nos llega en cuestión de segundos, también podemos estar en contacto con personas a miles de kilómetros de distancia a través de la Internet y aún ver sus rostros en nuestros monitores de computadora.
Recientemente volaba de Cd. Juárez a la Cd. De México y el piloto nos informo que íbamos volando al 80% de la velocidad del sonido. Ahora podemos cruzar el atlántico en cuestión de horas.

Leer el resto de la entrada »