Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Reflexiones Cristianas – ¿Qué garantía hay de que esta vez lo conseguiré?

¿Qué garantía hay de que esta vez lo conseguiré?

Es difícil volver a creer cuando al creer fuimos derrotados. Es difícil volver a soñar cuando la última vez que entregaste todo tu aliento al tratar de conseguir ese sueño, fue rasgada tu vida. ¿Cómo desprendernos de aquello que nos dolió y volverlo a intentar?

¿Cómo comenzar a avanzar de nuevo en fe si la última vez entregaste todo y no obtuviste lo que tanto anhelabas? , si tú has estado en esa situación, seguramente te has preguntado: ¿Acaso se puede entregar más de lo que ya he dado?, ¿Qué más debo de hacer si ya le he entregado todo a Dios?….. y yo te respondo esto: Aún hay más que entregar, Dios desea todo de ti, comenzando por todo tu corazón.

Aquello que te duele, aquello que tanto anhelas, aquellos sueños que incluso no le has contado a nadie, aquello que te marcó, aquello que te hace daño, aquel recuerdo del pasado que aun te atormenta….todo esto , aun te hace falta entregar.

El Señor ha visto todos tus esfuerzos, en su libro está registrada cada buena obra que has hecho en su nombre, pero más que eso, Dios anhela que confíes en él de todo corazón.

Leer el resto de la entrada »

Reflexiones Cristianas – Aprendamos a aceptar el NO de Dios

Aprendamos a aceptar el NO de Dios

“…pero no se cumpla mi voluntad, sino la tuya”

Lucas 22:42b (Nueva Versión Internacional)

Has estado clamando por eso, la respuesta no llega, el tiempo pasa y la desesperación aparece, la duda hace acto de presencia y cuando al fin la respuesta parece que llegara, lo hace de la forma que no queríamos.

Seguro esperabas un SI, quizá creías que las cosas se darían como las habías pensado, pero no se dieron de esa manera, porque la respuesta de Dios era otra y el NO era lo que Él creía más conveniente para ti.

Ahora hay un debate en tu mente, preguntas como: ¿Por qué no me lo dio?, ¿No creo que no sea su voluntad esto?, ¿Por qué no lo permitiste?, y parece ser que la máximo responsable de que las cosas no se dieran como tú querías es DIOS, como que si hubiera hecho algo malo.

Por un momento es hasta normal que te sientas molesto, si lo es, porque eres humano y nuestra visión está limitada a las cosas que nada mas vemos físicamente.

Pero Dios ve las cosas desde otra perspectiva, Dios tiene una amplia visión de tu vida y de todo lo que El quiere para ti, porque El es tu Padre y te ama y un Padre que ama a su hijo, siempre querrá lo mejor para El.

Leer el resto de la entrada »

Palabras de Animo – Él está orgulloso de ti

Él está orgulloso de ti

“Jehová se manifestó a mí hace ya mucho tiempo, diciendo: Con amor eterno te he amado; por tanto, te prolongué mi misericordia”.

Jeremías 31: 3

Los últimos días he andado meditando, reflexionando sobre el amor que Dios tiene para con nosotros; de cómo muchas veces nosotros lo describimos mal y hacemos que la gente piense que delante nuestro hay un Dios enojado, castigador y de difícil acceso.

Pero al meditar sobre esto y sobre todo lo que en todos mis años de cristiano me han enseñado sobre Dios, me doy cuenta que en muchas ocasiones hemos encasillado a Dios de una forma que su misma naturaleza no permite que sea.

Dios es el mejor Padre por excelencia, El nos ama a cada uno de nosotros con un amor que es eterno, que jamás deja de ser, pero lo único que necesita para demostrarnos cuanto nos ama, es que nosotros podamos aceptar su amor, aceptar su perdón y comenzar a vivir una vida junto a Él.

Al meditar sobre esto, me daba cuenta de lo orgulloso que Dios ha de estar de nosotros. No por lo bueno que seamos, porque no hay ni uno bueno, no por lo perfecto que quizá pensemos que somos, porque nos falta mucho para llegar a serlo, sino porque como todo Padre amoroso, a pesar de nuestros defectos, El ve en nosotros lo que nadie más ve, aun ni nosotros mismos.

Leer el resto de la entrada »

Dependiendo de Él – Devocionales Cristianos

Dependiendo de Él

“Dios mío, enséñame a vivir como tú siempre has querido. Tú eres mi Dios y salvador, y en ti siempre confío”.

Salmos 25: 4-5 (Traducción en lenguaje actual)

Cada día que pasa me convenzo más que no podemos vivir ni un minuto sin el Señor, que se ha convertido desde hace muchos años en el centro de mi vida, que todo lo que viene y va tiene que ver con Él, y que no puedo vivir si no es que Él esté a mi lado.

A todo eso se le llama: “Dependencia”. Y es que nosotros los hijos de Dios necesitamos reconocer nuestra dependencia hacia El, no podemos ir por el mundo creyéndonos independientes, tomando decisiones sin antes consultarlo y esperar su respuesta.

La mayoría de veces que nos equivocamos en la vida o algo nos sale mal es porque quisimos ser independientes de Dios, creímos que todo estaba controlado, creímos que lo teníamos todo fríamente calculado y el resultado de nuestra independencia fue esas horribles consecuencias que ahora estamos afrontando.

Leer el resto de la entrada »

Toda tormenta tiene que terminar – Palabras de Animo

Toda tormenta tiene que terminar

“Encomienda al Señor tus afanes, y él te sostendrá; no permitirá que el justo caiga y quede abatido para siempre”.

Salmos 55:22 (Nueva Versión Internacional)

Todos atravesamos por tormentas en nuestra vida, esa clase de situaciones que tienen su inicio como las peores tormentas que hemos podido experimentar.

Las fuertes tormentas comienzan con opacar el cielo, ponerlo gris y muy nublado, de pronto se dejan oír truenos, los rayos también hacen acto de presencia y la lluvia comienza a caer, llega un momentos en donde los truenos, rayos y agua parecieran que no terminaran, pero luego de unos minutos el agua cesa, los truenos ya no se dejan oír y las nubes grises desaparecen para darle lugar al sol y a lo maravilloso de un panorama después de una tormenta.

Y es que así es también en nuestra vida, hay momentos en donde los truenos, rayos y agua son tan abundantes que creemos que nunca terminaran, que nunca cesara, pero no hay tormenta que no cese, que no termine. Aun el diluvio solo duro cuarenta días y luego ceso.

Leer el resto de la entrada »