Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Cansado y sin fuerzas

Cansado y sin fuerzas

A veces hay una incomodidad en tu vida que no te permite tener paz, esa sensación que turba tu mente y tu espíritu producida quizá por diferentes episodios que has tenido que vivir los últimos días.

Y es que pareciera que hay días que andamos en rachados, recibimos diferentes problemas, enfrentamientos, discusiones o palabras que lo único que han hecho es distraernos, ponernos de mal humor quizá o simplemente desanimarnos.

Y es que el hecho de que te desanimes por situaciones como esas no es cosa anormal, somos vulnerables todos, por muy fuerte que creas que eres, hay momento en donde todo acumulado te hace sentirte cansado, débil, sin fuerzas, con ganas de rendirte o de parar.

Son difíciles esos momentos en donde existe una incomodidad que no sabes identificar exactamente porque esta allí o que la produjo, en donde solo puedes deducir que es el resultado de tus últimos días.

Para esos momentos en donde te sientes incomodo, cansado, desgastado, sin fuerzas y con sensaciones de no querer seguir, hay una formula maravillosa que nunca falla.

En esos momentos en donde lo que quisiéramos es salir huyendo hacia algún lado para olvidarnos de todo, lo que realmente necesitamos es ir a un lugar a solas, cerrar nuestros ojos, pensar en el Señor y hablar con toda sinceridad con Él, cuéntale como te sientes, cuéntale lo que te pasa y entonces algo maravilloso pasara.

Leer el resto de la entrada »

¡No me siento digno! – Palabras de Animo y Fortaleza

¡No me siento digno!

Estoy seguro que en algún momento de tu vida cristiana te has sentido indigno de hacerte llamar hijo de Dios, quizá por tus recurrentes errores o faltas, quizá por alguna área de tu vida que no has podido superar y se ha convertido en tu aguijón o porque crees que eres demasiado malo o mala como para hacerte llamar de esa forma.

Y es que no vamos a negar que todos quisiéramos hacer bien las cosas, no vamos a negar que la intención de agradar a Dios está en nosotros, pero por alguna razón nos cuesta un mundo llevar a cabo su voluntad o por lo menos dejar de fallarle.

Leer el resto de la entrada »

Volverás a sonreír – Palabras de Aliento

Volverás a sonreír

En mi vida he experimentado muchos sucesos que en momento determinado creí que no podría superar. Situaciones que me llevaron a pensar que mi vida no tenía el control que deseaba y que poco a poco se iba destruyendo lo que siempre había soñado.

Llegue a pensar en algún momento que mi vida se había arruinado, pensé también que a partir de algunos sucesos dolorosos que tuve que vivir, mi vida no sería la misma y que el sentido de todo se había perdido.

Aun recuerdo las noches acostado en mi cama pensando y pensando ¿Qué era lo que había hecho mal?, todavía recuerdo aquel sentimiento que me embargaba y me hacía pensar que estaba acabo, que todos mis sueño se habían venido abajo y que jamás nada sería igual.

Leer el resto de la entrada »

Dios no es como lo pintan – Mensajes Cristianos

Dios no es como lo pintan

“Jehová se manifestó a mí hace ya mucho tiempo, diciendo: Con amor eterno te he amado; por tanto, te prolongué mi misericordia”.

Jeremías 31:3

La mayoría de nosotros o por lo menos en mi caso crecí teniendo una imagen de un Dios que castigaba, de un Dios que se enojaba mucho por mis continuas faltas. De pequeño me enseñaron que cuando el cielo tronaba era porque Dios estaba enojado conmigo porque me portaba mal.

Asistía a la típica iglesia religiosa tradicional por temor, porque no quería que Dios me mandara al infierno o porque no quería que se enojara conmigo, crecí teniendo una imagen diferente a lo que realmente hoy conozco de Dios, por eso el titulo que decidí ponerle a este escrito: “Dios no es como lo pintan”.

Leer el resto de la entrada »

Seguiré Avanzando – Palabras de Animo

Seguiré Avanzando

Dedicado especialmente a todos aquellos que en algún momento de sus vidas se han sentido sin fuerzas.

Estoy cansado, sin fuerzas para seguir, quisiera rendirme, tirar la toalla, colgar los guantes, pero aun y con todo eso no puedo, hay algo que me detiene.

A veces pienso si me merezco ser su hijo, si merezco sus bendiciones o sus bondades, a veces creo que El no se siente orgulloso de mi, ni de lo que hago, mas dentro de mi corazón existe un enorme deseo de agradarlo, mi espíritu batalla con los deseos de mi carne, mi voluntad contra su voluntad, han sido más las veces que he perdido, que las que he ganado, pero por algún razón no puedo detenerme.

Me tropiezo, me golpeo, tengo duras heridas, mas algo dentro de mi me hace que me ponga de pie nuevamente, me sacudo el polvo y comienzo a caminar, mis lagrimas brotan como lluvia sobre mis mejillas, quisiera decirle al Señor que quiero hacerlo, que quiero vencer, mas me cuesta, fallo muy seguido y a veces hasta me da vergüenza llegar delante de Él.

El otro día estaba decidido a vencer eso que tanto me atormenta, sin embargo fracase nuevamente, quise llegar delante de ti, mas algo me lo impedía, quería llorar, quería rendirme, quería decirte que aunque lo intento no puedo y aunque quisiera, no lo logro.

Leer el resto de la entrada »

Página 1 de 3123