Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

La vida con Cristo

TEXTO BIBLICO: 1ª JUAN 5: 1-5; 10-13; 18-21

TEMA: “LA VIDA CON CRISTO”

INTRODUCCIÓN:
¿Qué respondería usted si alguien le hiciera la siguiente pregunta? ¿Es en realidad posible vivir una vida Cristiana Victoriosa?; Lucho y lucho pero no puedo alcanzar la victoria. La respuesta mas adecuada seria que Cristo ya la alcanzo. Es porque vivimos con Cristo que podemos alcanzar la victoria.
Examinemos a la luz de este texto lo que implica la vida con Cristo:

I. UNA NUEVA VIDA. (1ª JUAN 5: 1)

A. ¿Será limitada o ilimitada?
B. ¿Qué paso tengo que dar para recibir esta nueva vida?
C. ¿Quién es el que realiza este Nuevo Nacimiento? (Juan 1: 12-13)
D. ¿Cómo describe 2ª Corintios 5: 17 el Nuevo Nacimiento?
E. En síntesis Dios paso por alto todas nuestras iniquidades y las perdono.

Esta nueva vida nos conduce a:

II. UNA NUEVA VICTORIA. (1ª JUAN 5: 4)

A. ¿A quienes se les promete la victoria?
B. ¿Sobre que tendremos victoria?
C. ¿En donde se encuentra la victoria?

En nuestra fe.

1. Fe es creerle a Dios. (Hebreos 11: 1)
2. Fe es esperar en Dios. (Hebreos 11: 1)

Esta Nueva victoria produce:

III. UNA NUEVA SEGURIDAD. (1ª JUAN 5: 10-13)

A. Aquel que ha creído en Jesús tiene el testimonio en si mismo. (v. 10)
B. ¿Cuál es el testimonio de Dios en nuestra vida? (v. 11)
C. ¿En que tengo seguridad de que poseo la vida eterna? (v. 12-13)

Esta nueva seguridad nos incentiva a:

IV. UNA NUEVA VIGILANCIA. (1ª JUAN 5: 18-21)

A. Todo aquel que a nacido de Dios no practica el pecado. (v. 18)
B. Traducción literal de 1ª Juan 5: 18: “Estamos convencidos de que todo aquel que se halla en el estado de haber nacido de Dios, no practica habitualmente el pecado, sino que aquel que ha nacido de Dios se vigila constantemente y el mal no se apodera de el.”
C. La vigilancia se basa en el conocimiento que tenemos de Jesús. (v. 18-20) los tres versículos comienzan con la palabra “SABEMOS”.

CONCLUSIÓN:
¿Cómo tu puedes experimentar esta nueva vida? Solamente tienes que creer en Jesús y dejarlo que sea tu SEÑOR Y SALVADOR.

Autor: Pastor Walter Valle