¡Gracias Dios por tu paciencia!

¡Gracias Dios por tu paciencia!

Gracias-Dios-por-tu-paciencia

Si de algo carecemos la mayoría de nosotros es de paciencia, por alguna razón somos impacientes para todo y cuando me refiero para todo es TODO, desde lo más insignificante hasta en lo más importante. Sin embargo una de las cualidades de Dios que más se muestran en nuestra vida sin que nosotros a veces seamos capaces de reconocer es la paciencia, es que Dios tiene para con nosotros.

¡Gloria a Dios por su paciencia!, y es que si no fuera por la paciencia que Dios nos tiene muchos de nosotros ya no estaríamos aquí, y es que a veces rozamos la línea que tendría que llevarnos a recibir por meritos propios malos resultados por nuestras malas decisiones, pero Dios en su infinita misericordia y paciencia no ha permitido que muchas de esas cosas nos pasen.

Por naturaleza somos rebeldes, sin embargo Dios nos ama y con ese amor nos ha tenido paciencia. Cuando escribo esto me pongo a pensar en una idea absurda pero al mismo tiempo buena para comparar el grado de paciencia que Dios tiene con nosotros en comparación con la paciencia que nosotros tememos para con los demás. Y es que si nosotros fuéramos “Dios” ya hubiéramos consumido a gran parte de la humanidad por considerarlos inmerecedores de la gracia divina. ¡Gloria a Dios porque solo hay un Dios que es grande en amor y misericordia! Y que gracia a sus atributos aun podemos enderezar nuestros caminos para ser de su agrado.

Este día mientras hacia una oración a Dios de mi boca salió la frase: “¡Gracias Dios por tu paciencia!”, en ese mismo instante vino a mi mente muchos momentos en los que Dios me ha tenido paciencia, en los que no ha actuado como yo esperaría que actuara, sino que lejos de darme los castigos que merezco, Él me ha tenido paciencia y gracias a ese paciencia he podido reconocer mis errores y enderezar mis pasos.

¿Cuánta paciencia a tenido Dios contigo?, ¿Cuántos de tus actos han merecido un peor castigo pero que ha cambio has recibido la paciencia de Dios?, ¿Cuánto tiempo más vamos a seguir aprovechándonos de esa paciencia divina?, ¿No crees que es hora de honrar a Dios con nuestros actos en lugar de seguir esperando que su paciencia no se agote?

Hoy quiero invitarte a reflexionar sobre tus actos, a que reflexiones sobre la paciencia que Dios te ha tenido hasta aquí y sobre las decisiones valientes que tienes que tomar para enderezar tus pasos hacia la voluntad perfecta de Dios para tu vida.

“¿No te das cuenta de lo bondadoso, tolerante y paciente que es Dios contigo? ¿Acaso eso no significa nada para ti? ¿No ves que la bondad de Dios es para guiarte a que te arrepientas y abandones tu pecado?”

Romanos 2:4 Nueva Traducción Viviente (NTV)

Es hora de honrar la paciencia de Dios con valentía para tomar decisiones importantes en nuestra vida que cómo consecuencia nos lleven a agradar a Dios en todo.

Es hora de dejar de hacer lo contrario a lo que Dios quiere que hagamos, es hora de ser valientes y demostrar el amor con el que decimos amar a Dios pero esta vez no solo en palabras, sino con hechos que demuestren que tanto estamos dispuestos a agradarlo y honrarlo.

Si Dios ha tenido paciencia contigo hasta ahora es porque esperaba este momento en donde te levantaras con valentía y determinación dispuesto a hacer su voluntad pase lo que pase.

Agradezcamos la paciencia de Dios viviendo de tal forma que Él se sienta satisfecho de habernos tenido esa paciencia tan prolongada que nos tuvo, porque ahora estamos haciendo su voluntad y no la nuestra.

¡Gracias Dios por tu paciencia!

Por Enrique Monterroza

Escrito originalmente para www.destellodesugloria.org

Autorizado para publicarse simultáneamente en: www.devocionaldiario.comwww.enriquemonterroza.com y http://reflexionesydevocionales.blogspot.com

COMPARTE


Ahora puedes comentar con tu cuenta de Facebook: