Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

En la alabanza hay victoria

En la alabanza hay victoria

“Cuando comenzaron a cantar y a dar alabanzas, el Señor hizo que los ejércitos de Amón, de Moab y del monte Seir comenzaran a luchar entre sí. Los ejércitos de Moab y de Amón se volvieron contra sus aliados del monte Seir y mataron a todos y a cada uno de ellos. Después de destruir al ejército de Seir, empezaron a atacarse entre sí.”  2 Crónicas 20:22-23 (Nueva Traducción Viviente)

El rey Josafat y el pueblo de Dios enfrentaban una terrible situación,  un enorme ejército marchaba contra ellos. Para comprender mejor lo que le ocurría al pueblo de Dios, entendamos que en esa época las naciones que eran conquistadas eran arrasadas, se mataban jóvenes y ancianos por igual, las mujeres eran tomadas como esclavas sexuales, las torturas que se realizaban iban desde cortar partes del cuerpo hasta sacar los ojos. Por lo que una derrota ante los enemigos implicaría perder todo por lo cual has luchado y a quienes más amas.

En esa desesperación el rey Josafat proclamó ayuno y congregó al pueblo de Dios en Su templo para implorar Su favor (2 Crónicas 20:3-9). A esto Dios respondió que Su pueblo no debía desalentarse porque la batalla es del Señor. Dándoles una palabra poderosa:

Mañana, marchen contra ellos. Los encontrarán subiendo por la cuesta de Sis al extremo del valle que da al desierto de Jeruel. Sin embargo, ustedes ni siquiera tendrán que luchar. Tomen sus posiciones; luego quédense quietos y observen la victoria del Señor. Él está con ustedes, pueblo de Judá y de Jerusalén. No tengan miedo ni se desalienten. ¡Salgan mañana contra ellos, porque el Señor está con ustedes!”». (2 Crónicas 20:16-17) (Nueva Traducción Viviente).

Ellos solamente tendrían que avanzar y quedarse quietos, dijo el Señor que ni siquiera tendrían que pelear. Y al marchar contra los que amenazaban su libertad, ellos comenzaron a alabar a Dios y agradecerle todas sus misericordias. Dicen las Escrituras que en ese mismo momento sus enemigos se comenzaron a matar entre ellos.

El pueblo de Dios obedeció y salió contra sus enemigos, pero para su sorpresa ya no habían enemigos sino solamente un enorme botín, esto porque ellos decidieron alabar a Dios y confiar en Él.

¿Qué es aquellos con lo cuál estás peleando?  No obstante parezca un gran problema, para Dios es insignificante.  Escoge confiar en Él y alabarlo, y al hacerlo Él te dará la victoria. Hay poder en la alabanza del pueblo de Dios, desátalo.

Avanza contra eso que es tu enemigo y al hacerlo alaba a Dios, así no tendrás enemigos con los cuales pelear, sino un gran botín.

Autor: Richy Esparza

Escrito para http://destellodesugloria.org/blog

Ahora puedes comentar con tu cuenta de Facebook:

1 Comentario en “En la alabanza hay victoria”

  1. thelma quiñonez cornelio Says:

    la adoracion y la alabanza es una arma poderosa para los hijos de Dios.


Deja un comentario