Una oración para Matrimonios

Una oración para Matrimonios

Desde hace varios días Dios ha estado inquietando mi vida para que pueda escribir acerca de un tema que no es general, sino que en especial para las parejas, matrimonios que aun no han podido concebir un hijo y por el cual han orado mucho.

Ya hace casi dos años escribí un tema referente a este y para gloria de Dios, Él hizo muchos milagros y pudimos testificar de muchas mujeres que Dios les concedió el privilegio de concebir un hijo. Personalmente soy muy cuidado y temeroso de no escribir algo que Dios no me impulse a hacerlo, por esa razón durante varios días he sentido ese impulso de escribir sobre esto, pero no quería hacerlo hasta estar seguro que proviene de Dios y de hecho así lo siento. Tanto así que en este momento que escribo, después de orar y pedir que Dios me guie, siento lo delicado de este asunto.

Quizá tú que me lees estas pasando por esta situación, tienes ya un tiempo de casado, quizá meses, quizá años o décadas y cada semana están constantemente pidiendo a Dios en pareja que les conceda el privilegio de ser padres.

Has llorado mucho esperando esa maravillosa noticia, en muchas ocasiones te has emocionado pensando que ese mes es tu mes y hasta la fecha no ha sido así.

Quizá te detectaron un problema y los médicos dijeron que era muy difícil o casi imposible que quedaras embarazada y eso ha causado en ti una enorme tristeza.

Yo te pregunto, ¿Qué es lo más difícil que existe y que Dios no pueda hacer?, ¿Se te olvida quien es tu Dueño?, ¿Se te olvida quien es el que da la vida?

Por mucho tiempo has visto parejas con sus hijos y cada vez que los vez te haces la pregunta: “¿Cuándo será mi turno Dios?”, a veces has querido desfallecer en el intento, creyendo o aceptando que nunca podrás gozar de ese privilegio.

Darías cualquier cosa por tener ese privilegio, quisieras ver alegre a tu esposa o si eres mujer quisieras darle esa noticia maravillosa a tu esposo, les has prometido a Dios que cuidaras a ese bebe, que le enseñaras su camino, que lo dedicaras a Él, y muchas otras cosas que harás cuando ese momento pase.

¿Sabes?, Dios ha visto tu clamor, Dios ha estado allí contigo en esas noches de llanto, Él es quien ha secado tus lagrimas, Él es quien en medio de tu estado de ánimo bajo, te da fuerzas para seguir. Tú oración no ha pasado desapercibida para Él, ha escuchado tu oración, pero sobre todo ha visto tu corazón.

Dios quiere que comiences a creer nuevamente, Dios quiere que comiences a confiar de nuevo, quita de tu mente todo aquel pensamiento que quiere evitar que ese milagro ocurra, Dios quiere que lejos de ver los problemas que puedan haber, comiences a verlo a Él, porque Él es capaz de conceder tu petición.

Tú parte es CREER, tu parte es CONFIAR, tu parte en NO DUDAR, tu parte es ACEPTAR que Dios lo puede y quiere hacer.

No llores más, no te quejes, porque todo esto ha sido así porque Dios quiere mostrar su poder en tu vida, todo lo que hasta este momento has vivido y experimentado seguramente ha ayudado a tu fe, ahora estás más lista o listo para ver ese milagro en tu matrimonio.

Hoy quiero hacer una oración, la cual quiero pedirte con todo mi corazón que puedas creer y tomarla para ti, no quiero que dudes, no quiero que el prejuicio te gane la partida, no pienses como se dará, ni cómo será, ni cuando, simplemente CREE, simplemente acepta con el corazón más sencillo y humilde las siguientes palabras:

“Dios mío, antes que nada quiero agradecerte porque has sido Bueno, quiero agradecerte porque si hay alguien capaz de solucionar nuestros más grandes problemas, ese eres tú. Padre, tú me motivaste a esto, ahora te pido que cumplas tu palabra. Señor en este momento hay muchas personas que están pasando por esta situación, muchas personas tristes, muchas personas desconsoladas y muchas personas que habían dejado de creer que podrían tener el privilegio de ser padres, mas en esta hora, en tú Nombre Poderoso, yo quiero declarar que tú vas a comenzar a hacer milagros nuevamente, tú comenzaras a sanar, cualquier problema físico que pudiera existir, tú puedes solucionarlo, en tu Nombre declaro que en los próximos días o semanas todas aquellas personas que crean a esta palabra recibirán esa bendición tuya, tú me has hablado que lo harás, por lo tanto todo aquel que crea que tú lo harás, se ha hecho como creyeron, Dios mío, tu eres capaz de hacerlo, para ti no existe nada que sea imposible. Por lo tanto bendigo en tu Nombre la vida de cada mujer, de cada hombre, de cada matrimonio para que en los próximos días puedan estar testificando de lo que tú estás haciendo hoy, bendigo cada vida y declaro que hoy su fe es aumentada para creer a lo que tú has prometido. Te doy gracias mi Dios desde ya, porque sé que tú lo estás haciendo, la Gloria, la Honra y la Alabanza sea hoy y siempre para ti, en el Nombre Poderoso de Jesús, Amén”

Amados, declaro que este mes será un mes de muchos testimonios, Dios hará cosas maravillosas, porque Él lo ha prometido, entonces Él lo hará. Tu tarea es creer en lo que Él va a hacer.

En los próximos días o semanas recibirás la noticia que tanto habías esperado, tu corazón sentirá un gozo indescriptible, Dios se mostrara a tu vida y a la de tu matrimonio de una forma espectacular, ahora lloraras, no de tristeza, sino de gozo porque Dios fue Fiel a lo que te había prometido. Serás un testimonio vivo de lo que Dios es capaz de hacer, solamente CONFIA.

“Abraham confió en Dios y, por eso, aunque su esposa Sara no podía tener hijos y él era ya muy viejo, Dios le dio fuerzas para tener un hijo. Y es que Abraham confió en que Dios cumpliría su promesa”.

Hebreos 11:11 (Traducción en Lenguaje Actual)

Quiero terminar con las palabras literales que le dijo Eli a Ana, la mujer de Alcana que era estéril y le pidió a Dios que le concediera tener un hijo, quien iba a ser el profeta Samuel:

“Entonces Elí le contestó: —Vete tranquila, y que el Dios de Israel te conceda lo que has pedido”.

1 Samuel 1:17 Traducción en lenguaje actual

Amado hermano, amada hermana, estén tranquilos, confíen en Dios, porque lo que confían plenamente en Él, serán testigos del poder extraordinario de Dios.

¡Que Dios te conceda lo que tanto anhelas!

Autor: Enrique Monterroza

Escrito originalmente para www.destellodesugloria.org

Autorizado para publicarse simultáneamente en: www.devocionaldiario.comwww.enriquemonterroza.com y http://reflexionesydevocionales.blogspot.com

_______________

DEJANOS SABER TU MILAGRO: Cuando recibas la respuesta que estabas esperando envíanos tus testimonios al siguiente correo: contacto@enriquemonterroza.com

COMPARTE


Ahora puedes comentar con tu cuenta de Facebook: