Estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida

Tema: “Estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida”

Tema: “San Mateo 7: 13″

“Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella;
porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan”.

Dios es tan lindo que nos ha dotado de un libre albedrío, es decir una libre decisión, es tan hermoso Dios que no nos obliga a realizar determinada tarea, sino que nos da el don de decidir si hacerlo o no, claro esta que cada decisión traerá consigo una respuesta, ya sea positiva o negativa.

Pero en la vida encontraremos dos caminos que llevan a dos puertas muy diferentes y de las cuales esta vez quiero que reflexionemos.

El camino espacioso y la puerta ancha que lleva a la perdición: ¿Qué hacer para ir al infierno?, pues absolutamente nada, puesto que traer la herencia del pecado en tu vida, por lo cual si vives tu vida como la mayoría lo hace, satisfaciendo los deseos de la carne, entonces no te preocupes, puesto que tienes un pasaje todo pagado para el infierno.

El camino espacioso es el mundo y sus deleites, ¿Por qué espacioso?, pues porque hay mucho por donde perderse, el mundo esta lleno de deseos engañosos que llevan al pecado, es decir a la desobediencia a Dios. Hay una enorme porque no decirlo, gigantesca gama de pecados en este camino espacioso, a donde quiera que veas, veras pecado, a donde quiera que vayas encontraras deleites carnales, este camino es el que la mayoría recurren, dizque por ser el mas “divertido”, pero como toda compra tiene su factura, así también este camino espacioso te pasara la factura en momento determinado y el pago será tu vida, puesto que la perderás por causa de tus deseos carnales.

Esta camino tiene como fin una puerta muy pero muy ancha, una puerta tan ancha que no necesitas ningún esfuerzo para entrar en ella, esta puerta es la puerta de la perdición o la puerta de la muerte eterna, aparentemente no es así, pues su camino es fácil y “divertido”, no encontraras tropiezos en el, no vendrán pruebas a tu vida, sino que todo te será puesto en bandeja de oro para que logres llegar y entrar a través de esa puerta de perdición.

El camino angosto y la puerta estrecha, este camino no es nada fácil, pues el mismo hecho de ser angosto es señal de que necesitaras esforzarte para caminar en el y mas aun para entrar por la puerta estrecha, lo lindo de este camino es que no estarás solo, sino que tendrás un ayudador, alguien que estará contigo en las buenas y en las malas, en la abundancia y en la escasez, en pocas palabras: siempre estará contigo.

Este camino angosto no es muy popular, pues se requerirá una vida santa apartada de los deseos de la carne y que sea incompatible con las corrientes de este mundo. La mayoría de gente le huye a este camino, porque no se trata de satisfacer al hombre carnal que todos llevamos dentro, sino mas bien de mantenerlo atado.

Este camino es el camino que nuestro Señor Jesucristo nos vino a mostrar, un camino en donde será necesario que hallan tropiezos, pero que de todos ellos nos librara el Señor, lo mas lindo de este camino es su final, puesto que la puerta por la que tendremos que pasar pese a ser angosta detrás suya tiene una vida eterna por heredar.

Cuando medito sobre estos dos caminos, me doy cuenta que el mas fácil a seguir es el ancho, pero al darme cuenta de su final, prefiero elegir el angosto, se que por mi elección habrán momentos en los cuales pensare que no voy a poder, pero que lindo saber que en esos momentos de debilidad estará ahí el Señor para fortalecerme y darme nuevas fuerzas, para proseguir. Se también que muchos se burlaran de mi elección, pero prefiero pagar toda clase de precio por mi elección y un día heredar la vida eterna.

Amigo mío, ¿Qué camino estas tomando?, ¿Qué final deseas?, no puedes andar sobre el camino ancho y querer entrar en la puerta angosta, eso es incompatible, cada camino esta trazado para un solo final y eso jamás cambiara, por lo que el camino angosto siempre te llevara a la puerta estrecha y el camino espacioso te llevara a la puerta ancha, eso siempre será así.

Pero mi pregunta seria:

¿Qué final deseas para tu vida?

Es por esa razón que te invito a meditar sobre tu camino, para que evalúes si es el correcto o el incorrecto, aun es tiempo para volver al camino angosto si estas caminando sobre el espacioso, pero tú decides sobre tu futuro, pero una cosa tienes que tener muy claro:

El final de cada camino, es decir la puerta nunca cambiara, a menos que decidas elegir el camino correcto.

Autor: Enrique Monterroza

Escrito para: http://reflexionesydevocionales.blogspot.com

COMPARTE


Ahora puedes comentar con tu cuenta de Facebook: