Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¿Por qué no traes tus pedazos?

Tema: “¿Por qué no traes tus pedazos?”

Texto: Marcos 6:3

“¿No es éste el carpintero, hijo de María, hermano de Jacobo, de José, de Judas y de Simón? ¿No están también aquí con nosotros sus hermanas? Y se escandalizaban de él”.

Jesús aprendió el oficio de carpintero por medio de su padre de crianza José, era costumbre antigua que el padre enseñara al hijo su oficio, es por esa razón que no es de extrañarnos que en este pasaje bíblico se mencione a Jesús como El Carpintero.

Pero Jesús mas allá de hacer con la madera instrumentos útiles, también transforma nuestra vida y nos da un nuevo uso.

Y es que Jesús es El Carpintero por excelencia, nosotros somos la madera que El utiliza. Al carpintero le llevan la madera y el hace cosas increíbles con ella, es que realmente se necesita un talento especial para hacer de una madera simple una gran obra de arte.

Leer el resto de la entrada »

A espaldas de El no alcanzaras la Bendición – Devocional

A espaldas de Él no alcanzarás la Bendición

“Entonces Lot escogió para sí toda la llanura del Jordán; y se fue Lot hacia el oriente, y se awoman-reading-bible2partaron el uno del otro. Abram acampó en la tierra de Canaán, en tanto que Lot habitó en las ciudades de la llanura, y fue poniendo sus tiendas hasta Sodoma. Mas los hombres de Sodoma eran malos y pecadores contra Jehová en gran manera”. Génesis 15:11-13

“Y al rayar el alba, los ángeles daban prisa a Lot, diciendo: Levántate, toma tu mujer, y tus dos hijas que se hallan aquí, para que no perezcas en el castigo de la ciudad. Y deteniéndose él, los varones asieron de su mano, y de la mano de su mujer y de las manos de sus dos hijas, según la misericordia de Jehová para con él; y lo sacaron y lo pusieron fuera de la ciudad. Y cuando los hubieron llevado fuera, dijeron: Escapa por tu vida; no mires tras ti, ni pares en toda esta llanura; escapa al monte, no sea que perezcas.
Entonces la mujer de Lot miró atrás, a espaldas de él, y se volvió estatua de sal”.
Génesis 19:15-17,26

De la historia de Abraham, sus familiares y descendencia hay muchas lecciones que aprender. Hoy hablaremos un poco sobre el sobrino de Abraham, llamado Lot y sobre su familia. Conocemos porque la Biblia así lo dice que cuando Abraham salió de Ur, su sobrino Lot le acompaño. Sabemos también que en un determinado momento tuvieron que separarse debido a los problemas que tuvieron por razones de espacio, riquezas, ganado y disputas entre los siervos de Abraham y los de Lot. Siendo Abraham el que tenía la promesa de Dios, decidió por amor a la paz, que su sobrino escogiera el lugar donde quería habitar. Y observamos como Lot escogió lo que a sus ojos pareció muy bueno y hermoso. Tomó para él toda la llanura del Jordán.

Leer el resto de la entrada »

Las Lágrimas de cocodrilo no mueven la mano de Dios

Tema: “Las Lágrimas de cocodrilo no mueven la mano de Dios”

Texto: Salmos 51: 17

“Los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado;
Al corazón contrito y humillado no despreciarás tú, oh Dios”

Muchas veces hemos creído que por derramar miles de lagrimas, tirarnos al suelo y hacer uno que otro movimiento corporal o una acción emocional, moveremos la mano de Dios.

Recuerdo una frase que aprendí cuando niño y la aprendí participando en mi colegio en una obra teatral en donde teníamos que decir refranes y dichos, fue ahí donde se me quedo plasmada esta frase: “Lagrimas de cocodrilo”.

Veamos como es que se da este dicho: “Lagrimas de cocodrilo”, los cocodrilos son animales que lloran mucho. Sin embargo, a diferencia de los humanos éstos animales lloran por necesidad. Según un grupo de investigadores, el reptil tiene la necesidad de segregar lágrimas para mantener húmedos sus ojos. Es por eso que cuando sale del agua se lo ve llorando. Además, dichos animales lloran mientras comen, el hecho se da por que los cocodrilos tienen sus glándulas salivales muy cerca de sus lagrimales. Por esta razón cuando el animal mueve la mandíbula sus ojos segregan gotas.

Entonces al usar la frase: “Lagrimas de cocodrilo” se refiere a que no hay sinceridad en esas lágrimas, que son por pura necesidad o por llamar la atención y no salen de un corazón realmente quebrantado.

¿Cuántos de nosotros hemos tenido lágrimas de cocodrilo delante del Señor?, y es que esto es real, muchos de nosotros queremos mover la mano de Dios a base de emociones, creemos que por llorar y llorar y seguir llorando Dios tendrá compasión de nosotros y responderá nuestras peticiones.

Pero Dios va mas allá de una emoción exterior, A Dios no lo mueven las lagrimas, mas si estas son de cocodrilo, Dios se basa examinando tu interior, el salmista David lo describía de la siguiente manera: “Al corazón contrito y humillado no despreciarás tú, oh Dios”.

Y es que Dios ve tu corazón y las intenciones que hay en el, a Dios nadie lo puede engañar o burlar, el sabe muy bien cual es el propósito de tus lagrimas, si realmente nacen de un corazón contrito y humillado o si solamente son un show para tratar de dar lastima a Dios, para que talvez de esa forma el se apiade de ti y te de lo que quieres.

Leer el resto de la entrada »

Aprovechando las Oportunidades

Tema: “Aprovechando las Oportunidades”

Texto: Marcos 10: 46-52

“Entonces vinieron a Jericó; y al salir de Jericó él y sus discípulos y una gran multitud, Bartimeo el ciego, hijo de Timeo, estaba sentado junto al camino mendigando. Y oyendo que era Jesús nazareno, comenzó a dar voces y a decir: ¡Jesús, Hijo de David, ten misericordia de mí! Y muchos le reprendían para que callase, pero él clamaba mucho más: ¡Hijo de David, ten misericordia de mí! Entonces Jesús, deteniéndose, mandó llamarle; y llamaron al ciego, diciéndole: Ten confianza; levántate, te llama. El entonces, arrojando su capa, se levantó y vino a Jesús. Respondiendo Jesús, le dijo: ¿Qué quieres que te haga? Y el ciego le dijo: Maestro, que recobre la vista. Y Jesús le dijo: Vete, tu fe te ha salvado. Y en seguida recobró la vista, y seguía a Jesús en el camino”

Para Bartimeo era otro día mas, ese día en la mañana seguramente se despertó pensado en la hora de ir nuevamente a mendigar, ya tenia su lugar reservado junto al camino, no había nada que cambiaria el rumbo de su vida hasta ese momento, no había ningún probabilidad de que su vida cambiara drásticamente.

Pero en esos momentos en donde vemos todo como una rutina y en donde difícilmente el panorama cambiara, siempre aparece Jesús nazareno.

Bartimeo era ciego, pero tenia un buen oído, y seguramente ya había escuchado de los milagros que Jesús había hecho, el hecho de permanecer junto al camino le había permito enterarse del Poder sobrenatural de Jesús, por esa razón al escuchar a la gran multitud y mas aun al escuchar de que se trataba de Jesús ese del cual había escuchado muchas maravillas entendió que era la OPORTUNIDAD DE SU VIDA, por esa razón inmediatamente comenzó a dar voces y gritar: “¡Jesús, Hijo de David, ten misericordia de mí!”, seguramente algunos de nosotros en su puesto no hubiéramos gritado, sino que hubiéramos pensado: “¿Cómo un hombre como Jesús, se va a detener a escucharme?”, y es que muchos de nosotros nos sentimos limitados a la hora de clamar al Señor, ¿Será que estamos conformes con nuestro estado desastroso de espiritualidad?, ó ¿Qué realmente no queremos aprovechar las oportunidades que el Señor nos presenta?

Bartimeo daba voces repitiendo lo mismo: “¡Jesús, Hijo de David, ten misericordia de mí!”, la Palabra dice que muchos lo reprendían para que callase, pero EL CLAMABA MUCHO MAS. Que hermoso ejemplo de persistencia, pese a los comentarios quizá hasta denigrantes de los demás, no se detuvo, sino que al contrario, insistió más. Que lindo seria que cada uno de nosotros no desistiera de clamar a Dios y que pese a los comentarios negativos del enemigo, persistiéramos aun mas por conseguir nuestro objetivo.

Su persistencia dio fruto y es que Jesús al escuchar a un corazón sincero y necesitado no puede negarse, mando a llamarlo y le pregunto: “¿Qué quieres que te haga?”, no es que el Señor no supiera que era lo que Bartimeo necesitaba, sino que el desea escuchar de nuestra propia voz, cual es nuestra necesidad.

Ante la interrogante de Jesús, Bartimeo respondió: “el ciego le dijo: Maestro, que recobre la vista”. Lo que para Bartimeo comenzó como un día normal, común y corriente, poco a poco se fue convirtiendo en la OPORTUNIDAD DE SU VIDA, la cual no dejo pasar y por ello recibió su Milagro.

Si Bartimeo no hubiera aprovechado su oportunidad ni siquiera conociéramos de el, jamás se hubiese escrito este episodio bíblico, pues la fe y la persistencia por aprovechar su oportunidad lo hizo galardonador de estar en los cánones de la historia, ¿Cuándo de nosotros pagáramos por estar en los cánones de la historia?, pero eso no tiene un precio material, sino mas bien uno espiritual que se llama FE.

Este episodio bíblico termina de una forma fenomenal, ninguno de nosotros nos hubiésemos puesto a pensar de que un ciego que estaba junto al camino mendigando terminara versículos mas adelante siguiendo a Jesús por el camino y ya no sentando sobre el camino. “Y en seguida recobró la vista, y seguía a Jesús en el camino”.

Amado hermano, hay oportunidades en la vida que llegan muy pocas veces, cada uno de nosotros somos responsables si la aprovechamos o la dejamos ir, al igual que Bartimeo Dios quiere darte la oportunidad de conseguir lo que tanto anhelas, pero para ello necesitas la persistencia necesaria para no desmayar en tu objetivo de alcanzar tu tan anhelado sueño, por otra parte se necesita FE para poder creer que lo que un día se te prometió, se te cumplirá.

Leer el resto de la entrada »

Vuelvete a mi dice el Señor – Devocionales Cristianos

VUELVETE A MI DICE EL SEÑOR

Este día leí una historia sobre una mujer que tenia una hija muy linda, ellas eran muy pobres, se habían movido de su lugar de origen el cual era Rio de Janeiro en Brasil, pues al ver la situación en la que se encontraban su hija decidió volver a su país de origen y la madre tenia el temor de que ella se fuera por que sabia muy bien lo que iba a sucederle a su hija, y un día cuando regreso a su casa vio una nota en la cual su hija le decía que se había marchado en busca de un mejor futuro, la madre al enterarse de esa noticia junto todo el dinero que tenia y fue en busca de su única hija, la cual amaba mucho.

Al llegar a Rio de Janeiro comenzó la búsqueda de su hija y fue incansable pues ella recorrió todos los bares, todas las discotecas, en cada hotel, en cada restaurante, y en cada lugar en la que ella había ido a buscar a su hija dejaba una foto con su rostro y paso meses buscándola hasta que su dinero se acabo.

Un día su hija bajaba de las escaleras de un hotel junto con un hombre pues ella se había convertido en una prostituta, ella parecía que había envejecido unos 15 años, de repente vio una fotografía con el rostro de su madre y no lo podía creer pues al darle vuelta a la fotografía leyó lo siguiente: “no me importa en que te convertiste y no me importa que hiciste, por favor vuelve a casa”.

En esta hora Dios te dice lo mismo “no me importa en que te convertiste y no me importa que hiciste, por favor vuelve a casa” mi hijo ya pago el precio en la cruz del calvario, ya te perdone, eres mi hijo amado, te acepto tal y como eres.

Y es que Dios es tan lindo que se olvida de todo lo malo que pudiéramos haber hecho, de ese pecado inmundo que hayamos cometido, pues El no desprecia a un corazón sincero, contrito y humillado cuando lo busca.

Dios te esta esperando hoy con los brazos abiertos y te dice en este día “YO TE AMO SIN CONDICIONES, VEN A MI”

1 Juan 2:1
Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el padre, a Jesucristo el justo.

Autora: Paty Abrego