Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

El gozo de Dios – Temas Devocionales

El gozo de Dios

“Éste es el día en que el Señor actuó; regocijémonos y alegrémonos en él.“

Salmos 118:24 (Nueva Versión Internacional).

En una ocasión me encontraba “cabizbajo”(desanimado, con apatía etc.) En eso comencé a imaginar que tenía un dialogo con el SEÑOR, en el cual Él me hizo saber que el problema estaba en mi interior. Y te voy a compartir ese dialogó imaginario que tuve con mi Dios:

-Te he hecho libre para vivir, regocíjate que ya ha acabado tu búsqueda. Qué puede ser eso que ansías, sí ya lo tienes. Mira dónde estás hoy y todo lo que has recibido. Me has visto en el sol y aún dudas. Vive cada día como una aventura y entrégame ya todos tus afanes.

Leer el resto de la entrada »

Reflexiones Cristianas – Deléitate en Jehová

Deléitate en Jehová

Para nuestras limitadas mentes es complicado entender que cuando decidimos deleitarnos en el Señor, y olvidar toda inquietud de nuestras vidas, Él obra. Haciendo mucho más de lo que esperábamos. Pero es así cómo se vive el reino de Dios.

Cada vez que escogemos mirar el tamaño de nuestros problemas, olvidando el Poder y Soberano de nuestro Dios, estamos desperdiciando el favor de aquél cuyo trono jamás se moverá. Pero al contrario, cada vez que confiamos en su benignidad y decidimos soltar aquel asunto que nos atormenta, al poco tiempo Él obra mostrándonos la pequeñez de aquello que para Él siempre fue insignificante.

Leer el resto de la entrada »

¡Toma agua!

¡TOMA AGUA!

toma agua ¨Mas el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna.¨

Juan 4:14 (RVR1960).

Si bien es cierto, sin agua no se puede vivir, es un elemento tan fundamental en nuestra vida pues   para todas las labores diarias la  necesitamos. Nuestro señor Jesús es nuestra fuente de agua viva, y El nos promete que si bebemos de esa agua jamás tendremos sed, porque es fuente inagotable.

¨Y toda alma viviente que nadare por dondequiera que entraren estos dos ríos, vivirá; y habrá muchísimos peces por haber entrado allá estas aguas, y recibirán sanidad; y vivirá todo lo que entrare en este río. Y junto a él estarán los pescadores, y desde En-gadi hasta En-eglaim será su tendedero de redes; y por sus especies serán los peces tan numerosos como los peces del Mar Grande. ¨ Ezequiel 47: 9-10  (RVR1960).

Leer el resto de la entrada »

Amor de siempre

AMOR DE SIEMPRE

amor de siempre“Porque a mis ojos fuiste de gran estima, fuiste honorable, y yo te amé; daré, pues, hombres por ti, y naciones por tu vida.” Isaías 43:4 RVR1960

Hoy quiero recordarte algo que quizás con los afanes de la vida y con cosas vanas has olvidado: ERES DE GRAN ESTIMA PARA DIOS. El siempre ha estado dispuesto a entregarlo todo por ti, a nunca abandonarte por más que a veces no merezcas que ÉL permanezca a tu lado, por más que tu le falles dice su palabra que sus misericordias son nuevas cada mañana. El Señor nos ama tanto que aún entregó su vida por nosotros, no escatimó nada porque nos ama con todo su ser que es inmenso, su amor no tiene comparación.

“Pero ustedes son linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo que pertenece a Dios, para que proclamen las obras maravillosas de aquel que los llamó de las tinieblas a su luz admirable.”  1 Pedro 2:9 (Nueva Versión Internacional).

Leer el resto de la entrada »

Voy a enfrentar, me voy a mostrar, no me voy a esconder

Voy a enfrentar, me voy a mostrar, no me voy a esconder

me voy a mostrarAdán y Eva cuando conocieron el mal, percibieron que estaban desnudos y se escondieron, y Dios le dijo a Adán: “¿quién te enseñó que estabas desnudo, acaso comiste del árbol?”. Adán echó culpas: “yo no te pedí, a esta mujer”. Eva fue más viva ella dijo: “la serpiente me engañó”, no dijo: “yo decidí pecar”. Echamos culpas cuando decimos: “vivo lejos, no me dejan crecer, me manipulan”  ¡tenemos que dejar de echar culpas!

Emociones que tuvieron Adán y Eva:

Culpa: hay dos maneras de enfrentar la culpa, una es la actitud infantil y la otra la actitud madura. Por ejemplo: si le grito a mi hijo o hago algo que está mal, la actitud infantil sería sentirme mal, llorar, torturarme, castigarme o pedir perdón a la ligera y listo. En cambio, la actitud adulta sería: Si le grito a mi hijo, me siento mal, le pido disculpas y corrijo mi conducta mirando hacia adelante. Otro ejemplo: paso el semáforo en rojo; me siento mal, pago la multa y listo. Esa sería una actitud infantil. Una actitud adulta sería: Paso el semáforo en rojo, me siento mal, pago la multa y corrijo mi conducta hacia adelante. Por eso Jesús le dijo a una mujer que había cometido un error cuando la perdonó “vete y no peques más”.

Leer el resto de la entrada »

Página 1 de 23412345...1015202530...Última »