Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Decisión

Decisión

La vida está llena de decisiones, decisiones de todo tipo, desde que nos despertamos, hasta la hora de dormir por la noche. Decidimos desde la ropa que nos pondremos, los alimentos que comeremos y los horarios que tomaremos para cada cosa en el día. Somos nosotros lo que simplemente decidimos cada cosa que hacemos por buena o mala que sea.

Dios nos doto a todos con la capacidad de decidir por nosotros mismos cada cosa, lastimosamente la mayoría de veces decidimos mal, dejados llevar por lo que nos parece a simple vista mejor o más cómodo.

Hay momentos en la vida en donde sentimos que por más que queremos no podemos dejar de hacer aquello que tanto dolor nos causa. Pensamos que somos incapaces de dejar de hacer eso que tanta vergüenza nos trae, creemos que casi es imposible dejar de hacer, sentir o pensar en eso que lo único que trae es tristeza a nuestra vida y frustración.

Los últimos días Dios ha estado hablando a mi corazón, diciéndome y haciéndome sentir que hay cosas en nuestra vida que se pueden resolver con tan sola una DECISIÓN.

Leer el resto de la entrada »

Volviendo a los inicios

Volviendo a los inicios

Tus primeros días como hijo de Dios eran como de ensueño, había dentro de ti un amor que nunca habías experimentado, todo era nuevo y estabas hambriento de la verdad.

Escuchabas cada palabra como que fuera la última que ibas a escuchar, tus oídos atentos a la voz de Dios, tus ojos brillaban como los de un niño lleno de felicidad, por fin habías encontrado algo para lo que habías nacido, lo tuyo era estar cerca del Señor.

Tú corazón era sencillo, había una humildad en ti para aprender que se hacía muy fácil enseñarte.

Pronto nació en ti el deseo de agradecer a Dios por lo que estaba haciendo en tu vida y tuviste la brillante idea de comenzar a servir. No te importaba que área fuera, tú querías hacer algo para el Señor, así fuera hacer cualquier cosa, pues había dentro de ti un agradecimiento que necesitaba expresarse y que mejor forma que a través del servicio.

Tú vida era totalmente nueva, leías la Palabra y te alimentabas, escuchabas las predicaciones y el Espíritu Santo te redargüía, llorabas al ser Ministrado por Dios, sonreías al ver como Dios se encontraba contigo, comenzaste a forjar un habito de oración, ese lugar para encontrarse con Dios se convirtió en tu base secreta, tuviste encuentros hermosos con Dios allí.

Leer el resto de la entrada »

Reflexiones Cristianas – Cierra tu Pasado

Cierra tu Pasado

Dios le dijo a Josué: ““Mi siervo Moisés ha muerto; ahora, pues, levántate y pasa este Jordán, tú y todo este pueblo, a la tierra que yo les doy a los hijos de Israel”.

Josué 1:2

Fue un golpe muy duro para Josué perder a su líder, a su mentor, a su guía, a su padre espiritual; pero para poder llegar a la meta que Dios tenía para él, tendría que aprender a superar el dolor. Hay personas que siguen atadas al pasado aunque el presente se les vislumbra prometedor; les cuesta cerrar el pasado. Dios le hablo claro a Josué: “Mi Siervo Moisés ha muerto; ahora, pues, levántate y pasa este Jordán” como diciéndole: seca tus lagrimas, no te dejes abrumar, no debes abatirte por la tristeza pues todavía hay trabajo que hacer.

Leer el resto de la entrada »

¿Cómo esta tu compromiso de Santidad? – Reflexión

Tema: “¿Cómo esta tu compromiso de Santidad?”

Texto: 2 Corintios 7:1

“Así que, amados, puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios”

Hace algunos años cuando por primera vez escuche esa alabanza interpretada por Jesús Adrián Romero que se titula: “Hacemos hoy”, recuerdo que toco mi corazón de una forma especial y me motivo a vivir en santidad.

La letra de la alabanza dice: “Hacemos hoy, ante tu altar, un compromiso de vivir en santidad”, realmente el anhelo de nuestro corazón tiene que ser ese, el tratar por todos los medios posibles de vivir en santidad.

El hecho de no ser perfectos no significa licencia para pecar, pues muchos se excusan en que nadie es perfecto y por eso permiten que el pecado haga presa de ellos.

Si bien es cierto ninguno de nosotros somos perfectos, eso no quiere decir que debamos recibir al pecado con los brazos abiertos, por el simple hecho de que somos imperfectos y fallamos. Una cosa es fallar y otra cosa es acostumbrarse a fallar continuamente, poniendo como excusas la debilidad humana o cualquier otra semejante.

Leer el resto de la entrada »

Lo difícil no es obtener un 10, Lo difícil es mantener ese 10

Tema: “Lo difícil no es obtener un 10, Lo difícil es mantener ese 10″

Texto: San Mateo 26: 41

“Velad y orad, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil”.

Cuando apenas estaba en el colegio recuerdo que siempre nos inculcaron el estudiar mucho y el obtener las mejores calificaciones.

Estudie en uno de los colegios mas reconocidos de mi ciudad llamado Colegio La Fe, reconocido porque su enseñanza era de primer nivel, puedo decir que gracias a su enseñanza hoy en día mi ortografía no es mala.

Aun recuerdo esos días de colegio cuando el estudiar era una competencia y en donde sacar las mejores calificaciones era una necesidad para no quedar atrás de los demás. Sinceramente en ningún otro lugar donde estudie vi tanto esmero por ser de los mejores como en el Colegio La Fe, tenia mas de treinta compañeros y todos eran muy buenos para estudiar, sacarse uno de los primeros tres lugares al final del año era un reto muy difícil si tomábamos en cuenta que todos tenían un gran nivel de estudio y sus notas reflejaban su interés por ser los mejores.

Pero lo difícil de mi grupo no era sacarse un 10, lo difícil era mantener todo el año ese 10 para tratar de ser de los mejores al final del año y obtener un galardón.

Así mismo es en la vida cristiana, lo difícil de la vida cristiana no es llegar a un nivel alto de espiritualidad, sino mantener siempre ese nivel.

En mi vida he conocido a cientos de personas que un día estuvieron en un gran nivel espiritual, llevando una vida agradable a Dios, alejados del pecado y consagrados para el servicio del Señor, pero luego de unos cuantos años desaparecen del mapa, algunos ahora con un nivel muy bajo de deseo de querer agradar a Dios y otros muchos alejados completamente del Señor.

Y es que en la vida cristiana todo es volátil como la gasolina, por eso necesitamos cada día seguir en el mismo ritmo, eso quiere decir que tenemos que mantener el mismo ritmo de oración, el mismo ritmo de lectura de la Palabra, el mismo ritmo de servicio, en fin, en el mismo ritmo de todo lo que tenga que ver con el hecho de alimentarnos espiritualmente para no bajar la guardia.

Quizá en algún momento de tu vida cristiana llegaste a sacarte un 10 en santidad, pero ¿Qué nota tendrás hoy?, ¿Será que ese 10 se ha mantenido?, ó ¿Será que actualmente estaremos reprobados?

Leer el resto de la entrada »

Página 1 de 212