Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡Los ocupados al servicio de Dios!

¡LOS OCUPADOS AL SERVICIO DE DIOS!

los ocupadosSALMOS 78: 70- 72

INTRODUCCIÓN: cuantas veces hemos dicho “yo no le sirvo a Dios, no estoy en el ministerio, no tengo cargo en la iglesia, no estoy involucrado en los asuntos de la obra del Señor porque no tengo tiempo, mi trabajo, responsabilidades, labores y tareas diarias no me lo permiten”. En otras palabras “ESTOY MUY OCUPADO”. Como queriendo decir: “los que no hacen nada y están desocupados que se dediquen al ministerio, a la obra de Dios y al servicio cristiano”. ¡Qué mentalidad tan pobre! Pensando en esto y para crear conciencia en ellos estudiaremos a la luz de Palabra de Dios algunos ejemplos de personajes que Dios llamó, escogió para encomendarles alguna misión, encargarles una labor ministerial o realizar un trabajo para Él y Su pueblo; estando ellos precisamente “OCUPADOS” y dedicados a sus labores seculares y responsabilidades. Veamos

1.     MOISÉS (ÉXODO 3:1-22): Cuando Dios se le apareció y llamó a Moisés (sacado de las aguas) para encomendarle la misión de liberar a Su pueblo Israel de las manos del Faraón, de Egipto y de los egipcios ¿Dónde estaba? ¿Qué estaba haciendo? ¿En qué estaba ocupado? ¿A qué se dedicaba? ¿Qué labor estaba realizando?

Leer el resto de la entrada »

Si Dios te llama, es porque Él te respaldará

Si Dios te llama, es porque Él te respaldará

Conozco muchas personas que al ser preguntados del porque no le sirven a Dios en alguna área dicen: “Es que no me siento totalmente capaz”, “Es que siento que tengo que mejorar esto o aquello”, “Es que considero que no tengo grandes talentos”.

Cada una de estas excusas, porque lo son, no tienen un fundamento valedero delante de los ojos de Dios, porque ¿Quién esta preparado totalmente para hacer algo para Dios? ó ¿Quién tiene “grandes” talentos para hacerlo?

A través de la Biblia se puede ver que Dios utilizo a personas comunes, normales, sin grandes cualidades o enormes talentos, la mayoría de ellos no eran eruditos de la Biblia, no eran escribas que se sabían toda la ley o no eran personas con grandes grados académicos o con muchos diplomas de cursos bíblicos, misioneros, evangelísticos o pastorales. La gran mayoría de siervos que Dios uso para su obra, fueron preparados por Dios mismo.

Por ejemplo, Moisés era conocido por tener un temperamento fuerte a tal punto que en un enojo mato a un soldado egipcio y tuvo que huir para no ser atrapado y posiblemente muerto también. Dios lo llevo al desierto en donde paso cuarenta años antes de que Dios lo llamara para utilizarlo como libertador de su pueblo, en ese tiempo la Biblia dice de Moisés: “Y aquel varón Moisés era muy manso, más que todos los hombres que había sobre la tierra” Números 12:3 (Reina-Valera 1960). En ese proceso en el desierto, Dios había trabajado en el carácter de Moisés para dejarlo a punto para que pudiera ser útil en la obra que Él necesitaba.

Leer el resto de la entrada »

Dios no busca gente especial

Dios no busca gente especial

A veces creemos que tenemos que llenar cierta cantidad de requisitos como para que Dios nos tome en cuenta para realizar determinada tarea.

Yo veo a través de la Biblia hombres y mujeres que no tenían nada de especial, no tenían cualidades especiales que les hicieran merecerse ser usados por Dios, de hecho la mayoría de ellos eran personas normales como nosotros, con sus virtudes sí, pero con muchos defectos, sin embargo Dios no busca personas especiales para llevar a cabo su obra, sino que Él los hace especiales.

Por ejemplo:

Un Abraham de muy avanzada edad elegido especialmente para que por medio de el Dios levantara a un pueblo suyo. Un Jacob que toda su vida usurpo lo que no era suyo, pero Dios lo transforma y lo llama por primera vez como “Israel”. Un Moisés con un carácter impulsivo que asesino a un egipcio, Dios lo lleva al desierto y lo convierte en el hombre mas manso sobre la faz de la tierra, ideal para ser el caudillo que libertaria a su pueblo de la esclavitud egipcia.

Leer el resto de la entrada »

A Dios no se le escapa lo que haces para Él

A Dios no se le escapa lo que haces para Él

En muchas ocasiones creemos que lo que hacemos no tiene un gran valor, quizá porque nadie se da cuenta de lo que hiciste con tanto esfuerzo o quizá porque no recibiste ni una sola felicitación por la obra que llevaste a cabo.

Y es que vivimos en un mundo hoy en día en donde ya no se suele reconocer el trabajo, el esfuerzo o la dedicación que alguien tenga para realizar determinado trabajo. Estamos tan acostumbrados a una rutina y a veces pareciéramos maquinas que hacemos todo por pura programación.

Esta mañana al pedirle a Dios que me diera un tema para escribir, Él ponía en mi corazón que hay muchas personas que están realizando un trabajo para el Señor y que no están siendo reconocidos, pero al mismo tiempo sentía en mi corazón que Él quería que supieras que tu trabajo no es en vano y que Él esta observando tu esfuerzo.

Y es que eso es lo lindo de trabajar para el Señor, que todo lo que haces tiene un valor especial para Él, porque Él si lo valora, porque Él si te ve y seguramente te recompensara por tu esfuerzo.

Leer el resto de la entrada »

¡Verdades del Servicio Cristiano! – Parte 1

¡VERDADES DEL SERVICIO CRISTIANO! (I)

MALAQUÍAS 3: 18

INTRODUCCIÓN: A continuación estudiaremos este tema usando varios textos y pasajes bíblicos; que nos ayudarán a entender eficazmente cómo, quiénes y por qué debemos involucrarnos en el servicio a Dios y a su obra. Veámoslo.

1.       SERVIRLE SIN PEROS Y SIN EXCUSAS.

Cuando Dios llamó a MOISÉS, él instantáneamente pensó en cinco razones y objeciones por lo cual no podía (según él) sacar y dirigir al pueblo de Israel o pueblo de Dios y que al mismo tiempo se convirtieron en sus grandes excusas. Pero no pudo convencer a Dios de exonerarlo de esta responsabilidad, misión y trabajo por mucho que trató en hacerlo con sus excusas, que analizaremos seguidamente. Al contrario Dios siempre tenía una respuesta contundente y categórica para su siervo Moisés; con el propósito de persuadirlo a aceptar la misión que le había encomendado. ¿Cuáles fueron esas excusas y objeciones?

¿Quién soy yo? (Éxodo 3: 11): aquí Moisés luchaba con su identidad e insuficiencia. No se sentía calificado y a lo mejor pensó que Dios había escogido al hombre o líder equivocado; creyéndose indigno de tal honor. Cree que le falta coraje y talento y que por lo tanto pensaba que no estaba capacitado y preparado (según él) para sacar a los hijos de Israel de Egipto que estaban desarmados, indisciplinados y desanimados completamente.

Leer el resto de la entrada »

Página 1 de 512345