Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Vergüenza: La mentira del diablo

Vergüenza: La mentira del diablo

VerguenzaLa voluntad de Dios es que cada uno de nosotros lo busquemos diariamente, que lo hagamos el centro de nuestra vida y que diariamente reconozcamos nuestra necesidad inmediata de Él. Sin embargo a diferencia de Dios el enemigo de nuestras almas quiero totalmente lo contrario, por lo que usará cualquier medio que se le presente para hacer que te alejes de Dios y una de sus formulas favoritas es: La vergüenza.

Cuando me refiero a la vergüenza en especial me quiero referir al sentimiento o reacción que nos provoca el haber fallado a Dios independientemente de la forma que le hayamos hecho. Y es que sentir vergüenza es aquella sensación que nos quiere evitar el acercarnos a Dios o pedirle perdón porque esa misma sensación nos hace sentir, sucios, hipócritas, malos, etc. Por lo cual nos da esa vergüenza de ir “nuevamente” a pedir perdón a Dios quizá por lo mismo que ya en innumerables veces le hemos pedido.

Leer el resto de la entrada »

Reconócelo, necesitas de Dios

Reconócelo, necesitas de Dios

Hoy quiero escribir especialmente para aquellos que por uno u otro motivo se han alejado de Dios, y cuando hablo de alejado de Dios no necesariamente que hayan dejado de ir a la Iglesia o hayan dejado de servir, porque puedes hacer esas cosas y otras y puedes estar alejado de Dios.

¿Recuerdas cuando Cristo te llamo?, si, andabas perdido por el mundo, sin encontrar un sentido verdadero a tu vida, tratabas de llenar un vacío en tu corazón con diferentes cosas y nada podría satisfacer esa necesidad que existía en ti.

El día que le entregaste tu vida a Dios comenzó en ti un milagro sorprendente, Dios comenzó a transformarte, sin necesidad de que te obligaran tu pusiste todo de tu parte, cada cosa nueva era con pan caliente para ti, te alimentabas y buscabas más, adorabas a Dios derramando toda tu vida a sus pies, escuchabas su Palabra con una disposición tan grande que Dios siempre hablaba a tu vida.

¡Ahora sí! ¡Por fin habías encontrado lo que tanto buscabas!, habías encontrado en Dios todo lo que te hacia falta, te sentías plenamente completo y feliz, como consecuencia de tu gran amor por Dios y tu enorme agradecimiento hacia Él, comenzaste a servir y descubriste capacidades y talentos en ti que ni sabias que tenias, pero que Dios si lo sabia porque Él mismo los había colocado en tu vida.

Leer el resto de la entrada »

Compasión

Compasión

A veces vivimos en medio de una pueblo cristiano que no conoce o no utiliza la palabra compasión. Estamos tan acostumbrados a ser duros con las personas, a darle la espalda a los que pecan y son descubiertos, a desechar a aquellos que ya no nos son útiles y convertimos sin darnos cuenta el cristianismo en “club exclusivo para perfectos”.

Yo no soy perfecto, pero si soy perdonado y estoy siendo transformado cada día de mi vida y esa obra que Dios comenzó cuando le abrí mi corazón terminara el día en el que Él venga por nosotros.

Siendo sincero a mi me costo mucho poner en practica la palabra compasión, crecí en un ambiente cristiano en donde me exigían sin que se viera como tal, que fuera perfecto en todo, en mi manera de vestir, de hablar, de comportarme y hasta de peinarme el cabello, era una insistencia tal que al ver que otros no cumplían con dichos requisitos tendía a pensar que no eran cristianos o que no habían tenido un encuentro real con Dios.

Fui muy duro con algunas personas que “no daban la talla”, según yo, hoy en día me doy cuenta lo equivocado que estaba, lo duro que fui sin tener razón alguna para serlo y los errores que cometí pensando en su momento que hacia lo correcto.

Leer el resto de la entrada »

Pensando en volver a tu antigua vida

Pensando en volver a tu antigua vida

A veces se nos olvida que somos peregrinos en este mundo, que nuestra ciudadanía no es terrenal sino celestial. (Filipenses 3:20)

Se supone que cuando permitimos que Jesús entrara en nuestro corazón renunciamos a nuestra vieja manera de vivir, comenzando así un proceso que durara hasta que Cristo venga o hasta el día que partamos de este mundo. Pero lastimosamente en muchas ocasiones después de haber abandonado el mundo, seguimos viendo de reojo lo que allí sucede y deseando en ocasiones ser parte de el.

Cuando Dios advirtió a Lot sobre que iba a destruir Sodoma y Gomorra le dio instrucciones especificas de NO VOLVER A VER HACIA ATRÁS, de escapar por su vida. De todos es conocido que la esposa de Lot echo un vistazo a lo que estaba dejando y se convirtió instantáneamente en una estatua de sal: “Entonces la mujer de Lot miró atrás, a espaldas de él, y se volvió estatua de sal.” Génesis 19:26 (Reina-Valera 1960).

Cuando Dios nos saca de un lugar de perdición lo menos que Él quiere es que volvamos a ver hacia atrás o que deseemos lo que allá hacíamos o peor aun amemos lo que antes hacíamos o teníamos.

Leer el resto de la entrada »

Siento que no soy el mismo

Siento que no soy el mismo

En ocasiones hemos percibido que por más esfuerzo que hacemos por volver al mismo “nivel” que un día tuvimos hablándolo en sentido espiritual, simplemente no podemos o fallamos en nuestro intento.

Quizá en algún momento de tu vida consideraste que el nivel espiritual que tenías era el perfecto, pero por diferentes situaciones o circunstancias que te ha tocado vivir sientes que ya no eres el mismo, quisieras volver a ser el  de antes, pero por alguna razón aunque intentas sientes que no lo logras.

Y es que el evaluar distintos episodios de nuestra vida nos lleva muchas veces a comparar y darnos cuenta que en algún momento perdimos quizá aquel deseo de agradar a Dios a totalidad, o aquel deseo de servirle con todas nuestras fuerzas.

Conozco muchas personas que un día tuvieron sueños muy hermosos en el Señor, pero que con el transcurrir de los años se fueron olvidando de ellos o el mismo hecho de descuidarse espiritualmente les hizo creer que aquellos sueños que un día tuvieron no se lograrían nunca.

Leer el resto de la entrada »

Página 1 de 41234