Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Reflexiones – Enderezando cuadros mientras la casa arde

Enderezando cuadros mientras la casa arde

La escritora cristiana Carrie Ten Boom halló la manera dramática de ilustrar lo que muchas veces hacemos de nuestras vidas sin darnos cuenta. En realidad, ella hablaba de otra cosa, pero la ilustración me pareció válida para este mensaje.

Conocí a una persona que con inusitada frecuencia estaba afrontando conflictos, desgracias e infortunios en su vida. El robo de las máquinas de trabajo de sus hijos, un incendio en su casa, un choque que dejó su automóvil completamente inservible, y una relación con una pareja que le dio dos hijos pero luego de unos pocos años tuvo un amargo final, entre otras cosas. Cualquiera diría “demasiado en tan poco tiempo”. Otro, tal vez diga: “mala suerte”.

Quien esto escribe, y habiendo conocido a esta persona durante al menos unos diez años, obviamente no está en condiciones de dilucidar el motivo de cada una de las desafortunadas situaciones. Lo cierto es que ninguno de nosotros tenemos un “certificado de garantía” ni una “póliza” extendida a nuestro favor que nos diga a ciencia cierta que siempre vamos a gozar de bonanza en esta vida y que siempre vamos a obtener el éxito en cada proyecto que emprendamos. De hecho los tropiezos y los fracasos existen y son parte de nuestra vida, al igual que alguno de estos infortunios puede estar aguardándonos a la vuelta de cualquier esquina sin que podamos advertirlos con anticipación.

Leer el resto de la entrada »

Devocional – No te presentes con manos vacías

NO TE PRESENTES CON MANOS VACÍAS

manos-vacias“¿Con qué me presentaré ante Jehová, y adoraré al Dios Altísimo?”

Miqueas 6:6

Anoche una ancianita llegó al servicio de la noche tarde, pero llamó mi atención que aunque ya habían recogido la ofrenda, ella no dejó de dar su ofrenda. Ella no se llevó su ofrenda nuevamente a su casa, dejó lo que llevaba. Inmediatamente pasó por mi mente un fragmento del himno de René González que dice: “no me presentaré con manos vacías porque abundante estoy de gracia y amor”.

Leer el resto de la entrada »

Devocional Diario – Deja tus cargas

Deja tus cargas

“Mi amigo, te aconsejo que pongas en manos de Dios todo lo que te preocupa; ¡el te dará su apoyo! ¡Dios nunca deja fracasar a los que lo obedecen! ¡Por eso siempre confió en el!”

Salmos 55:22 (v. actual)

Quiero compartir con ustedes una situación que n este tiempo ha sido de mucha bendición y sostén para mi vida.

Un conferencista hablaba sobre el manejo de la tensión. Levanto un vaso con agua y pregunto al auditorio:

-¿Cuánto creen ustedes que pesa este vaco con agua?

Las preguntas variaron entre 20 y 500 gramos.

Entonces el c conferencista comento:

- No importa el peso absoluto. Depende de cuánto tiempo voy a sostenerlo.
Si lo sostengo un minuto, no pasa nada. Si lo sostengo durante una hora, tendré un dolor en mi brazo.

Leer el resto de la entrada »

El llamado – Reflexiones Cristianas

El llamado

Hace unos pocos días, mi esposa halló entre unas viejas carpetas que había dejado mi madre entre sus efectos personales, una composición que yo había escrito cuando tan sólo tenía seis años de edad, cuando apenas había aprendido a leer y escribir. La hoja, escrita a lápiz, el papel viejo y amarillento por el tiempo –poco más de cuarenta años– aún se lee con claridad. Me emocioné mucho cuando esa tarde llegué del trabajo y mi esposa y mi hija me presentaron con alegría el hallazgo. La sencilla redacción de aquel niñito de seis años que un día fui, tenía sentido, argumento, consistencia, sorprendente coherencia. Pero por sobre todas las cosas, y hoy escribo esto con lágrimas en los ojos y profunda emoción, no me quedó ninguna duda dentro de mi corazón que a través de esto, el Señor me estaba comunicando una certeza que hace mucho tiempo buscaba con anhelo. Soy escritor. El Señor me ha llamado a escribir para su honra y gloria.

A menudo veo jóvenes y adultos sin una ocupación fija en las iglesias, sólo asistiendo a los servicios, pero rara vez sirviendo. No es que no quieran hacerlo. Es que no saben con claridad para qué sirven en la Obra del Señor.

Recuerdo que poco tiempo después de haber sido bautizado, el pastor me pidió que leyera una porción de las Escrituras ante la congregación en el culto de la noche. ¡Qué emoción! Después de bajar del púlpito me sentí otra persona.

Leer el resto de la entrada »

Reflexiones – La Integridad: Desafío al Creyente

La Integridad: Desafío al Creyente

Podríamos que la integridad esta adherida a nuestro carácter. Una persona íntegra es una persona de principios, de palabra, de fiar; que no elude su responsabilidad. Sin sombras en su conciencia, coherente, auto disciplinado y por consiguiente que no anda en corrupciones morales. Son aquellas características que nos hacen efectivos y genuinos ante Dios y ante los que nos rodean.

En el mundo actual cualquiera que sabe que usted es creyente automáticamente supone que usted es integro. ¿Sabe usted por qué? Porque la mayoría de la gente sabe que Dios nos hizo linaje escogido, real sacerdocio, nación santa; ¡hemos sido llamados a ser diferentes! Se supone que el cristiano no tenga planes secretos, ni se entregue a la politiquería, ni a la manipulación, ni tenga dobles agendas, ni esqueletos en el closet. Recordemos que un verdadero creyente no se caracteriza por lo que dice sino por lo que hace y que una persona con integridad es lo mismo en privado que en público.

La Biblia contiene múltiples citas bíblicas relacionadas a la integridad; sin embargo me llama la atención esta expresión del Apóstol Pablo: 2 Corintios 1:12 “Porque nuestra gloria es esta: el testimonio de nuestra conciencia, que con sencillez y sinceridad de Dios, no con sabiduría humana, sino con la gracia de Dios, nos hemos conducido en el mundo, y mucho más con vosotros”. La vida del Apóstol Pablo era un libro abierto, no tenía nada que ocultar. Hoy en día existen muchos predicadores que no son íntegros y hacen mucho daño a la obra de Cristo. Muchos evangelistas se han aprovechado de su influencia con la gente para obtener “ganancias deshonestas” y aun para engañar a mucho pueblo. Pablo en otra de sus cartas escribió: “Antes bien renunciamos a lo oculto y vergonzoso, no andando con astucia, ni adulterando la palabra de Dios, sino por la manifestación de la verdad recomendándonos a toda conciencia humana delante de Dios”. El Apóstol nunca adoptó técnicas del mundo, sino expuso la gracia de Dios con sencillez y honestidad del corazón. 

Leer el resto de la entrada »