Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Cansado de ser el mismo

Cansado de ser el mismo

Isaac tomo por mujer a Rebeca, pero Rebeca era estéril, no podía concebir hijos, sin embargo Isaac oro a Dios y el Señor le concedió su petición, por lo que Rebeca quedo embarazada y tuvieron unos gemelos llamados Esaú y Jacob, la Biblia cuenta que desde el vientre estos dos hermanos peleaban(Génesis 25:22), sin embargo Dios le hablo a Rebeca y le dijo:  “y le respondió Jehová: Dos naciones hay en tu seno, Y dos pueblos serán divididos desde tus entrañas; El un pueblo será más fuerte que el otro pueblo, Y el mayor servirá al menor.” Génesis 25:23.

Desde el mismo nacimiento estos dos gemelos traían consigo algunos detalles, por ejemplo, el primero en nacer fue Esaú, sin embargo tomado del talón de Esaú venia Jacob, quien de alguna forma se tomo del  talón de su hermano al nacer, algo fuera de lo normal.

La mayoría de personas hemos escuchado que el nombre de Jacob significa: “Usurpador”, pero realmente es difícil pensar que unos padres le pondrían “Usurpador” a su hijo, el significado real del nombre Jacob es: “Sostenido por el talón” o “El que toma del talón”, pero su vida, sus hechos, lo que hizo, lo llevo a merecerse el sobrenombre de “Usurpador”.

Leer el resto de la entrada »

Caminando en medio del mar

Caminando en medio del mar

La mayoría de nosotros esperamos milagros de Dios en nuestra vida, nuestra familia o en personas a quienes estimamos. Estoy seguro que una gran parte de los que ahora me leen tienen una petición de esas que creemos casi imposibles y que solo esta en las manos de Dios cumplirla.

Y es que a veces queremos que Dios haga todo el trabajo, sin darnos cuenta que en ocasiones, Dios proveerá los medios para llevar a cabo ese milagro que esperamos, pero dependerá de nosotros el dar los pasos necesarios para que ese milagro se concrete.

Y es que el valor y la fe que mostremos serán de gran ayuda para ver lo que para nosotros era imposible de ver.

Cuando Moisés saco a los israelitas de Egipto, poco después Faraón envió a su ejercito tras ellos para traerlos devuelta como esclavos. Cuando los israelitas vieron que el ejercito egipcio se acercaba, comenzaron a quejarse contra Moisés diciéndole el porque los había traído, que era mejor ser esclavos en Egipto que cadáveres en el desierto.

Leer el resto de la entrada »

Miedo al fracaso

Miedo al fracaso

Muchos de nosotros en más de alguna ocasión hemos tenido miedo al fracaso. Es ese sentimiento de disconformidad que existe en dentro de nuestro ser, que nos hace temer al resultado negativo de lo que queremos o estamos emprendiendo.

En muchas otras ocasiones quizá hemos tenido miedo de lo que pasara en nuestra vida, quizá porque hemos estado orando por algo en especial y aun no hemos visto una respuesta a lo que desde hace mucho tiempo esperamos.

El miedo no es algo nuevo, fue de las primeras emociones o sentimientos que se reflejaron en la vida del hombre. Cuando Adán y Eva desobedecieron a Dios se escondieron de su presencia, y cuando Dios le pregunto dónde estaba, Adán respondió: “El hombre contestó: —Te oí caminando por el huerto, así que me escondí. Tuve miedo porque estaba desnudo.” Génesis 3:10 (Nueva Traducción Viviente).

El miedo es hasta cierto punto normal, miedo a malos resultados, miedo a no recibir lo que esperamos, miedo a morir a pesar que sabemos que si morimos somos del Señor y tenemos una vida eterna esperándonos, sin embargo por algún razón tenemos la facilidad de sentir miedo a diferentes situaciones de la vida.

La Biblia narra un episodio único, en donde Jesús sube a una barca junto a sus discípulos después de predicar a multitudes, entonces dice la Biblia: “Pronto se desató una tormenta feroz y olas violentas entraban en la barca, la cual empezó a llenarse de agua.” Marcos 4:37 (Nueva Traducción Viviente).

Leer el resto de la entrada »

Viviendo en el espíritu – Reflexiones

VIVIENDO EN EL ESPÍRITU

Cita Bíblica: Isaías 58:13-14

Por favor cambia tu mente a la forma de la de un niño, para que puedas entender la Palabra que Dios tiene para ti hoy.

Todos los que queremos seguir a Cristo tenemos nuestras luchas contra la carne. Para algunos las luchas son contra la ira y el enojo, otros luchan contra el temor y la inseguridad, otros contra la duda; pero lo importante no es la lucha en sí sino el resultado de la misma, pues es el resultado de esa batalla lo que nos identificará como cristianos vencedores o como incrédulos perdedores.

En mi iglesia se va a realizar un campamento de niños que trata acerca del fruto del Espíritu Santo y se ha hecho mucho énfasis en que no se puede ir a ese campamento sin tener ese fruto en nuestra propia vida. He orado mucho por ese campamento, y Dios me dio una palabra que voy a compartir con ustedes ahora.

No sé si alguna vez habrán leído muchos pasajes en los cuales Dios nos incita a vivir conforme al Espíritu, me he cerciorado que no se trata de ir a la iglesia solamente, o de orar tres veces al día, o de hacer tantas obras de caridad como puedas; Dios habla de algo más grande, habla de un cambio que transforma la cotidianidad, que trasciende los límites de la religiosidad y se convierte en una nueva vida.

Leer el resto de la entrada »

Que Dios conceda lo que has pedido

Que Dios conceda lo que has pedido

La historia de Ana y Elcaná es una de esas historias de amor realmente demostrado y respaldado con Dios a través de un milagro.

La Biblia cuenta: “Elcaná tenía dos esposas: Peniná y Ana. Peniná tenía hijos, pero Ana no tenía ninguno” 1 Samuel 1:2 (Traducción en lenguaje actual). Para el tiempo antiguo ser estéril era como deshonra por eso era muy duro para una mujer no poder dar hijos a su esposo. Sin embargo Elcaná amaba de una manera especial a Ana.

La Biblia dice que: “Cuando Elcaná presentaba un animal como ofrenda, les daba una parte de la carne a Peniná y a sus hijos. Pero a Ana le daba la mejor parte porque la amaba mucho, a pesar de que Dios no le permitía tener hijos” 1 Samuel 1:4-5 (Traducción en lenguaje actual). El amor de esposo de Elcaná era demostrado, y es que el verdadero amor va más allá de las lindas palabras o buenas intenciones, el verdadero amor se traduce en acciones, en comprensión, en tolerancia, en respaldo, en compañía en los momentos más difíciles.

Peniná la otra esposa de Elcaná molestaba y se burlaba de Ana por no poderle dar hijos a su esposo, eso hacía que Ana se sintiera triste a tal punto que lloraba mucho y provocaba que hasta ni quisiera comer. Cada año que iban al santuario a ofrecer sacrificio Peniná trataba así de mal a Ana entonces en una ocasión de esas Elcaná le dice lo siguiente a Ana: “En una de esas visitas, Elcaná le preguntó a Ana: «¿Por qué lloras? ¿Por qué no comes? ¿Por qué te afliges? Para ti, es mejor tenerme a mí que tener muchos hijos»” 1 Samuel 1:8 (Traducción en lenguaje actual).

Leer el resto de la entrada »

Página 1 de 612345...Última »