Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Predicación para el día de la Madre – El Amor de una Madre

Tema: “El Amor de una Madre”

Texto: Isaías 49: 15

Introducción:

El amor de una madre es incomparable, solo lo supera el amor que Dios tiene por cada uno de nosotros. Una madre es el ejemplo que mas se asemeja al amor que Dios tiene por nosotros, pero aunque su amor se muy grande hacia su hijo, no logra llegar al nivel del amor incomparable de Dios hacia sus hijos.

Pero Dios ha sido tan lindo en depositar sobre una madre un amor que permite que haga hasta lo imposible por un hijo y eso es algo que tenemos que valorar en estos días.

I. Ejemplos Bíblicos del Amor de una Madre.

a) El amor de Agar por su hijo. (Génesis 21: 16)

Leer el resto de la entrada »

¡Cuán Importante Eres Madre!

¡Cuán Importante Eres Madre!

por Brendaliz Avilés

PhotobucketAquellas personas que tenemos la oportunidad y el privilegio de llegar a la gente a través de lo que hablamos o escribimos tenemos una gran responsabilidad. No siempre es fácil plasmar lo que queremos que llegue al corazón del que nos lee o nos escucha.

Hoy como cada año, se separa una fecha especial en el calendario para rendir homenaje a ese ser tan especial que llamamos madre. Madre tú nombre es suave como las olas del mar que en su vaivén, arropan, envuelven y acarician el alma.

Hijo, no sé si en algún momento te has puesto a pensar detenidamente que sería o hubiera sido de tu vida si no hubieras tenido la ayuda de ese ser tan especial a la que llamas mamá. Porque así como se construyen los cimientos de una casa, la educación y la presencia de una madre son indispensables para la vida y el buen desarrollo de los hijos.

Conmovida escribo hoy, porque tan reciente como el día de ayer tuve una experiencia que marcó mi vida en gran manera. Quisiera decir que todas las madres son buenas e irremplazables, pero eso sería mentir. No todas las mujeres tienen amor maternal dentro de sus corazones. No todas saben desempeñar esta tarea hermosa, pero a la vez muy grande y hasta cierto grado complicada. No todas saben decir a sus hijos que le aman y desafortunadamente muchas ven a sus hijos como estorbos.

Por eso todos aquellos que tenemos la fortuna y bendición de contar con una madre llena de virtudes, amor, comprensión y afecto, debemos sentirnos más que agradecidos. Y debemos tratar de honrarla y respetarla, no solo en este día, sino todos los días durante el resto de nuestras vidas.

Independientemente de si pudiste comprarle un regalo o no, eso realmente es un detalle irrelevante. No necesariamente tienes que esperar al que sea el Día de la Madre, su cumpleaños, aniversario o navidad para ofrecerle un regalo. Es más trascendental que cuando ella necesite de ti, estés ahí como ella estuvo contigo aún antes de que abrieras tus ojos al mundo.

Ayer me tocó ver a unos niños y jóvenes que su madre abandonó y dejó al cuidado de su padre. Ayer me tocó escuchar relatos de muchas heridas que causó una madre a los hijos que salieron de sus entrañas. Me tocó observar como de difícil es la vida cuando no cuentas con la dirección, guía y protección de ese ser llamado madre que es un regalo divino. Que tiene muchas imperfecciones como todos en el mundo, porque somos humanos y por ende cometemos muchos errores, pero que siempre está a nuestro alcance.

Madre, eres símbolo de desprendimiento y entrega incondicional. Quien como define el proverbista Salomón se sienta y da de comer a su familia. Quien busca vestido, abrigo y zapatos para que sus hijos estén bien cuidados. Quien muchas veces además de ejercer las tareas de la casa, sale a trabajar para ayudar a traer el sustento al hogar, ya que el costo de vida en estos días es muy alto.

Ella es madre, esposa, amiga, consejera, doctora, psicóloga, cocinera, orientadora y tantas cosas más. Y cada faceta o rol que desempeña trata de hacerlo con esmero y dedicación. Es bienaventurada porque aunque a veces no ve los resultados que espera de sus hijos, sigue confiando y declarando que sus hijos e hijas lograrán triunfar. Como dice San Lucas 1:45, “y bienaventurada la que creyó, porque se cumplirá lo que fue dicho de parte del Señor”. Porque muchas veces aunque ve a sus hijos por malos caminos o pasos, sigue creyendo y pidiendo al Dios del cielo porque sus hijos estén bien y sean salvos. Ella arriesga su vida de ser necesario porque su esencia es el amor. Alguien dijo que “el amor se refleja”, entonces, si el amor es un reflejo, una mamá es sinónimo de amor.

Y cuando hablo de madre no me refiero solamente a aquella que los concibe o los carga en su vientre, pues gracias a Dios y para fortuna de muchos niños existen mujeres que son tan o mejor madres que las biológicas. Sino que me refiero a toda mujer que además de dar vida, saca a sus hijos hacia adelante y lucha por ellos sin rendirse.

Habrá momentos en que tal vez no logremos comprender sus palabras o decisiones. En que tal vez no entendamos el por qué actúa de una u otra manera. Quizás al tratar de independizarnos o de buscar nuestro propio camino habrá momentos en que la lastimemos sin siquiera darnos cuenta. Es muy probable que en ocasiones tengamos algún desacuerdo que nos lleve a alguna discusión, pero debemos recordar como hijos, la importancia de cuidar nuestras palabras, pues luego aunque queramos borrarlas y aunque ella nos perdone, sentiremos un gran dolor y cargo de conciencia por no haber sabido como manejar nuestra ira pasajera.

Leer el resto de la entrada »

Reconocimiento de una buena Madre

Tema: “Reconocimiento de una buena Madre”

Photobucket“Ella recoge lana y lino y trabaja feliz con sus manos. Es como un barco de un lugar lejano que de todas partes trae provisiones a la casa. Se levanta bien temprano en la mañana, da de comer a su familia y a sus servidoras. Va a ver un terreno, lo compra y usa el dinero para plantar un viñedo. Ella trabaja muy duro y fuertemente y es capaz de hacer todo su trabajo”

(Proverbios 31: 12-17)

Amado Dios: en el nombre Poderoso de Jesucristo, vengo delante de ti hoy a agradecerte por esa madre que un día escogiste para mí. Gracias por que a su lado he pasado situaciones difíciles que solo con su amor y su apoyo e podido superar.

Porque es una mujer digna, ejemplar, capaz, responsable, amorosa. Y aunque como hijos hemos tenido diferencias hoy reafirmo mi respeto y honro a mi madre como tu mandas en tus leyes. La honro porque pobrecita y fatigada, a veces sin consuelo ella se mostraba fuerte llena de esperanza, alegría y entereza. La honro porque soy carne de su carne, porque me concibió con dolor y me educó con orgulloso esmero y dedicación.

Porque cuando caí ella me levantó y además corrió para sanar mis heridas, cuando lloré ella secó mis lágrimas aún a costa de mi indiferencia y rebeldes actuaciones. Se esmeró por cuidarme, alimentarme y estrictamente cumplir con los horarios de medicamentos en tiempos de enfermedad. Honro a mi madre por su tiempo de recreación conmigo, por hacerse la indiferente cuando al verme tan feliz prefería dejarme más tiempo aún si los bichos del parque la carcomían. Porqué en mi naturaleza e sido ingrato con ella y aún así su corazón late por mi estando lejos y sus oraciones me acompañan a donde voy.

Entiendo el valor de una madre cuando veo correr a mis hijos, la veo en sus sonrisas y me veo igual ejerciendo la autoridad que un día cuestione pero que hoy simplemente me sorprende al reprender a los míos con tantísimo amor y formación.

Hoy sus canas la hacen más hermosa que mi recuerdo de su juventud. Gracias Dios porque pusiste un ángel que veló por mí sin condiciones. Porque su afecto fortaleció mi autoestima y su atención mi carácter. Porque avergonzándome en la adolescencia aprendí a que todo tiene un momento, porque por sus críticas me puso a pensar más en que decisiones tomar, porque su confianza me hizo responsable bajo unos valores que en mi niñez infundó.

Y si un día madre querida reclame tu presencia, hoy entiendo que fue un sacrificio de amor para darme una vida llena de bendición. Perdona mis insolencias y abusos por el hecho de darme la vida. Hoy alabo a mi Dios con júbilo, Oh señor mío cuan excelente es tu nombre en toda la tierra, porque ignorando tu infinito amor sin embargo, nunca me desamparaste y pusiste a mi lado un ángel.

“La gracia y la belleza son engañosas, pero la mujer que respeta al señor es digna de alabanza”…

Madre: Te doy el reconocimiento que te mereces, repito la palabra con amor “Y se felicite en público por todo el bien que has hecho”. (Proverbios 31: 31).

Nota: Para todas la mamás que se identifiquen con este reconocimiento mil y mil bendiciones y para las que no, igual Dios les dice hoy que las ama, que también las bendice y que en la palabra están las herramientas para ser esa mujer idónea y virtuosa que no teme por su familia cuando nieva porque a todos los tiene bien abrigados.

Leer el resto de la entrada »

Dia de la Madre – Mamás ¿20 años antes de nacer?

Tema: “Mamás ¿20 años antes de nacer?”

Texto: Efesios 6:1-3

Photobucket“Hijos, obedeced en el Señor a vuestros padres, porque esto es justo. Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa; para que te vaya bien, y seas de larga vida sobre la tierra.”

Madres son la manifestación de amor hecha carne, representan la misericordia de Dios con sus cuidados, sus protecciones a veces exageradas pero entendibles ya cuando somos padres. Y, se inicia con nosotras una nueva historia de amor, de cuidados, de protecciones quizás exageradas y bla, bla, bla…

Decía una vieja rectora de un colegio de monjas, en sus cinco minutos mañaneros con el “Muy buenos días muchachas” … la reflexión “Las madres educan a sus hijos 20 años antes de nacer”.

Hoy después de muchos años entiendo lo que en ese momento no tome muy en serio…

¿ A que se refería?

No es otra cosa que el ejemplo de tu hogar, la autoridad y comportamiento de los que nos rodean y que empiezan a forjar nuestro carácter… unos para no hacer lo mismo cuando sean adultos pero con las cecuelas de esa formación y otros para repetir la historia en la adultez … en otras palabras tu educaras a tus hijos desde tu proceder… según la anterior expresión.

Lo que no dijo fue que Tu decides repetir ya sea erróneamente o no la vida tuya en tus hijos cuando llenes tu aljaba de ellos. Repetir el ejemplo es positivo si tu vida pasada fue muy fortalecida y llena de amor, respeto, afecto, bellas palabras en bendición etc. Pero si hubo algo de lo contrario, es otra voz y hay que ser sabios para tomar lo positivo de eso eliminando lo que generó indisposición …

… Hay quienes tienen ciertos recelos y rencores con sus padres o particularmente hacia sus madres porque ejercieron su autoridad quizás violentamente en medio de sus mismas concepciones de ser madre.

Pero, es allí donde Dios hace un llamado grande, claro y conciso para honrar a padre y madre… no importa como hayan sido o son, obvio desde sus justas proporciones…

Leer el resto de la entrada »

Dia de las Madres – Maria Madre de Jesús

Tema: “Maria Madre de Jesús”

Texto: San Lucas 2: 7

“Y dio a luz a su hijo primogénito, y lo envolvió en pañales, y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el mesón”.

Maria tuvo que haber sido una mujer integra y de corazón sincero, sino de otro modo Dios no se hubiera fijado en ella como para ser el instrumento que Dios utilizara para traer a Jesús al mundo.

Por un momento imagínate que de la noche a la mañana Dios te diga: “Y ahora, concebirás en tu vientre, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS” (Lucas 1:31), realmente es para asustarse, más aun cuando ni siquiera había conocido varón. Pero Maria pese a la impresión que a lo mejor llevo sobre las palabras que Dios le hablo por medio de un ángel supo comprender los propósitos que Dios tenia.

De la vida de Jesús de su niñez y su juventud no se menciona mucho en la Biblia, pero te aseguro que Maria jugo un papel importante para que Jesús creciera en un ambiente en donde el propósito de Dios para su vida fuera claro.

No creas que Jesús no necesito de una madre que lo amamantara, que lo cuidara, que le enseñara a comer, caminar, bañarse, etc. Todas las funciones básicas de una madre las cumplió Maria y seguramente era un enorme privilegio para ella ver como el Hijo de Dios iba creciendo cada día y aprendiendo mas cosas.

Jesús tuvo que haber amado a su madre quizá hasta mas de lo que nosotros mismos amamos a la nuestra, para Jesús a de ver sido duro el hecho de ver como su madre estaba presenciando su muerte, pero Jesús amando de gran manera a su madre se acordó de ella aun en la cruz “Cuando vio Jesús a su madre, y al discípulo a quien él amaba, que estaba presente, dijo a su madre: Mujer, he ahí tu hijo. Después dijo al discípulo: He ahí tu madre. Y desde aquella hora el discípulo la recibió en su casa” (Juan 19: 26, 27).

¿Imagínate? era tal el amor de Jesús por su madre que aun en su lecho de muerte cuido de ella, ese es un ejemplo mas a seguir.

¿Será que nosotros estamos siendo tan amorosos con nuestra madre?, ¿Será que estamos cuidando de ella?, Muchas veces decimos ser cristianos y buenos servidores, pero nos estamos olvidando de nuestra madre y de lo amorosa que ella fue en nuestros primeros años de vida, de como nos enseño muchas cosas y de como tuvo paciencia con nosotros.

A través de la vida de Jesús podemos aprender lo importante que es una madre en el crecimiento y aprendizaje de un hijo y más aun lo importante que tiene que ser para nosotros como hijos tener el cuidado y amor hacia nuestra madre.

Es por esa razón que los motivo y me motivo a mi mismo a que cada día que podamos abracemos a nuestra madre y le digamos lo agradecidos que estamos del cuido que a tenido para con nosotros y de lo orgullosos que estamos que ella halla sido la elija para ser el instrumento que Dios utilizo para que nosotros estemos acá.

Leer el resto de la entrada »

Página 1 de 212