Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Reflexiones Cristianas – “Matasanos”

“Matasanos”

Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable;

(1 Pedro 2:9 RV60)

En nuestro país se los denomina despectivamente “mata-sanos” a aquellos profesionales de la salud con fama de mala praxis. Es decir a aquellos médicos que con mucha frecuencia erran sus diagnósticos y a menudo se equivocan en los tratamientos que prescriben.

Sin embargo, en el terreno espiritual, muchas veces se nos escapa el detalle de que existen muchos más “matasanos” en este ámbito que en el de los profesionales de la salud. Es más: cada uno de nosotros es propenso a convertirse en un “matasano”. ¿O no te ha sucedido más de una vez que ante el planteo de una determinada situación por parte de alguien que atraviesa un difícil momento, te has quedado sin palabras y sin saber qué decir? Esto en sí mismo no es nada malo. Lo malo es articular palabra sin saber qué decir. Hablar sin la sabiduría del Espíritu. Emitir palabra sin decir nada. En pocas palabras: “tocar de oído”.

Leer el resto de la entrada »

La escuela del fracaso – Mensajes que Animan

La escuela del fracaso

Muchas veces me he lamentado haber fracasado tantas veces y en tantas cosas. A veces he llorado lágrimas de profunda amargura, desesperanza, ante un fracaso. Obviamente, todo lo que emprendí fue con la intención de que fuera para bien, para estar mejor, para crecer. Pero los resultados no siempre fueron así. Es más… en una abrumadora mayoría, el saldo de tan arduo trabajo, de tantas ilusiones puestas en el emprendimiento, terminaron en un rotundo fracaso.

Días atrás, mientras una vez más lamentaba amargamente un nuevo fracaso, leí algo sobre Thomas Alva Edison, inventor de profesión. Patentó más de mil inventos, entre ellos la forma de grabar sonidos para volver a escucharlos cuando uno quiera (fonógrafo) y la iluminación eléctrica (bombillo eléctrico), cosas que durante mucho tiempo disfrutamos. ¡Cuántos fracasos (tantos como inventos) tuvo que enfrentar hasta que finalmente las cosas salieron bien! Difícilmente, Edison y su equipo de colaboradores hayan podido vislumbrar el horizonte y el alcance de lo que legaron a la humanidad, toda vez que sus creaciones aportaron las bases para nuevos y más evolucionados logros tecnológicos como la grabación digital y las lámparas de bajo consumo.

Leer el resto de la entrada »

Temas de Animo – No sé quién eres, pero sí sé quién eres

No sé quién eres, pero sí sé quién eres

No sé quién eres, pero en realidad sí sé quién eres… llegaste a mi vida de la mano de Dios y ahí estás, leyéndome.

Con un corazón contrito y humillado, con tu alma herida, tu salud quebrantada, o tal vez una amarga decepción… un hecho terrible que le dio un vuelco a tu vida y la puso a girar en otro sentido.

Hasta ayer eras alguien con proyectos, ilusiones, esperanzas. Hoy pareces otra persona. Las ilusiones se derrumbaron, los proyectos literalmente se evaporaron y las esperanzas se perdieron.

Leer el resto de la entrada »

Vida y Fe – Reflexiones Cristianas

Vida y Fe

“Tráiganme una vasija nueva, y échenle sal les ordenó Eliseo. Cuando se la entregaron, Eliseo fue al manantial y, arrojando allí la sal, exclamó: Así dice el Señor: ¡Yo purifico esta agua para que nunca más cause muerte ni esterilidad!”

2 Reyes 2: 20-21 (Nueva Versión Internacional).

En algunos pasajes del antiguo testamento Dios habla a Su pueblo por medio de figuras refiriéndose a lo que habría de venir. Y este es uno de esos casos. En el nuevo testamento Pablo habla de los creyentes como vasijas de barro en las cuales se depositó un gran tesoro (2 Corintios 4:7). Al igual que como Eliseo depositó en la vasija la sal. La sal en este tiempo de Eliseo era algo valioso. Se usaba como conservador, como señal de pacto y para sazonar.

Leer el resto de la entrada »

Ilustraciones – La cabeza en la boca del león

La cabeza en la boca del león

Actualmente, al menos en nuestro país, Argentina; rige una prohibición estricta en cuanto al empleo de animales en los números de circo. Puntualmente recuerdo el del domador encerrado en una jaula con una fiera salvaje, donde el “broche de oro” de la actuación era hacer que el león abriera su boca e introducir la cabeza del domador dentro de ella.

Ignoro si había algún truco o “secretillo” para salir ileso y ser capaz de escuchar en una sola pieza los aplausos del público después de semejante temeridad. Lo cierto es que en el transcurso de la historia del número, más de uno se equivocó y algún domador de fieras no salió del circo por sus propios medios. Es más, alguno también dejó la vida ante el arrebato salvaje de un animal de casi cuatro veces el peso de su osado adiestrador.

Leer el resto de la entrada »