Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

El círculo del dinero (Dante Gebel)

Predicación de Dante Gebel en River Church

“El círculo del dinero”

river-church-dante-gebel

La mayoría de la gente vive preocupada por sus finanzas y tiene la mentalidad de guardar y tener siempre más, por temor a quedarse sin dinero. Y esa mentalidad, que probablemente nos transmitieron nuestros padres, afecta nuestra manera de pensar cuando adultos, porque la motivación de juntar dinero se basa en el miedo y no en honrar a Dios. La Biblia dice: ‘el ojo misericordioso será bendito’. Si hoy tienes los recursos para llevarte un pan a la boca, si tienes un techo donde resguardarte y un abrigo para cubrirte del frío, eres rico. No sacrifiques lo valioso por perseguir el dinero; si notas que tu trabajo te está quitando calidad de tiempo con tu familia, con tu cónyuge, con tu ministerio, es momento de reflexionar y cambiar las cosas, es hora de romper el círculo del dinero e invertir tu vida en lo que es verdaderamente importante.

La puedes ver desde acá:

El Jesús de la cajita (Dante Gebel)

Predicación de Dante Gebel en River Church

“El Jesús de la cajita”

river-church-dante-gebel

Muchos de los que venimos a la iglesia creemos conocer a Dios, y lo metemos dentro de una cajita que lo define conforme a nuestro parecer. Hay de los que piensan que Él es el Dios sanador, otros conocen sólo al Dios de la prosperidad, o al Dios consolador. Y si bien Dios prospera, Dios sana, y Dios bendice, Él es mucho más que eso. Así lo entendieron Pedro, Juan y Jacobo cuando vieron a Cristo transfigurado en el monte Hermón. Porque cuando estás ante Su presencia más pura y descubres a un Rey que no habías conocido nunca, todos tus temores se derriten, como cubitos de hielo sobre la acera en el verano. ¿Cuándo fue la última vez que una nueva comprensión de Cristo te dejó sin aire y te hizo doblar las rodillas ante Su amor y Su poder?

La puedes ver desde acá:

Cuando no pescas, peleas (Dante Gebel)

Predicación de Dante Gebel en River Church

“Cuando no pescas, peleas”

river-church-dante-gebel

Cuenta la Biblia que a pesar de tener una gran tristeza por la muerte de Juan, Jesús, al ver a una multitud que lo seguía tuvo compasión de ellos, los alimentó y sanó a quienes estaban enfermos. Jesús se olvidó de sí mismo para servir a los demás; olvidó su pena y tiró la red para pescar. Esa debe ser también nuestra misión: pescar almas para el Reino en todo momento, sin arrojar piedras ni alzar dedos acusadores. Porque cuando no pescamos, peleamos; nos volvemos críticos de los demás; en lugar de ayudar a los que sufren hacemos sufrir a los que ayudan y terminamos con iglesias divididas, perdidos sin aconsejar, gente confundida y hambrientos sin comer. Un mensaje retador.

La puedes ver desde acá:

Hasta que los ángeles lleguen (Dante Gebel)

Predicación de Dante Gebel en River Church

“Hasta que los ángeles lleguen”

river-church-dante-gebel

El desierto no se puede evitar; enfrentar el desierto nos bendice y nos hace fuertes. Aún Jesús tuvo que atravesar su desierto y cuando salió victorioso de las tentaciones, los ángeles le rodearon y le sirvieron. Así que si estás pasando un desierto, como Jesús, es porque los ángeles también vendrán a tu encuentro. Si estás luchando con una enfermedad que no se va, con un matrimonio quebrantado, con una crisis financiera, ó con hijos que sufren adicciones que los lastiman, no te rindas, sigue peleando; recuerda que Dios le dijo ‘no’ a su hijo en la cruz, para que hoy puedas estar adorando al Señor y tener vida eterna. Sigue luchando… hasta que los ángeles lleguen.

La puedes ver desde acá:

Volar a ciegas (Dante Gebel)

Predicación de Dante Gebel en River Church

“Volar a ciegas”

river-church-dante-gebel

Jim O’Neal tenía 65 años de edad cuando tuvo un derrame cerebral parcial mientras piloteaba su avioneta de Escocia a Inglaterra. Por buena parte del viaje, tuvo que volar a ciegas, logrando aterrizar su avión siguiendo las instrucciones de un coronel de la fuerza aérea, quien por radio lo guió paso a paso hasta que el avión tocó pista. De igual forma tenemos que vivir nuestra vida, volando ‘a ciegas’, sin saber lo que va a pasar mañana, pero con la certeza de que no estamos solos en el viaje, pues tenemos una voz que nos guía a nuestro destino final, a nuestra eterna morada. Dios nunca deja de transmitirnos Su voz, Él nunca deja de mostrarnos el camino a casa… está en nosotros el escucharlo.

La puedes ver desde acá:

Página 1 de 5412345...1015202530...Última »