Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Los tres gigantes

Los tres gigantes

Hoy tuve la oportunidad de asistir a una de las reuniones de celebración de mi congregación y compartió la Palabra el Pastor de Jóvenes. Ya desde el momento en que lo vi en el púlpito me alegré porque sabía que venía algo que sin duda llegaría a mi corazón. No lo digo porque desvalorice o deslegitime el mensaje que otras personas vayan a compartir, sino porque el llamado que este Pastor tiene se conecta directamente con el mío y eso me hace sentir en constante conexión con él.

Me hizo mucho sentido lo que se compartía desde el púlpito, porque precisamente creo que existen muchas barreras que impiden que el ser humano sea capaz de sentirse pleno, o de conseguir la autorrealización. Existen tres gigantes que debemos vencer para lograr dicha misión: el  miedo, las dudas y las excusas.

Siempre hemos escuchado que el miedo paraliza, que no permite que realicemos proyectos o que cumplamos con metas que nos hemos propuesto. El miedo impide que conquistes aquello que ya es tuyo y no te permite gozar de lo que Dios prometió que te entregaría. El miedo es un enemigo por excelencia, porque trabaja profundamente y te corta las alas, te estanca e impide creer en lo imposible. Te amarra al pasado, a las historias que no funcionaron, a lo que no ocurrió y no quieres que vuelva a doler como te dolió la primera vez.

Leer el resto de la entrada »

A veces hay que hacer lo que se tiene que hacer

A veces hay que hacer lo que se tiene que hacer.

Claro, si leemos la oración anterior no nos dice mucho, pero démosle una segunda vuelta para ver qué tiene que decirnos. Me ocurre (más seguido de lo que quisiera) que la lista de mis “tengo” es mayor que la lista de mis “quiero” y casi como una niña de 3 años que no le compran lo que quiere, me resisto a hacer muchas de las actividades para los cuales no tengo ni el ánimo, ni las ganas. Espero que quiénes leen no estén pensando que quiero vivir una vida sin ninguna responsabilidad, dejen que profundice un poco más, denme una oportunidad.

Un día de la semana que recién pasó, estaba precisamente en medio de este berrinche infantil cuando llega a mí el siguiente comentario: “Los campeones hacen cosas que detestan para lograr cosas que desean” y desde ahí nace la inspiración de este escrito.

¿Sabes quién se me viene a la mente cuando leo lo anterior? Creo que sí lo sabes. Sí. Es ÉL. Es Jesús. Si hay un campeón en este mundo, ese es Jesús, sin ninguna duda. Jesús fue un campeón desde que nació, le ganó al temor de María y de José, le ganó a la instrucción de que todos los bebés debían morir, le ganó al establo en donde nació, le ganó a Satanás cuando lo tentó en el desierto, le ganó a las tradiciones, le ganó a la religión, le ganó a las calumnias…¡le ganó a la muerte! ¿Y cuál fue su costo? Tú y yo lo sabemos: la muerte. Jesús tuvo que morir para ser un campeón de campeones, él tuvo que hacer algo que no era de su agrado, como morir (y el sudar sangre lo refleja), logar para lo que deseaba: salvar a la humanidad.

Leer el resto de la entrada »

¡No me siento digno! – Palabras de Animo y Fortaleza

¡No me siento digno!

Estoy seguro que en algún momento de tu vida cristiana te has sentido indigno de hacerte llamar hijo de Dios, quizá por tus recurrentes errores o faltas, quizá por alguna área de tu vida que no has podido superar y se ha convertido en tu aguijón o porque crees que eres demasiado malo o mala como para hacerte llamar de esa forma.

Y es que no vamos a negar que todos quisiéramos hacer bien las cosas, no vamos a negar que la intención de agradar a Dios está en nosotros, pero por alguna razón nos cuesta un mundo llevar a cabo su voluntad o por lo menos dejar de fallarle.

Leer el resto de la entrada »

El sabor de la derrota – Reflexiones

El sabor de la derrota

Probar el sabor de la derrota es una de las cosas que a nadie le gusta, ver como de repente lo que se ha construido se viene abajo; ver como aquello que pensaste que siempre estaría allí ya no lo está o simplemente luchar y luchar contra alguna área de tu vida y ver como caes una y otra vez en las garras de ese habito hacen que pruebes el sabor de la derrota.

Querer la victoria pero obtener una derrota es algo que no quisiéramos, pero pensar que siempre obtendremos la victoria en todo es tener una conciencia fuera de la realidad.

Leer el resto de la entrada »

No me rendiré – Mensajes de Animo

No me rendiré

(¿La universidad lo está matando?)

“Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo”

2 Corintios 12:9

Debo confesar que bien no he estado, las fuerzas se me agotaron, los ánimos huyeron de mí como nunca antes había pasado.

Es esta semana he sentido el amargo sabor de la derrota, me he sentido incapaz a más no poder, he visto como mis sueños se destruían. Incluso he pensado que todo lo que he ido construyendo no valía la pena. Me he visto tan diferente a la que realmente soy.

Soñaba con estudiar en la universidad, le pedí, clamé a Dios porque me diera la oportunidad de estudiar, le dije que yo daría todo de mí. Saben hasta he llegado a dudar de que ese sueño cumplido era de Dios. Me he sentido tan inútil en este quinto ciclo de la universidad que pensé en dejar todo atrás. Mas cuando por un momento retiré mis tristes pensamientos e invité al sol entrar en mis deseos. Dios me dijo SIGUE ADELANTE, YO ESTARÉ CONTIGO, YO TE DARÉ LAS FUERZAS QUE NECESITAS.

Leer el resto de la entrada »

Página 1 de 212