Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¿En qué momento dejaste de deleitarte?

¿En qué momento dejaste de deleitarte?

En-que-momento-dejaste

Hay momentos en la vida en los que por alguna razón sentimos que no obtenemos las respuestas que necesitamos. Esa clase de momentos en los que quisiéramos instantáneamente la solución a las peticiones de nuestro corazón, pero lejos de ver respuestas, solo notamos un silencio perturbador.

Y es que a veces nos afanamos tanto en las cosas que nos ocurren que perdemos el camino por el que deberíamos andar. Sin darnos cuenta vamos perdiendo aquella comunión que un día tuvimos con Dios, vamos dejando de orar, vamos dejando de leer la Biblia y dejamos que lo humano gobierne sobre lo espiritual en nuestra vida.

Leer el resto de la entrada »

Palabras de Animo – ¡No te Rindas, La Ayuda Viene en Camino!

¡No te Rindas, La Ayuda Viene en Camino!

“¿A quién tengo en el cielo sino a ti? Si estoy contigo, ya nada quiero en la tierra. Podrán desfallecer mi cuerpo y mi espíritu, pero Dios fortalece mi corazón, él es mi herencia eterna”.

Salmos 73:25

A veces nos preguntamos por qué las personas que son buenas sufren tanto y los malos no reciben su castigo, además de que pareciera que todo marcha bien en sus vidas. Llegamos en ocasiones a sentirnos olvidados por Dios. Pero es importante que entendamos que el silencio de Dios no significa que él se haya apartado de nuestro lado, de hecho es cuando más cerca está de cada uno de nosotros.

Este salmo lo escribió Asaf y en él se puede ver la incógnita que tenía, las preguntas que surgían. Pero también expresa la fidelidad de Dios en este salmo cuando dice que él estuvo a punto de caer, que poco le faltó para que resbalara. La causa para que estuviera a punto de caer era fue que sintió envidia de los arrogantes al ver la aparente prosperidad de los malvados. Como parecía que ellos no tenían problemas y encima estaban bien de salud. Mientras Asaf se sentía afanado, sus enemigos parecían estar sin afanes, ni preocupaciones.

Leer el resto de la entrada »

Necesito cambiar

Necesito cambiar

Necesito-cambiar

Esa sensación de querer cambiar y no poder. Ese momento de quebrantamiento al reconocer tu actual estado y querer con todas tus fuerzas hacer algo por volver a tener aquella sensibilidad ante la presencia de Dios, pero por alguna razón se ha ido.

Y es que si examinas detenidamente tu vida podrás darte cuenta que poco a poco fuiste dejando la comunión con Dios. En un principio dejaste de leer la Biblia, luego el orar te resulto aburrido y poco a poco remplazaste ese hábito por cualquier otra cosa. Fue así como sin darte cuenta fuiste dejando a un lado tu comunión con Dios, aquello que antes te parecía incorrecto, ahora ya no lo era tanto, comenzaste a practicar malos hábitos que calificaste como inofensivos, pero que a la largo fueron dañinos para tu vida espiritual.

Leer el resto de la entrada »

En tus manos

En tus manos

En-tus-manos

“Tú eres un Dios fiel. ¡Sálvame! ¡Mi vida está en tus manos!”

Salmos 31:5 Traducción en lenguaje actual (TLA)

Esa sensación de impotencia ante noticias nada alentadoras. Una enfermedad detectada, una crisis económica, una separación familiar u otra de esas noticias que nos hacen sentir vulnerables e impotentes ante la situación. Esa clase de noticias que nos hace recordar que simplemente estamos en las manos de Dios, que solo Él puede dar una solución perfecta.

Y es que a veces se nos olvida que dependemos de Dios, vamos por la vida olvidándonos de Dios, vivimos nuestra vida a nuestro antojo y no recordamos que todo lo que somos y tenemos es gracias a Él.

Leer el resto de la entrada »

La sensación de no sentirse querido por Dios

La sensación de no sentirse querido por Dios

La-sensasion-de-no-sentirte-querido-por-Dios

Nuestro errores muchas veces provocan que nos auto excluyamos del amor que Dios tiene hacia nosotros, y es que somos muy severos para juzgarnos a nosotros mismos que llegamos al punto tal de ya no sentirnos queridos por Dios.

La sensación de no sentirse querido por Dios es aquella que me lleva a sentir y pensar que Dios cambio de planes para mí. Esa sensación que te hace sentir que lo defraudaste y que por ende Dios te dio la espalda. Esa sensación de culpa que te lleva a pensar que Dios dejo de quererte como un día te quiso.

Sé que es estar en ese punto, en donde te sientes aislado, en donde tienes la vergüenza de pedir cualquier cosa a Dios porque simplemente crees que él no está contento con lo que hiciste o lo que estás haciendo. Ese punto en donde dejaste de sentirte querido, no porque Dios dejo de quererte o amarte, sino porque tus mismos hechos te dicen que algo paso y que Dios se alejo de ti.

Leer el resto de la entrada »

Página 1 de 5412345...1015202530...Última »