Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Temas para Mujeres – Somos lloronas pero no cobardes

Tema: “Somos lloronas pero no cobardes”

Texto: Eclesiastés 3: 4-8

Photobucket“Todo tiene su tiempo, tiempo de llorar, y tiempo de reír; tiempo de lamentarse, y tiempo de bailar; tiempo de lanzar piedras, y tiempo de recoger piedras; tiempo de abrazar, y tiempo de rechazar el abrazo; tiempo de buscar, y tiempo de dar por perdido; tiempo de guardar, y tiempo de desechar; tiempo de rasgar, y tiempo de coser; tiempo de callar, y tiempo de hablar; tiempo de amar, y tiempo de odiar; tiempo de guerra, y tiempo de paz”.

¿Que la mayoría de las mujeres somos susceptibles? Si. ¿Que las mujeres somos lloronas? También. ¿Qué somos llenas de vericuetos y angustias? es verdad. A ratos somos un poco dramáticas y exageradas, a lo mejor.

Sin embargo es esa condición lo que nos hace diferentes al pragmatismo de género masculino. No es fácil para nosotras las mujeres aguantar un dolor profundo, la boca tiembla, los ojos se ponen vidriosos, se quebranta la voz… y el nudo aquel de la garganta duele… No es fácil contenerlo… y todo eso es generado por un motivo.

Dios conoce mi corazón, conoce mis lágrimas, conoce mi pasado y mi presente y sabe mis temores. Si tiene contado cada unos de mis cabellos pues sabe el número de lágrimas derramadas con o sin razón. Pero eso no nos justifica ser porcelanas que al mayor golpe se rompan. Una cosa es ser susceptible y otra muy diferente es ser cobarde.

Ahora bien ¿Que ganas con llorar y no hacer nada? ese es el punto en que no se debe caer. Eso es llorando y solucionando, cogiendo las riendas de lo que me produce esa angustia, orar, pedir sabiduría y suplicar un corazón plenamente confiando en Cristo.

En la vida se presentan situaciones inesperadas que deslumbran o desconciertan. Confiar en el hombre no es fácil. La confianza no es fácil cuando en tu corazón tienes guardado el pasado y no lo has dejado ir. Confiar en quienes te han hecho daño aún amándote es muy difícil pero Dios te impulsa a hacerlo porque ya no es en tus fuerzas sino en las suyas. Cada momento de aflicción es una oportunidad más para crecer, para demostrarle a Dios que confiamos antes que en el hombre en él.

Mujeres como yo, sentirse mal por un momento es muy normal, el corazón nuestro es muy consentido y le gusta el buen trato, tanto que el menor brinquito inesperado nos sentimos vulnerables, y salen a flote basuritas que no se han limpiado. Sin embargo en ocasiones, las cosas pasan porque Dios busca fortalecer las debilidades que nos hacen esclavas.

Sentirse afligida por momentos no es malo, llorar ayuda a limpiar el alma, a reflexionar y a sentirse más cerca de Dios… allí Dios se manifiesta más fácil en ese momento pleno de emotividad… y siempre habla, siempre de alguna manera no te abandona, te manda a quién menos imaginas para decirte que él está allí, que para los que aman a Dios todo les sale bien y tenemos un final feliz.

Leer el resto de la entrada »

Una mujer atada a las promesas de Dios

Una mujer atada a las promesas de Dios

En el libro de Josué capítulo 2, se narra la historia de una mujer que era ramera… su nombre era Rahab. Seguramente muchas mujeres se preguntarán: ¿Por qué una mujer puede llegar a esa condición? Puede haber varias razones… por ejemplo aquí van algunas:

-porque tiene un vacío en su corazón que quiere llenar.

-porque tiene una necesidad imperiosa de juntar dinero para darle de comer a sus hijos.

-porque se acostumbró a esa vida y ya todo le da igual.

-porque es la única manera de sentirse “acompañada”.

Leer el resto de la entrada »

Mujer, ¡En Dios eres valiosa!

Mujer, ¡En Dios eres valiosa!

Cuantas veces has escuchado palabras racistas en contra de la mujer, palabras hirientes, actitudes que te hacen sentir inferior, sin importancia, en algunas ocasiones hasta maltratos físicos o emocionales, critica, burlas, algunos por machismo, costumbres, ya sea en tu hogar, trabajo, escuela, o áreas que te desenvuelves con cargos importantes o tal vez solo eres una ama de casa y recibes maltrato, quizás, estoy hablando al corazón de una mujer lastimada, herida, atacada o criticada por querer salir adelante, tal vez te sientes cansada o en ocasiones hasta has sentido que estas luchando sola, pues déjame decirte que la mujer, en Dios tiene un gran valor, tal como lo muestra en algunas partes de su palabra, comenzando por elegir a la mujer como ayuda idónea del hombre, le dió a la mujer el regalo de procrear vida, Él mismo nació de una mujer (Lucas 1), otro ejemplo fue en su resurrección, fue descubierto por su madre y otras mujeres, éstas mismas fueron portadoras de las Buenas Nuevas

Leer el resto de la entrada »

Devocionales para Mujeres – ¡Sé Ejemplo!

¡Sé Ejemplo!

Siempre me llamo la atención la escritura donde el Apóstol Pablo exhorta a su hijo en la fe, Timoteo a ser ejemplo de los creyentes. “Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza.” (1 Timoteo 4:12) y en esta ocasión tratare de exponer este tema para nuestra edificación.

¿Te has preguntado alguna vez cual es la necesidad de dar ejemplo? Para dar contestación a esta pregunta deberíamos saber lo que significa ser un ejemplo positivo? Es un modelo a seguir y por ende es una influencia positiva hacia los demás. Nuestros hijos, hijas, la congregación, y estudiantes, tienden a imitar a sus líderes, padres, guardianes, y maestros; por lo tanto necesitamos llevar una vida de calidad orientada en la dirección correcta, con objetivos bíblicos.

Leer el resto de la entrada »

Depresión – Mensajes Cristianos

Depresión

La depresión es una enfermedad que ataca más a las mujeres que a los hombres ya que el factor hormonal es decisivo: el ciclo menstrual, el embarazo, el periodo posparto, el aborto y la menopausia añadiéndole su gran numero de responsabilidades a que se exponen tales como: trabajo fuera y dentro de casa, cuidado de los hijos y/o padres ancianos, problemas de comunicación con la pareja, madres solteras, etc. Una persona deprimida se siente desanimada y triste, con mucha tendencia al desinterés. Se pierde la perspectiva de la vida, de su trabajo y muchas veces hasta de su familia. La persona deprimida es demasiado sensible a lo que los otros dicen o hacen. El agotamiento físico puede causar depresión, metas no alcanzadas pueden causar depresión, perdida de un ser querido pueden causar depresión. Existen un sinnúmero de situaciones las cuales son las causantes de la depresión.

Leer el resto de la entrada »

Página 1 de 41234