Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

A Él sí le importa

A Él sí le importa

Hay sensaciones en la vida que creo que la mayoría de los seres humanos compartimos. Una de ellas es la de estar enamorado, otra es la de sentirse herido y entre muchas más, está también el sentir que hacemos algo que finalmente nadie valora.

He escuchado relatos relacionados con esta sensación en más de una ocasión por adultos y adolescentes. Me llama la atención porque comparten una raíz común: el querer hacer algo “bueno” que pareciera ser poco relevante para el resto. Generalmente escucho decir a los adolescentes con quienes me relaciono que nada es suficiente para mantener satisfechos a sus padres y que aunque se esfuercen por “portarse bien” pareciera ser que tampoco es suficiente. El relato de los jóvenes es similar, pero generalmente teñido por lo que su grupo de pares opina.

Ser joven y ser cristiano no es una tarea fácil. Sé que quienes son jóvenes y lean estas líneas van a compartir esta declaración. En una sociedad en donde se promueve el individualismo, el excesivo respeto a la vida personal de tu pareja, en donde se promueve la experimentación sexual como práctica necesaria para tener un matrimonio feliz y un sinfín de “actividades” como éstas, ser jóvenes y mantener los principios que rigen nuestra vida no es simple. Es muy posible que incluso dentro de la misma familia existan momentos en que tampoco sea valorado el ser honesto, querer servir a Dios con todas las fuerzas de la juventud y reservar el sexo para el matrimonio, ya que no ha sido una práctica que se fomente desde el hogar, es más, es probable que si existen hermanos éstos no practiquen estos principios y los padres no se “espantan” ni creen que estos hijos son “malos” o irresponsables, lo que profundiza aún más la sensación de que “ a nadie le importa que sea diferente”, e incluso, el que “a nadie le importaría si no fuese diferente”.

Leer el resto de la entrada »