Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Bosquejo – La Gran Comisión – Parte III

¡LA GRAN COMISIÓN! (III)

gran comisionHECHOS 8: 4-13, 26-40

INTRODUCCIÓN: a continuación estudiaremos algunas “CARACTERÍSTICAS” bíblicas que el evangelista debiera tener para un ministerio bendecido, fructífero, y poderoso. Para este cometido analizaremos las CARACTERÍSTICAS que tenía Felipe el evangelista. Veámoslas:

  1. PREDICABA UN  MENSAJE CRISTOCENTRICO (Vr. 4, 5, 12)

Así lo aprendemos del Evangelista Felipe: en Samaria (vr. 5), en el desierto al etíope predicándole todo lo relacionado con la muerte de Cristo (vr. 32-35) (Isaías 53: 7, 8). Felipe no acostumbraba a hablar de sí mismo, de su ministerio evangelístico, de los milagros que hacía, de las almas que llegaban a los pies de Cristo ni mucho menos de su llamado y testimonio (Hechos 6: 5-7; 8: 5-13, 26-40; 21: 8-10); sino que hablaba y predicaba a Jesucristo y  Su evangelio (vr. 5, 12, 35, 40). ¡Prediquemos a Cristo! (Lucas 24: 27; Hechos 5: 42; 9: 22; 17: 3; 18: 28)

Leer el resto de la entrada »

Reflexión: La Lengua

Un Destellito En Las Manos De Dios

la lenguaEn cierta oportunidad Destellito entró a una Biblioteca para conocerla, grande fue su asombro cuando descubrió la inmensa cantidad de libros que llenaban los estantes. Escudriñando por aquí y por allá, llamaron su atención unos textos que hablaban de cosas interesantes que existen. Una de ellas es que supo que la lengua es un músculo, y no solo eso, sino que también es el más poderoso del cuerpo humano. Supo que la lengua es un órgano muscular movible, que además de experimentar la sensación del gusto, sirve para otras funciones como permitir hablar, masticar, y tragar los alimentos. El ser humano vería muy limitada su existencia si no tuviera la lengua.

Leer el resto de la entrada »

Reflexión: Las vacaciones de Oscar

Un Destellito En Las Manos De Dios

las vacaciones de oscarOscar, de catorce años, pertenecía a una familia de muy escasos recursos, dijo Destellito, comenzando a contar una nueva historia. Su condición no les permitía salir de vacaciones, pero cierto día, sus tíos, lo invitaron a pasar unos días en el campo, y con el permiso de sus padres, Oscar, acompañado por ellos, fue llevado a la estación para subir al tren que lo llevaría a la localidad donde vivían sus familiares. —Hijo, pórtate bien con tus tíos, y obedécelos en todo, no queremos recibir queja de ellos, dijo su madre. —Sí, mamá, contestó. —Y también ni se te ocurra bajar del tren hasta llegar, ordenó su padre. —Sí, papá, dijo Oscar. Feliz, el muchacho disfrutaba del viaje, hasta que el tren se detuvo un buen rato debido a la presencia de animales en la vía. Bajaron varios pasajeros y niños también. Oscar se recordaba de la advertencia de su padre, pero entusiasmado decidió bajar para observar más de cerca como quitaban a los animales. Un ruido le llamó la atención, el tren había continuado su viaje, angustiado, corrió a más no poder, hasta alcanzar la mano del inspector, quién lo subió raudo al carro. Asustado, fue llevado por el hombre a su asiento, no sin antes darle una buena reprimenda.

Leer el resto de la entrada »

Reflexión: Ociel y segundo, en la escuela

Un Destellito En Las Manos de Dios

ociel y segundoDespués de beber un refrescante vaso de agua, Destellito comparte la siguiente historia. Se trata de dos amigos, Ociel y Segundo, eran muy amigos, y vivían en una ciudad del sur de Chile, y los hechos de esta historia acontecieron durante el año 1912. Ociel era un muchacho enfermo que no podía poner las palmas de sus manos hacia arriba, y debido a ello era muy querido y regalón al interior de su familia. Segundo, vivía con sus tíos, quienes eran bastante exigentes con él, y se esforzaba para no recibir castigo. Ambos asistían a la misma Escuela y estaban en el mismo curso o grado.

El profesor que tenían era muy duro con los alumnos, y si bien enseñaba de tal manera que era fácil entenderle, castigaba con rudeza los errores o el mal comportamiento, y peor aún si se trataba de no haber hecho las tareas. Cierto día, Ociel llegó a la Escuela sin haber completado los ejercicios que el profesor había dado para hacerlas en casa, como no era la primera vez, lo llamó, —Ociel, venga aquí, dijo, al momento que tomaba su regla metálica, —Las palmas hacia arriba, ordenó, el maestro no se había enterado de la dificultad física que tenía su alumno. —¡No puedo!, le dijo Ociel, el profesor, muy enojado, le insistía, creyendo que el niño se burlaba. Ociel, sin poder más se puso a llorar. Repentinamente, su amigo Segundo se acercó hacia donde se encontraban, y dijo, —Profesor, aquí están mis manos, golpéelas con la regla en lugar de las manos de Ociel, él está enfermo, por eso no puede mostrarle sus palmas. Al ver que la situación se había tornado tensa, el profesor envió a los dos niños a sus asientos.

Leer el resto de la entrada »

Reflexión: La esclava del sur

Un Destellito En Las Manos De Dios

esclavitudNo cabe duda, dice Destellito, que en la historia de los Estados Unidos de América, hay un hecho histórico que es una mancha negra en esa gran nación, se trata de la esclavitud. La esclavitud, el escalafón más bajo de la sociedad, se practicó con mucha fuerza en los estados del sur. Notoriedad cobraba el trato cruel e indigno de los blancos hacia los negros. El trato vejatorio de un humano sobre otro era habitual, en la práctica, las personas de raza negra eran consideradas como animales, sus personas se remataban al igual que el ganado. Un hombre que provenía del norte de los Estados Unidos, allí no se practicaba la esclavitud, visitó la ciudad de Nueva Orleans en el sur. Recorriendo la ciudad, fue testigo de las ventas de esclavos, al mejor postor, que se realizaban. Estos esclavos generalmente eran adquiridos para trabajar en las grandes plantaciones, o para el servicio de las casas patronales. Estaba en eso cuando subió a la plataforma una joven agradable y agraciada, los postores se peleaban entre ellos para llevársela, pero el visitante del norte participó en la subasta, ofreciendo un pago que no pudieron los demás ni siquiera igualar. Cuando le fue entregada, la joven le reprocho el haberla comprado, siendo un norteño. —Cálmate hija, te compré con un propósito, le dijo. Te irás a mi casa mientras realizo los trámites para tu libertad, conseguidos, podrás ser libre y hacer con tu vida lo que quieras, agregó. Y así fue. La joven, siendo totalmente libre, decidió quedarse con la familia de aquél hombre, quienes la recibieron y la trataron como una hija más.

Leer el resto de la entrada »

Página 11 de 52« Primera...5...910111213...2025303540...Última »