Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡Atención Pastoral!

¡ATENCIÓN PASTORAL!

GÁLATAS 4: 12-15

INTRODUCCIÓN: A la luz de este pasaje bíblico estudiaremos la “ATENCIÓN” (el cuidado) que la iglesia debe darle, brindarle u ofrecerle al PASTOR que Dios ha escogido para apacentarlos; sobre todo en sus tiempos de crisis y dificultades físicas, materiales, espirituales, ministeriales o de cualquier otra índole. Para esto tomaremos como ejemplo la “ATENCIÓN” (el cuidado) que los Gálatas le ofrecieron, brindaron y dieron al apóstol Pablo en Galacia estando quebrantado de salud (enfermo). Veámoslo de la siguiente manera.

1.     LA SITUACIÓN DEL APÓSTOL PABLO EN GALACIA

A. UNA ENFERMEDAD DEL CUERPO (Vr. 13): Se trataba de una enfermedad que sufría (DHH), física (BA), corporal (otra traducción), debilidad de la carne (literal) o simplemente una enfermedad: estaba enfermo (PDT). Esto no en sentido negativo ni malo, sino para resaltar e indicar la situación física maltratada, quebrantada del apóstol; como también para hablar de su débil presencia corporal o pobre estado físico en ese momento (2 Corintios 1: 17; 2: 3; 10: 10).

  • Al principio Pablo no especifica el tipo de enfermedad que tenía
  • Le sucedió tal vez al inicio de su llegada a la provincia de Galacia
  • En el primer viaje misionero: la primera vez que estuvo en Galacia predicándoles el Evangelio (Hechos 13: 14-14: 23; Gálatas 4: 13)
  • Cuando tenía cuarenta y seis años aproximadamente.

Leer el resto de la entrada »

Carta para un Pastor

CARTA A UN PASTOR

cuidar-ovejasQuerido Hijo Mío y Pastor de Mi Corazón:

Sé que te encuentras angustiado, preocupado y frustrado. Has hecho tantos esfuerzos y de repente nada parece tener resultados. Vez estancado el progreso. Sientes silencio y piensas que me he ido de tu lado y así como Elías quisieras esconderte en una cueva porque te sientes abrumado y te han visitado las dudas y preguntas.

Hoy he venido a decirte que estoy contigo. Siempre lo he estado, aún cuando ha parecido lo contrario. Y aunque estés cansado y cargado recuerda acudir a mí y yo te daré descanso.

¿Recuerdas aquel momento en que te hice este llamado? Un pastor conforme a mi corazón yo quiero para que apaciente mi rebaño con amor y cuidado. El desafío era fuerte, pero aceptaste mi llamado. Has asumido grandes retos y muchos gigantes con mi poder has derivado. Has caminado en tiempos buenos y malos. Cuando ha habido abundancia y también escasez. Yo he andado contigo, nunca me he apartado. Aún cuando el quebrantamiento te ha querido saturar y has pensado abandonar porque sientes que ya no podrás. Cuando muchos te han criticado y han cuestionado si en verdad eres mi ungido. Cuando te has sentido fatigado por tantas carreras que has dado tratando de rescatar a mis ovejas del malvado y cruel lobo.

Leer el resto de la entrada »