Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

En el Día de los Padres

EN EL DÍA DE LOS PADRES

padre-e-hijo5Pensar en mi padre me produce ternura y me emociona profundamente. Tal vez porque he recibido buenos ejemplos de él y he sentido su amor incondicional durante toda mi vida. Su ejemplo me ha hablado más que sus palabras. A lo largo de mi vida he recibido su apoyo y su guía. Cuando me he sentido triste o he creído perder la esperanza, él siempre me recuerda las promesas que Dios ha hecho para mi vida y me anima a no rendirme.

Un buen padre ama, protege, cuida, provee, corrige, enseña, disciplina, comunica sus sentimientos sin temor a parecer vulnerable y sabe reconocer y pedir excusas cuando se equivoca. Personalmente de mi padre he aprendido y recibido grandes lecciones. Su compañía en momentos difíciles para mi ha sido un valuarte. La fe que me demuestra todos los días y el amor y la manera que se comunica con Dios me hacen admirarlo.

Amo a mi padre porque anda pendiente de que tanto mi madre como nosotras nos sintamos bien. Porque se preocupa en tratar de proveer conforme a lo que puede. Porque cuando hay una fecha especial o algo que para nosotras es importante, hace lo posible por respaldarnos y estar ahí.

Leer el resto de la entrada »

Reflexión – ¿Papá?

Tema: “¿Papá?”

Texto: Malaquías 4:6

“El hará volver el corazón de los padres hacia los hijos, y el corazón de los hijos hacia los padres”

Ayer preparando el tema para el blog, estaba un poco bloqueda porque no sabía exactamente que escribir. O sobre que entre tantas cosas que tengo en mi mente. Depronto me sorprendí terminando este artículo y, al leerlo me dije: si es lo que Dios quiere que publique pues, se va sin edición siquiera se va, porque le quitaría la esencia. Y, aqui va….

Este tema es muy ambiguo en cuanto a si realmente has sido padre o no. Pues no es solo dar lo necesario, visitarlo de vez en cuando si estas separado o enviarle de otro país cosas para que sean la envidia del salón porque son importadas. Tampoco reclamar situaciones sin primero cuidar un jardin y hay si admirar y regocijarse en su belleza.

Son muchos los padres que asumen su rol responsablemente y lo ejercen con amor. Pero quienes han huido de esa labor aún a sabiendas que deben ser padres unos de actitud, otros de reconocimiento esencial de su paternidad y otros de distancia, les hago un llamado a hacerse una evaluación básica de que será de aquella vida biológicamente concebida sin tu amor, a quien es carne y sangre de tu sangre.

Padre que hoy estas asustado, confundido o solo indiferente, Dios no desampara al justo ni al fiel, y tu hijo será levantado si su madre es temerosa de Dios y aún no siendolo ya que Dios, tiene un plan bendecido para él en su inmensa misericordia, por lo que le dará la oportunidad de ser exitoso. Sin embargo quiero recordarte que gran parte de tu abandono o falta de amor, puede generar en ese personita una atadura muy delicada que se desemboca en maldiciones generacionales de las cuales ellos no son culpables, pues tus batallas las cazaste tu y el no tiene responsabilidad de tus actos.

De una cosa debes estar seguro y es de que en la vida todo tiene causas y efectos, y de la decisión mala o buena dependen tus maldiciones o bendiciones y quizá no de manera inmediata pero si a largo plazo, a no ser que tomes las riendas de tus temores y les des un punta pie a el pasado para empezar con el respaldo de Dios a proceder como un verdadero padre. Ve a donde está tu hijo que anhela sentirte aunque su reacción ante ti sea rebelde. Pídele perdón y cúbrete antes con oración y la sangre de Cristo para que Dios sea quien hable por ti y rompa tu dureza de corazón y la amargura de tu hijo.

Para que ponga en tu boca lo que realmente estas sintiendo decir, no reclames respeto que no te has ganado, pues eso no se impone, eso se gana con amor. Arriba padre, lucha y adelante que si hiciste algo erróneo en el pasado hoy Dios te da la oportunidad de y recuperar a ese hijo que dejaste a la deriva por orgullo, influencias egoístas y mala cabeza.

Leer el resto de la entrada »

Un Amor Ilimitado

Un Amor Ilimitado

“Jehová se manifestó a mí hace ya mucho tiempo, diciendo: Con amor eterno te he amado; por tanto, te prolongué mi misericordia”. (Jeremías 31:3)

Si existe alguna cosa sobre la cual yo vivo muy agradecida de Dios es por mis padres y hermana. Estoy convencida de que son la mayor bendición que Dios me ha otorgado. Son mi fortaleza e inspiración para seguir adelante y son quienes me impulsan a luchar y trabajar por esos sueños que quiero alcanzar.

Hoy es un sábado normal, la mañana se siente tan tranquila y fresca. A pesar de que tengo un catarro tremendo y un dolor de muelas increíble, siento en mi corazón una cobertura, una llenura especial de Dios. Me animo a escribir con mi corazón este escrito que quiero dedicar de forma especial a mi padre Héctor.

Desde pequeña, mi papá me enseñó a amar a Dios sobre todas las cosas. Me instruyó y me hizo saber que el mayor éxito que yo pudiera obtener no sería suficiente si faltaba Dios en mi vida. Pienso que gracias al buen ejemplo que he tenido de mi padre, sus cuidados, afecto y paciencia son los que me han enseñado a yo poder comprender y recibir el amor de mi Padre celestial.

La Biblia muestra diferentes ejemplos de padres que amaron a sus hijos de forma entrañable. Puedo mencionar a Job, que ofrecía sacrificios a Dios pidiendo perdón y misericordia por si alguno de sus hijos había pecado. Eso muestra el grado de interés que Job, como padre amante y preocupado por la salvación de sus hijos tenía. Me parece que Job anhelaba que sus hijos fueran reverentes y reconocieran que todo lo bueno que tenían provenía de ese Ser Supremo que habita en los cielos.

Abraham esperó tantos años para ver cumplida la promesa de que Sara diera a luz a su hijo Isaac. Entre Abraham e Isaac había una relación muy estrecha. Observamos a un Isaac obediente y sujeto a su padre Abraham. Me parece tan interesante, como Abraham sabiendo que ya no le quedaban muchos años de vida, envía a su siervo a buscar esposa para Isaac. Isaac tenía unos 40 años y todavía no se había casado. Como en aquella época los hombres vivían más tiempo que ahora, a los 40 años podríamos decir que Isaac estaba en la primavera de su vida. Pero si a Isaac le hubiera tocado vivir en estos tiempos, el reto que le hubiera tocado enfrentar al estar soltero a esa edad no hubiera sido fácil. Posiblemente, lo hubieran acusado de ser un “mamas boy”, quizás lo hubieran tildado de mujeriego que no quería compromisos o quien sabe si hasta lo hubieran tachado de homosexual. Pero allá estaba Isaac, quién sabe si en sus oraciones con Dios platicaba sobre cómo le gustaría que fuera la mujer de su vida. Y vemos a un padre amante que hace jurar a su siervo que encontraría entre la parentela de Abraham, una esposa para Isaac. Conocemos la historia hermosa de cómo Dios tenía todo acorde a Su plan. Y el siervo consigue a la mujer ideal para Isaac.

Pero, me conmueve profundamente ese amor tan grande que pueden llegar a sentir los padres por sus hijos e hijas. Que ellos se preocupan por que la pareja que uno vaya a escoger sea la correcta, la adecuada. En aquellos tiempos los padres buscaban esposas y esposos para sus hijos e hijas, esa era su cultura y su tradición. Aún existen países donde esto se acostumbra. Como joven doy gracias a Dios que ahora uno puedo escoger con quien se quiere casar, pero siempre es importante contar con la aprobación de Dios y con la de tus padres, pues ellos solo desean lo mejor para ti.

Otro padre que llama mi atención es Jairo. Un hombre aparentemente acomodado, tenía buena posición social, pero cuando un hijo se enferma, a veces, no hay dinero ni posición social que ayude. Este hombre a mi parecer era inteligente. En algún momento, él tuvo que haber escuchado hablar de un Jesús de Nazaret que hacía milagros extraordinarios. Ni corto ni perezoso fue en busca de la única persona que podría hacer algo a favor de su hija casi moribunda. Me asombra hasta donde pueden ser capaces de llegar los padres por amor a sus hijos. Jairo fue perseverante, obtuvo el milagro anhelado para su hija. Aún después de muerta, Jairo tuvo fe de que Jesús podía hacer algo por su hija.

Leer el resto de la entrada »

Padre, ¿Cuanto valoras a tu familia?

Tema: “Padre, ¿Cuanto valoras a tu familia?”

Texto: Proverbios 22:6

“Instruye al niño en su camino, y aún cuando fuere viejo, no se apartará de él”.- Pero eso hay que hacerlo con humildad y dependencia sincera de Dios, no en nuestra prudencia…

Un papá estaba enseñando a su hijo Juan de 8 años, a cortar el césped en el jardín de la casa. Ese jardín era precioso, todos lo alababan y despertaba admiración entre vecinos y visitantes. Era espectacular y colorido.

Mientras le indicaba al niño como girar la maquina en una esquina, la esposa lo llamo para comunicarle algo al parecer muy importante. El padre tuvo que dejar solo al pequeño niño en su proyecto de poner más bello el jardín. Mientras tanto Juan se lleno de nervios y el aparato le pudo, no fue capaz de controlar la podadora. Y, cortó a ras las flores en un tramo de casi un metro sin proponérselo.

Cuando el papá salió de la casa para continuar enseñándole al niño, se enfureció al ver su jardín arruinado. Él hombre había cuidado esas flores con muchísimo empeño e interés y se lleno de rabia. Levantó la voz para regañar a su hijo por el desastre, mientras este asustado solo sollozaba.

Su esposa alcanzó a ver la reacción del hombre y salió presurosa de la casa, y mientras los abrazaba a los dos le dijo con calma a su esposo “mi amor, nosotros estamos criando hijos, no flores”.

Ahora bien ¿cuál es la prioridad tuya como padre?

Queridos padres, Dios nos manda a ser ejemplo de amor, autoridad y sabiduría. Pero nunca de abuso. Antes de proceder con autoridad, tengamos en cuenta que existen motivos de peso para ejercer la autoridad y otros que no son trascendentes pero pueden generar recelos.

La familia es una idea de Dios. Tanto la aprecia que envió a su Hijo Jesucristo a la tierra y lo plantó en el ceno de un hogar, donde pudiera recibir la atención y el calor de un papá y de una mamá.

Quizás hay padres que han entregado su vida a Cristo, pero no dejan que él transforme su vida familiar. Tratan a sus hijos y hasta a su pareja “como a nosotros nos criaron”. Por lo que muchos errores y comportamientos erróneos pasan de una generación a otra.

Leer el resto de la entrada »

Reflexion – Sobre el amor paternal

SOBRE EL AMOR PATERNAL

PhotobucketSon muchos los nombres que le dan sus hijos, pero entre ellos, de los más utilizados son: “papá”, “papi”, “papito” y “padre”. Tratar de dejar impreso todo lo que significa y encierra cualquiera de estas palabras que significan básicamente lo mismo, no es tarea fácil. Representa tanto e implica demasiado el uso empleado de la palabra padre y que describe el estado de un hombre que tiene uno o más hijos.

El amor de un padre es irremplazable. Sus brazos se extienden y nos envuelven haciéndonos sentir seguridad y protección.
Su nombre es sinónimo de fortaleza, trabajo, sacrificio, provisión, dedicación y entrega, entre muchos otros adjetivos calificativos que se le podrían agregar.

Su nombre implica la capacidad de enfrentar los más grandes retos y riegos por el bienestar de su familia y seres queridos.
Quien tiene la dicha de contar con el cuidado y cariño de un padre, sabe que cuenta con un tesoro invaluable. Sabe que tiene alguien a quien acudir y con quien contar porque le auxiliará incondicionalmente de ser necesario.

Es sublime y tierno el amor de un padre hacia sus hijos. Cada lágrima que de sus ojos brota cuando en comunión eleva una plegaria al cielo pidiendo a Dios que lo sostenga. Divina gracia emana de Dios quien con atención escucha cada petición y ruego.

Los padres son misericordiosos y cuidadosos. Tienen experiencia porque han caminado largos senderos que los han enseñado y hecho diestros. Hijo, oye con atención el consejo amoroso y temprano de un padre. No deseches el aprendizaje, se conciente de lo bienaventurado que eres al contar con su presencia e intervención en tu vida. Si recibes de él buen ejemplo, sigue sus pasos. No menosprecies la corrección de quien solo desea tu bienestar.

Leer el resto de la entrada »

Página 1 de 212