Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Desánimo

Desánimo

DesanimoDesánimo es aquella sensación de abatimiento, apatía, desaliento, falta de ilusión o de ánimo es la que frecuentemente experimentamos cuando por alguna razón no encontramos o no obtenemos lo que queremos.

El desánimo nos lleva muchas veces a ver las cosas sin una importancia real, en lo espiritual nos lleva a ya no practicar aquellas cosas que nos fortalecen. Una persona desanimada es una persona que difícilmente buscará orar, es una persona que difícilmente querrá leer la Biblia, es una persona que difícilmente tendrá el ánimo de ir a congregarse y menos de servir a Dios.

El desánimo es aquella sensación que quiere privarnos de hacer todo lo que Dios quiere que hagamos. El desánimo a veces es la consecuencia de una frustración,  a veces es la consecuencia de una larga espera o simplemente producto de un fracaso en algo que esperábamos triunfar.

Leer el resto de la entrada »

Cuando el desánimo toca la puerta

CUANDO EL DESÁNIMO TOCA LA PUERTA

cuando el desanimoLectura: Nehemías 2:19-20

Por favor cambia tu mente a la forma de la de un niño para que puedas entender la Palabra que Dios tiene para ti hoy.

Oro a Dios para que este mensaje pueda transmitirte el ánimo que necesitas para seguir adelante con la obra para la que Dios te ha llamado.

Creo que todos nosotros hemos pasado por momentos en los cuales hemos pensado: “Estoy cansado ya no puedo más”; quizá nos hemos querido dar por vencidos y dejar atrás todo aquello por lo cual hemos luchado y a lo que, además, hemos sido llamados. Cuando las cosas parecen no funcionar a pesar de nuestro gran esfuerzo nos empezamos a sentir angustiados y empezamos a pensar “¿Qué estaré haciendo mal? ¿En qué me estaré equivocando? ¿Por qué nada me sale bien? ¿Será que si estoy en el lugar indicado? ¿Será que Dios si me llamó a hacer esto o fue solo mi imaginación?” La incertidumbre empieza poco a poco a tomar cada pensamiento y, cuando menos pensamos, toda nuestra mente está llena de una sustancia negra y turbia que nos impide seguir dando lo mejor de nosotros mismos; que nos desalienta; que nos hace sentir débiles. Esa “sustancia” es el Desánimo y es un gran monstruo al que debemos enfrentar todos aquellos que hemos sido llamados para algo especial.

Leer el resto de la entrada »

¿Cómo vencer el Desánimo?

Tema: ¿Cómo vencer el Desánimo?

Texto: Números 21: 4-9

Después partieron del monte de Hor, camino del Mar Rojo, para rodear la tierra de Edom; y se desanimó el pueblo por el camino. 5Y habló el pueblo contra Dios y contra Moisés: ¿Por qué nos hiciste subir de Egipto para que muramos en este desierto? Pues no hay pan ni agua, y nuestra alma tiene fastidio de este pan tan liviano. 6Y Jehová envió entre el pueblo serpientes ardientes, que mordían al pueblo; y murió mucho pueblo de Israel 7Entonces el pueblo vino a Moisés y dijo: Hemos pecado por haber hablado contra Jehová, y contra ti; ruega a Jehová que quite de nosotros estas serpientes. Y Moisés oró por el pueblo. 8Y Jehová dijo a Moisés: Hazte una serpiente ardiente, y ponla sobre un asta; y cualquiera que fuere mordido y mirare a ella, vivirá. 9Y Moisés hizo una serpiente de bronce, y la puso sobre un asta; y cuando alguna serpiente mordía a alguno, miraba a la serpiente de bronce, y vivía.

Quiero comenzar diciendo que el desánimo es un mal que ataca a toda clase de persona, y lo hace en cualquier área de su vida, llámese trabajo, familia, matrimonio, iglesia, estudio, etc.

Todos en algún momento, tenemos que luchar con este enemigo que es el desánimo, el problema es, que este es uno de los enemigos más peligrosos del hombre y más aún de los cristianos, que no siempre podemos derrotar.

Leer el resto de la entrada »

Desanimo espiritual

Desanimo espiritual

Experimentamos el desanimo muchas veces a lo largo de nuestra vida. La falta de energía, vitalidad o interés en ciertas áreas, algunas veces provocadas por cansancio físico y otras por motivos emocionales son las principales causas, pero dentro del desanimo esta también el que experimentamos en el área espiritual, ese raro sentimiento como de falta de energía para seguir adelante con lo que estas haciendo, como que a veces quieres pero algo te desanima, no son problemas, y a veces ni siquiera es algo que puedas explicar, pero sientes que aunque quieres hacer algo, por algún motivo terminas desistiendo.

El desanimo tanto en lo natural como en lo espiritual produce un sentimiento de incomodidad que aunque no deseamos sentir esta presente, quieres hacer algo y te dispones a hacerlo, pero de un momento a otro te encuentras otra vez sentado en el mismo lugar que estabas, se te pasa el tiempo realmente en nada, sientes como si te secaras poco a poco, como si la llama que ardía en ti con fuerza, de repente se ha ido apagando y lo peor de todo es que a veces nosotros mismos somos los últimos en notarlo, nos enfocamos tanto en todo lo que esta pasando alrededor que no nos damos cuenta lo que pasa dentro de nosotros mismos.

Leer el resto de la entrada »

En el desierto y la soledad: Dios te cuidara

En el desierto y la soledad: Dios te cuidara

Hay momentos en la vida en las que nos sentimos en un desierto, olvidados por todos y hasta cierto punto nos sentimos olvidados por Dios, vemos a nuestro alrededor y al no ver nada bueno según nuestra propia vista, decimos: “Estoy solo”.

A veces hemos sido testigos del poder de Dios actuando en nuestra vida y de pronto nos encontramos en el peor desierto que hemos experimentado, en una soledad tal que nos hace decir cosas que sentimos en ese momento, pero que en realidad no queremos decir.

El profeta Elías pasó por un momento como esos, después de ver el poder de Dios respaldándolo, recibió la noticia de que Jezabel una mujer muy mala iba a buscarlo para matarlo y teniendo temor huyo del lugar y es allí donde la Biblia dice:

“Viendo, pues, el peligro, se levantó y se fue para salvar su vida, y vino a Beerseba, que está en Judá, y dejó allí a su criado. Y él se fue por el desierto un día de camino, y vino y se sentó debajo de un enebro; y deseando morirse, dijo: Basta ya, oh Jehová, quítame la vida, pues no soy yo mejor que mis padres” 1 Reyes 19:3-4 (Reina Valera 1960).

Leer el resto de la entrada »

Página 1 de 212