Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡De buena gana me gloriaré!

¡De buena gana me gloriaré!

“Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo”.

(2º corintios 12:9 RV60)

Ninguno de nosotros, por más tiempo que llevemos conociendo de nuestro Dios y por más intimidad que tengamos con Él, podemos negar que tenemos áreas dentro de nosotros, en las cuales actualmente estamos luchando contra ciertas cosas que nos estorban para cumplir el propósito de Dios, que nos hacen en muchas ocasiones sentirnos privados o avergonzados de presentarnos ante el trono de Su gracia, que no nos dejan disfrutar de Su presencia en plenitud; además que son como pequeñas, medianas o grandes zorrillas que nos hacen menos eficientes y eficaces en muchos de los aspectos de nuestra vida (puede ser un determinado hábito, pensamientos, etc.). Tal vez las personas que nos rodean no se dan cuenta de las luchas interiores que llevamos dentro de nosotros, o como también quizá se han dado cuenta que hay cosas que en ti no están bien y que con sinceridad te lo han hecho saber (pues te conocen lo suficiente bien ya que diariamente entablas relación con ellos, o te lo dicen espontáneamente sin conocerte bien).

Leer el resto de la entrada »

El Proceso del Pecado

TEMA: “EL PROCESO DEL PECADO”

TEXTO: SANTIAGO 1: 12-15

INTRODUCCION:
Ninguna persona sobre la faz de la tierra puede gloriase que nunca ha sido tentado a pecar, el mismo Jesús cuando estuvo en esta tierra fue tentado, pero no peco. ¿Será que nosotros hacemos lo mimo?, ¿Será que cuando somos tentados a pecar, nunca cedemos?, o ¿Será que cedemos aun cuando ni siquiera estamos siendo tentados?.
A lo mejor tu conoces personas que se encuentran en pecado y que se acomodan tanto que llega un momento en donde el pecado ya no es un obstáculo para caminar, sino mas bien se acomoda y ahora “caminan con el pecado”, quizá tu que me lees en esta hora seas una de las personas que te has acomodado tanto a tu pecado, que te has hecho amigo de el y ahora caminas junto a el.
La realidad es que jamás el hombre tendría que acomodarse al pecado, al contrario tendría que ser apático a pecar, tendríamos que tener el deseo de ser obedientes a Dios y a su Palabra y esforzarnos por no pecar, pero lastimosamente muchos de nosotros somos débiles y nos dejamos manipular por el pecado. Es por esa razón que a través de este tema quiero enseñarte que caminar con el pecado es lo peor que podemos hacer y que es hora de desechar toda carga que nos estorba para encontrar la gracia y el favor de Dios para nuestra vida.

¿LEVANTE LA MANO QUIEN NO PECA?
Es increíble pero TODOS pecamos, el hecho de que somos cristianos, no nos hace perfectos, aunque tendríamos que buscar la perfección, es decir, en el día se nos presentan muchas situaciones que a veces sin darnos cuenta nos hacen pecar, la Biblia habla acerca que el pecado no deja prosperar y que esta en contra de lo que Dios quiere para nuestra vida. Si tu dices que no pecas y realmente es verdad, pues te felicito y Gloria a Dios por tu vida, pero por otra parte estamos lo que si pecamos, los que aunque muchas veces luchamos en contra de pecar, terminamos pecando, aquellos que aunque tenemos un corazón con el deseo de ya no fallar, aun así fallamos muchas veces. A lo mejor en esta ocasión solo me puedan entender aquellos que al igual que yo, muchas veces han luchado por no pecar y han fallado, aquellos que han clamado a Dios por superar áreas de su vida y lastimosamente no lo han logrado superar. Pues te tengo una buena noticia, Dios te ama, aunque no ama tu pecado, pero te ama a ti y esta dispuesto a levantarte si tan solo eres obediente a su voz.

¿CÓMO ACTUA EL PECADO?
Bueno es fácil describir como actúa el pecado, el enemigo de nuestras almas es inteligente y un estratega de primera, el sabe como llegar a tu vida para tentarte a pecar, el conoce tus gustos y no porque conociera lo que tu piensas, pues el no es omnisciente, pero si observa tus movimientos, a lo mejor no el porque no es omnipresente, pero si alguno de sus demonios, entonces la pregunta es: ¿Cómo actúa el pecado?

1. En primer lugar el enemigo averigua tus debilidades, como ya te dije el es un estratega de primera.
2. Pone diferentes situaciones en tu vida, para irte alejando de la comunión que tienes con Dios, recuerda que entre mas apagado estés de tu comunión con Dios, mas fácil será desanimarte.
3. Es ahí donde entra la fase 3, como te has descuidado de tu relación personal con Dios, el enemigo comienza a bombardear tu mente con pensamientos de desanimo y pecado.
4. Atacado por pensamientos de pecado y sumándole que no estas teniendo una relación personal con Dios como tendrías que tener, no te queda mas nada que ceder a la tentación y fallar.

¿QUÉ OCURRE DURANTE EL PECADO?
Bueno nadie dijo que el pecado humanamente no se disfrute, creo que la mayoría disfruta el pecado si lo hablamos en términos carnales, pero lastimosamente las realidades espirituales son otras, puesto que nuestra función tendría que ser luchar en contra de nuestra carne, vencer los deseos carnales, para fortalecer nuestra vida espiritual, la Biblia habla acerca de “no satisfacer los deseos de la carne”. Pero la pregunta seria ¿Qué ocurre durante el pecado?

1. Al cometerlo tendrás presente en tu mente que no lo tienes que hacer, pero tu misma debilidad(por no mantener una constate comunión con Dios), te hace querer obviar eso, aunque sinceramente no podrás.
2. A lo mejor sientas satisfacción carnal, pero jamás espiritual.
3. Ten por seguro que el hecho de estar pecando, no será motivo de gozo, sino que durante peques tendrás presente que no es lo debido.

¿DESPUÉS DEL PECADO?
Si bien es cierto todo comenzó descuidando tu relación personal con Dios para luego caer en pecado, no tienes que olvidarte que tus acciones tendrán una consecuencia. Quizá a lo mejor antes de pecar y durante el pecado ni siquiera pase por tu mente que tu pecado trae consecuencias, pero la realidad es que siempre tus acciones traerán consigo una consecuencia, ya sea enseguida o en un futuro. Pero volviendo a la pregunta: ¿Qué pasa después de cometer pecado?

1. Te sentirás derrotado.
2. Te arrepentirás de haber hecho lo que hiciste y querrás regresar en el tiempo para no cometer ese error, pero lastimosamente no se podrá, sino que tendrás que enfrentar las consecuencias.
3. A lo mejor las consecuencias de tu pecado serán difíciles, pero recuerda que todo se debió a la mala decisión de caer en el pecado.

VICTORIA SOBRE EL PECADO.
Todos nosotros somos sabedores que Dios nos ha dado la victoria sobre el pecado y que el enemigo de nuestras almas ya esta derrotado, partiendo de eso tienes que mantenerte firmes para que el día de mañana no seamos objeto de tentaciones que nos hagan fallarle a Dios y deteriorar nuestra relación personal con El. Cada uno de nosotros es dueño de la decisión de pecar o no hacerlo, nadie te obliga a que no lo hagas, pero tampoco nadie te obliga a hacerlo, sino que eres tu al fin y al cabo el que decide si hacerlo o no. Pero ¿Cuál seria la mejor forma de vencer al pecado?

1. Nunca descuidar tu relación personal con Dios, mientras mantengas una vida de devocional(orar, leer la palabra, congregarte, servir, ayunar, etc) con Dios, no creo que el enemigo pueda hacer mucho en contra de ti. Recuerda la Biblia dice: “someteos pues a Dios, resistid al Diablo y huirá de vosotros”.
2. Antes de cometer el pecado, piensa en las consecuencias que te puede traer y no solo en el placer que sentirás, pues el placer es momentáneo y la vida que Dios te ofrece es eterna, ponte a pensar: ¿Qué vale mas?, ¿Un momento de placer carnal o una vida eterna que heredar?.

CONCLUSIÓN:
La verdad es que no hay mejor cosa que superar el pecado, en esos momentos en los cuales estas a punto de pecar, el hecho de decir “no” te hará sentir mil veces mejor que dejarte llevar y caer en el pecado. Créeme que no hay mayor satisfacción que cuando un hijo de Dios resiste al pecado y este huye de el. Dios quiere hacerte entender que eres mas que vencedor y que no hay pecado que te derrote, así que ¡arriba! Dios quiere hacer de ti un siervo(a) útil para su obra.

Autor: Enrique Monterroza

www.destellodesugloria.org