Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

La virtud que nos permite alcanzar la Salvacion de Dios

TEXTO BIBLICO: SAN JUAN 3: 14-21

TEMA: “LA VIRTUD QUE NOS PERMITE ALCANZAR LA SALVACIÓN DE DIOS”

INTRODUCCIÓN:
En este pasaje aprenderemos que un hombre puede ser muy ignorante de las cosas espirituales aun cuando posea mucha preparación religiosa y una alta posición social. Tal era el caso de Nicodemo, que aunque era maestro de Israel no comprendía algo tan elemental como s el Nuevo Nacimiento. Por ello Nicodemo continuaba preguntando al Señor Jesús, y El seguía respondiéndole. Hay que reconocer que el conocimiento del camino de la salvación no se conoce por la vía de la instrucción intelectual sino por la fe.
Examinemos con cuidado las enseñanzas de Cristo acerca de la fe para los grandes beneficios de Dios.

I. UN EJEMPLO DE SALVACIÓN POR FE. (Juan 3:14)

A. Jesús utiliza una historia que Nicodemo conocía muy bien. (v. 14)
B. Este es un ejemplo de cómo Dios libro de la muerte a su pueblo por medio de la fe.
C. Los que eran mordidos por las serpientes no tenían que hacer nada mas que creer a la promesa de Dios.
D. Tal es la fe, aquella que nos permite recibir inmerecidamente un favor de Dios.

II. LA SALVACIÓN QUE AHORA SE NOS OFRECE.

A. De la misma manera que en el ayer, el hombre puede encontrar la medicina para su alma a través de la fe.
B. Antes el objetivo de salud era la serpiente, ahora, Cristo ha sido levantado en la Cruz “Para que todo aquel, que en El cree no se pierda mas tenga vida eterna” (v. 16)
C. Juan 3:16 es el centro de la manifestación del amor de Dios: ” El regalo del amor de Dios”, La amplitud del amor de Dios, los resultados del amor de Dios.

III. ¿DÓNDE RADICA LA CONDENACIÓN DEL HOMBRE? (v. 17-19)

A. ¿Para que envió Dios a su Hijo al Mundo? (v. 17)
B. ¿Dónde se encuentra la condenación del hombre? (v. 19)

CONCLUSIÓN:
Dios ha dado a su Hijo unigénito y en El, la vida, pero si alguien prefiere la oscuridad de sus pecados, la condenación será su herencia. No descansemos ni nos sintamos tranquilos hasta que no reconozcamos a Cristo como nuestro único Salvador y Señor. Sin tardanza encaminémonos a El y obtendremos el perdón y la paz.

¡¡¡ACEPTA HOY A JESÚS COMO TU ÚNICO Y SUFICIENTE SALVADOR!!!

Autor: Pastor Walter Valle