Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Autoridad Extorsionista

Autoridad Extorsionista

A veces vivimos en una cultura “espiritual” y de “liderazgo” en donde todo pareciera una EXTORSIÓN.

Durante años he visto “autoridades” en la Iglesia que lejos de reflejar el amor de Dios y su misericordia viven extorsionando a sus ovejas con frases como: “Si no haces esto, te quitaremos el privilegio”, “Si no tomas esta decisión, ya no te permitiremos servir”, “Si no nos obedeces, entonces ya no te tomaremos en cuenta en nada”.

Conozco muchas personas y cientos también me escriben sobre este error, en donde sus “autoridades” lejos de orientar, aconsejar o guiar, están dando “ordenes” sobre ciertos aspectos de la vida muy personal que de no obedecerles, entonces además de “desobedecer a Dios” están desobedeciendo “su autoridad” y por consiguiente se le retirará su privilegio.

A mi me da una pena muy grande, ver, escuchar o saber de lideres que dejaron de ser aquellos siervos de Dios y se convirtieron en EXTORSIONISTAS ESPIRITUALES.

Quizá alguno se preguntará: ¿Qué es una extorsión?: es la obtención por la fuerza o con intimidación de una cosa de alguien.

Leer el resto de la entrada »

Si Dios te llama, es porque Él te respaldará

Si Dios te llama, es porque Él te respaldará

Conozco muchas personas que al ser preguntados del porque no le sirven a Dios en alguna área dicen: “Es que no me siento totalmente capaz”, “Es que siento que tengo que mejorar esto o aquello”, “Es que considero que no tengo grandes talentos”.

Cada una de estas excusas, porque lo son, no tienen un fundamento valedero delante de los ojos de Dios, porque ¿Quién esta preparado totalmente para hacer algo para Dios? ó ¿Quién tiene “grandes” talentos para hacerlo?

A través de la Biblia se puede ver que Dios utilizo a personas comunes, normales, sin grandes cualidades o enormes talentos, la mayoría de ellos no eran eruditos de la Biblia, no eran escribas que se sabían toda la ley o no eran personas con grandes grados académicos o con muchos diplomas de cursos bíblicos, misioneros, evangelísticos o pastorales. La gran mayoría de siervos que Dios uso para su obra, fueron preparados por Dios mismo.

Por ejemplo, Moisés era conocido por tener un temperamento fuerte a tal punto que en un enojo mato a un soldado egipcio y tuvo que huir para no ser atrapado y posiblemente muerto también. Dios lo llevo al desierto en donde paso cuarenta años antes de que Dios lo llamara para utilizarlo como libertador de su pueblo, en ese tiempo la Biblia dice de Moisés: “Y aquel varón Moisés era muy manso, más que todos los hombres que había sobre la tierra” Números 12:3 (Reina-Valera 1960). En ese proceso en el desierto, Dios había trabajado en el carácter de Moisés para dejarlo a punto para que pudiera ser útil en la obra que Él necesitaba.

Leer el resto de la entrada »

Dios no busca gente especial

Dios no busca gente especial

A veces creemos que tenemos que llenar cierta cantidad de requisitos como para que Dios nos tome en cuenta para realizar determinada tarea.

Yo veo a través de la Biblia hombres y mujeres que no tenían nada de especial, no tenían cualidades especiales que les hicieran merecerse ser usados por Dios, de hecho la mayoría de ellos eran personas normales como nosotros, con sus virtudes sí, pero con muchos defectos, sin embargo Dios no busca personas especiales para llevar a cabo su obra, sino que Él los hace especiales.

Por ejemplo:

Un Abraham de muy avanzada edad elegido especialmente para que por medio de el Dios levantara a un pueblo suyo. Un Jacob que toda su vida usurpo lo que no era suyo, pero Dios lo transforma y lo llama por primera vez como “Israel”. Un Moisés con un carácter impulsivo que asesino a un egipcio, Dios lo lleva al desierto y lo convierte en el hombre mas manso sobre la faz de la tierra, ideal para ser el caudillo que libertaria a su pueblo de la esclavitud egipcia.

Leer el resto de la entrada »

El Espíritu Santo es quien obra a través de ti

El Espíritu Santo es quien obra a través de ti

No digas: “Soy muy joven”, porque vas a ir adondequiera que yo te envíe, y vas a decir todo lo que yo te ordene. No le temas a nadie, que yo estoy contigo para librarte. Lo afirma el Señor.

Jeremías 1:7-8 (Nueva Versión Internacional).

Cuando el Señor nos hace un llamado por lo general nuestros temores e inseguridades se apoderan de la carne, tratando de impedir que hagamos la voluntad de Dios y cumplamos con sus mandatos. Es normal que en un momento determinado nuestro ser se llene de dudas e incertidumbre, y en lugar de aferrarnos a las promesas de victoria brindadas por el Señor, le permitimos al espíritu de temor apoderarse de nuestra mente hasta que tomamos la decisión muchas veces de rendirnos y apartarnos del propósito de Dios, sacando cualquier tipo de excusa para no cumplir con su obra.

No podemos olvidarnos de que todo lo que tenemos Dios nos lo ha dado, así mismo, nos dará las habilidades y los recursos que necesitemos para alcanzar su propósito, no se trata de nosotros, es su Espíritu Santo quien obra a través de ti y a través de mí. Por qué entonces preocuparnos por el qué pasará, cómo y con qué vamos a lograr lo que Él nos pide, si es Él quien se encargará de abrir las puertas que necesitemos encontrar abiertas para lograr su propósito, Él se encargará de mover en la atmósfera lo que se tenga que mover para cumplir con éxito y a cabalidad sus deseos. Dios no nos ha dado un espíritu de temor, de cobardía; si en nuestro corazón existe temor es porque no hemos comprendido la manera en que Dios nos ama, Él no permitirá que el propósito que hay en ti y en mí, sea abandonado o hecho a medias, Él lo cumplirá, lo llevará al final y lo más importante nos dará la victoria.

Leer el resto de la entrada »

El Servicio Cristiano – Parte 2

EL SERVICIO CRISTIANO (II)

MATEO 8: 14, 15

INTRODUCCIÓN: En esta oportunidad estudiaremos para terminar esta secuencia; otros concejos y verdades bíblicas del servicio cristiano que también debemos tener en cuenta para un servicio exitoso y fructífero. Veamos cuales son.

1. SERVIRLE TIENE SUS PROMESAS Y BENDICIONES.

Provisión y sanidad (Éxodo 23: 25), prosperidad: para que te vaya bien (NVI), para tu propio bien (PDI), para que seas dichoso (otra traducción) (Deuteronomio 10: 12, 13). Lluvia temprana y tardía (Deuteronomio 11: 13-15), protección y liberación (Daniel 3: 16-18, 23-26; 6: 16-22), será honrado por el Padre (Juan 12: 26). El trabajo que hacemos para Dios y su obra no es en vano; tiene su recompensa (1Corintios 9: 12, 13; 15: 58; Colosenses 3: 23, 24). “El que invita paga”. Si Él nos invitó a servirle responde por nosotros y no nos hará falta nada. ¡AMEN QUE SÍ!

Leer el resto de la entrada »

Página 1 de 1412345...10...Última »