Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Reflexión: La esclava del sur

Un Destellito En Las Manos De Dios

esclavitudNo cabe duda, dice Destellito, que en la historia de los Estados Unidos de América, hay un hecho histórico que es una mancha negra en esa gran nación, se trata de la esclavitud. La esclavitud, el escalafón más bajo de la sociedad, se practicó con mucha fuerza en los estados del sur. Notoriedad cobraba el trato cruel e indigno de los blancos hacia los negros. El trato vejatorio de un humano sobre otro era habitual, en la práctica, las personas de raza negra eran consideradas como animales, sus personas se remataban al igual que el ganado. Un hombre que provenía del norte de los Estados Unidos, allí no se practicaba la esclavitud, visitó la ciudad de Nueva Orleans en el sur. Recorriendo la ciudad, fue testigo de las ventas de esclavos, al mejor postor, que se realizaban. Estos esclavos generalmente eran adquiridos para trabajar en las grandes plantaciones, o para el servicio de las casas patronales. Estaba en eso cuando subió a la plataforma una joven agradable y agraciada, los postores se peleaban entre ellos para llevársela, pero el visitante del norte participó en la subasta, ofreciendo un pago que no pudieron los demás ni siquiera igualar. Cuando le fue entregada, la joven le reprocho el haberla comprado, siendo un norteño. —Cálmate hija, te compré con un propósito, le dijo. Te irás a mi casa mientras realizo los trámites para tu libertad, conseguidos, podrás ser libre y hacer con tu vida lo que quieras, agregó. Y así fue. La joven, siendo totalmente libre, decidió quedarse con la familia de aquél hombre, quienes la recibieron y la trataron como una hija más.

Leer el resto de la entrada »

Reflexión – La bebida mortal

Un Destellito En Las Manos de Dios

crema de mentaDestellito, no deja de asombrarse con las historias que descubre, como la siguiente. Anita, bonita y alegre, era parte de una familia asentada en un pequeño pueblo del sur de Canadá. Cierto día, al término de su jornada escolar, ingresó rauda a la cocina de su casa, —Tengo tanta sed, ¿hay algo para beber?, preguntó, pensando que su mamá se encontraba en el lugar. Anita, generalmente debía, después del colegio, hacerse cargo de los quehaceres de su casa porque su madre era alcohólica. Todos los domingos asistía a la Escuela Dominical de una iglesia cercana a su casa. Allí aprendió del amor de Dios, y de la Persona del Señor Jesús, el Salvador del Mundo, hasta que cierto día, aceptó a Cristo Jesús en su corazón, comenzando a vivir el gozo de haber sido perdonada.

Leer el resto de la entrada »

Reflexión: Un niño llamado Willie

Un Destellito En Las Manos de Dios

willieCon mucho interés, Destellito, se dispuso a leer un artículo de un diario que le llamó poderosamente la atención, y que decidió compartir con sus fieles y habituales lectores.

Un niño estadounidense de diez años, llamado Willie Myrick, de la ciudad de Atlanta, Georgia, se encontraba a las puertas de su casa, cuando repentinamente, y cercano al mediodía, un individuo lo obligó a subirse a un automóvil. Willie había sido secuestrado. ¿La razón? Obtener dinero por el plagio.

Fue conducido por el secuestrador a cierto lugar, donde lo mantendría cautivo a la espera del pago por el rescate. El niño, muy asustado, comenzó a entonar una alabanza pidiendo al Señor Jesús su liberación. Durante más de tres horas, Willie cantó sin pausa el himno, el que terminó por abrumar al secuestrador, que sin más decidió liberarlo, “simplemente abrió la puerta y me echó”, dijo el niño. Ahora, todos los miembros de su iglesia, celebran junto a Willie el poder de Dios manifestado en tan delicada situación. Destellito, deja el diario sobre la mesa, para luego tomar la Biblia y compartir una palabra.

Leer el resto de la entrada »

Reflexión: El paquete de galletas

Un Destellito En Las Manos de Dios

paquete de galletasDestellito, despertó esta mañana con muchos deseos de compartir sus historias, como la que relata a continuación.

En cierto andén de una Estación de Ferrocarriles, una mujer estaba fastidiada porque le informaron que habría más o menos una hora de retraso. Después de dar algunas vueltas por ahí, se acercó a un local de ventas y compró un paquete de galletas, una revista, y una botella con agua. Resignada, se sentó en un asiento del lugar sin ocultar su molestia por la espera.

Mientras ojeaba la revista, un joven se sentó a su lado, posible pasajero del tren que estaba esperando, y comenzó a leer el diario de la ciudad. Imprevistamente, la dama observó que el joven, sin decir ninguna palabra, agarraba el paquete de galletas, lo abrió y comenzaba a comer una a una. Contrariada, tomó el paquete, sacó una galleta, y haciendo unos gestos para que el joven se diera cuenta, se la comió.

Leer el resto de la entrada »

Destellito: Las tres rejas

Un Destellito En Las Manos De Dios 

tres rejasEstablecer buenas relaciones no es una cuestión fácil, dijo Destellito. Ponga atención  a la siguiente historia.

Un joven, que era discípulo de un filósofo además de sabio, llegó a su casa para decirle,—Maestro, uno de tus amigos habló cosas malas de ti, y creo que debes….—Espera un momento…antes que me cuentes, ¿hiciste pasar lo que sabes por las tres rejas?. —¿Las tres rejas? ¿Cuáles son?.

—La primera de ellas es la verdad. ¿Estás seguro que lo que vas a decirme es cierto?. — En realidad no, lo oí de algunos vecinos, contestó el muchacho. Pienso que se te ocurrió hacerlo pasar por la segunda reja, que es la bondad. Lo que quieres decirme, ¿es bueno para alguna persona?, preguntó el sabio. —No, no es bueno para nadie.

Leer el resto de la entrada »

Página 1 de 6212345...1015202530...Última »