Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

De los 13 a los 30 – José Eduardo Sibrián

De los Trece a los 30

de-los-13“Me volví y vi debajo del sol, que ni es de los ligeros la carrera, ni la guerra de los fuertes, ni aun de los sabios el pan, ni de los prudentes la riquezas, ni de los elocuentes el favor; sino que tiempo y ocasión acontecen a todos”

Eclesiastés 9:11

Hace tiempo vi una película que me llamó mucho la atención, se trataba de unos jovencitos de unos trece años aproximadamente, uno de los actores principales era un niño gordito y muy enamorado, que le gustaba tomar fotografías, sobre todo a la niña rubia y delgada que tanto le gustaba, esta ultima sin embargo no estaba interesada en él en lo absoluto y en mas de alguna ocasión lo despreció ya que le llamaba la atención su otro amiguito, si, el mas popular entre las chicas, el de ojos azules, el chico perfecto para ella; pero por cosas del destino unos polvito mágicos la transportaron a su futuro, y en unos cuantos minutos ella se había convertido en una empresaria exitosa de treinta años de edad, con un buen apartamento en New York, y muchas comodidades. Aparentemente ella había alcanzado la cima, pero no era así, ya que en su afán por alcanzar la gloria, el éxito y muchas cosas mas había provocado que ella se olvidara de las cosas mas importantes de la vida.

Leer el resto de la entrada »

Para Dios eres una Estrella – Devocional

Tema: “Dios cree en ti, NO te detengas”

Texto: Isaías 43: 4, 5

“Porque a mis ojos fuiste de gran estima, fuiste honorable, y yo te amé; daré, pues, hombres por ti, y naciones por tu vida. No temas, porque yo estoy contigo; del oriente traeré tu generación, y del occidente te recogeré”

Dios me bendijo con un padre terrenal que a pesar de no ser perfecto ha sido el idóneo para mi vida. Mi papá es un hombre al que admiro, cada día de reunión en la Iglesia es el primero en llegar, se para en la puerta y saluda a todas las personas con una sonrisa tremenda y con un abrazo que no puede faltar.

A veces me he preguntado como hace para que después de tanto años siempre siga siendo de los primeros en llegar a la Iglesia, el es un hombre desde mi punto de vista joven, no pasa de los 60 años pero como yo le digo: “es traga años”.

Una de las personas que han influido en mi vida para yo ser el hombre que ahora soy es el. Quizá nunca se lo he dicho, porque a pesar de que hace más de una década somos cristianos, fuimos criados en una cultura en donde poco se demuestra el amor que se siente. Me es difícil decirle que lo amo, pero realmente lo amo,hace años no lo valoraba tanto como ahora, y es que cuando los años van pasando te das cuenta de lo importante que han sido en tu vida, por eso cada vez que lo abrazo trato de trasmitirle el amor que siento por el.

Leer el resto de la entrada »

Devocional Cristiano – De Ropas de Preso a Vestidos Reales

DE ROPAS DE PRESO A VESTIDOS REALES

jose-en-egipto“Entonces Faraón envió y llamó a José. Y lo sacaron apresuradamente de la cárcel, y se afeitó, y mudó sus vestidos, y vino a Faraón”. (Génesis 41:14)

Podrán olvidarse muchos de ti, pero contéstame, ¿quién logrará que seas olvidado de la mente de Dios? Mientras estés en esta tierra harás a muchos el bien y ellos no recordaran el favor que hiciste, pero dime tú, ¿podrá eso detener lo bueno que Dios quiera darte por la semilla que has sembrado y esparcido? Algunos te traicionaran, te venderán o intentaran dañarte y eso lastimosamente puede incluir a tus seres más queridos, ¿pero quién podrá apartarte de la fidelidad de Dios? ¿Quién podrá paralizar la obra que Dios quiere provocar en tu vida? Se puede levantar el plan más siniestro contra tú vida, pero cuando Dios tiene planes con alguien, no hay nada, ni nadie que pueda detenerlos o dañarlos.

Cuando pienso en la vida de José hay tantas cosas que se pueden aprender de su historia. Pero hoy quiero enfocarme en ese momento específico en donde Faraón lo envía a buscar, en ese instante en que antes de ser presentado ante Faraón lo afeitaron y hubo un cambio de ropas. Porque este, simbólicamente hablando, era el momento clave donde un hombre que había vivido en su vida muchas experiencias que parecían injustas, iba a comenzar a recibir. Se iba a desatar una bendición sobrenatural, especial y única sobre su vida. Había llegado el tiempo de su recompensa. El momento donde saldría de la cárcel de las decepciones para convertirse en un gobernante. Él aún no lo sabía, pero Dios ya conocía cómo se desarrollaría la historia. José estaba próximo a tomar la posición que desde hacía mucho tiempo Dios había determinado que el ocuparía para cumplir su plan con él y con su generación.

Leer el resto de la entrada »

¡Aceptando la voluntad de Dios! (David Wilkerson)

¡Aceptando la voluntad de Dios!

por David Wilkerson

davidwilkerson3Cada verdadero seguidor de Jesucristo dice que quiere hacer la voluntad de Dios. Pero la mayoría de los cristianos piensan que la voluntad de Dios es algo que se le impone – algo de mal gusto y difícil, lo cual están obligados a hacer.

Yo creo que la perfecta voluntad de Dios es un asunto de gran importancia para todos aquellos que dicen amar al Señor. Y existe una vasta diferencia entre someterse a la voluntad de Dios y aceptar su voluntad.

Someterse significa “sujetarse a” o “rendirse a condiciones impuestas.” A menudo, uno piensa en someterse en términos de castigo o disciplina. Por ejemplo, el gobierno de Irak fue obligado a someterse a condiciones de castigo por las Naciones Unidas. Los iraquíes no aceptaron esta disciplina impuesta – más bien, se sometieron a ella.

Tristemente, muchos cristianos ven la voluntad de Dios de esta manera. Se imaginan a Dios como demandando que se rindan a un grupo de reglas y condiciones: “¡Hazlo a mi manera, o te desamparo!”

Leer el resto de la entrada »

Como un león abatido, ha olvidado su rugido

Como un león abatido, ha olvidado su rugido

leon

No puedo describir el sentimiento, pero se que es un desierto.
No puedo recobrar mí sagacidad, en el camino a la heredad.

Vi a mí espíritu dolido, con temor de incorporarse al camino.
Vi a mí espíritu teñido, con temor al que se dice mí enemigo.

Como un león abatido, ha olvidado su rugido.
Como un león sin destino, vaga en el camino.

Él ha sido envilecido, porque escucharon su rugido.
Él ha sido avergonzado, más jamás será domado.

Leer el resto de la entrada »