Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No solo digas, sino también ¡Hazlo! – Devocional

Tema: “No solo digas, sino también ¡Hazlo!”

Texto: Mateo 23: 2, 3

“En la cátedra de Moisés se sientan los escribas y los fariseos. Así que, todo lo que os digan que guardéis, guardadlo y hacedlo; mas no hagáis conforme a sus obras, porque dicen, y no hacen”.

Conozco a muchas personas que les fascina decirle a la gente que hacer y como vivir, que errores evitar y que decisiones tomar, pero lastimosamente ellos no ponen en practica sus mismos consejos.

Y es que es fácil decirle a las personas que hacer, pero ¡Vaya que es difícil llevar eso acabo!, hablo de tener la capacidad de decir, pero también hacer.

Cuántas veces le has dicho a alguien: “No te preocupes, Dios tiene el control”, pero también, ¿Cuántas veces aun sabiendo que Dios tiene el control, tu te has descontrolado?

Recuerdo hace muchos años cuando era un joven de unos dieciséis años, había un hermano en mi congregación que le encantaba andar corrigiendo a medio mundo, su manera de caminar era la de un súper espiritual, su vista asemejaba a alguien que “buscaba mucho de Dios”, tildaba a medio mundo de pecadores empedernidos y por tal razón según el, no había alguien mas espiritual y correcto que el mismo, al poco tiempo nos dimos cuenta que se había ido nuevamente para el mundo, como popularmente se dice: “se cayo del evangelio” y volvió a su antigua vida y peor aun.

Leer el resto de la entrada »

Serie para Matrimonios – Parte II: ¡Cuidado con los Celos desmedidos!

Serie para Matrimonios – Parte II

Tema: “¡Cuidado con los Celos desmedidos!”

Texto: 1 Pedro 3: 1, 2

“Asimismo vosotras, mujeres, estad sujetas a vuestros maridos; para que también los que no creen a la palabra, sean ganados sin palabra por la conducta de sus esposas, considerando vuestra conducta casta y respetuosa”.

Todos sabemos que son los celos, en algún momento los hemos sentido de una u otra forma, todos los seres humanos hemos experimentado ese sentimiento incomodo que nos lleva muchas veces a decir o hacer cosas indebidas.

La Biblia describe a los celos como: Obras de la Carne. (1 Corintios 3:2 y Gálatas 5:20)

Los celos en una relación de matrimonio pueden arruinar la relación, pues los celos son muestra de desconfianza y donde no hay confianza seguramente falta amor.

Se supone que los cristianos vivimos para amar a nuestras esposas y las esposas para amar a sus esposos, todo aquel que tenga bien definido este termino tratara siempre de ser fiel a quien prometió amor hasta que la muerte los separe.

Lastimosamente hay esposos y esposas que son paranoicos, es decir que tiene celos desmedido por cualquier cosa, hasta la situación mas inofensiva provoca celos y dichos celos traen como consecuencia discusiones, y en dichas discusiones puede aflorar el antiguo hombre y la antigua mujer, permitiendo que palabras no adecuadas salgan de su boca y provoquen una ofensa dolorosa.

Leer el resto de la entrada »

El Perdón nos Libera – Devocional

EL PERDÓN NOS LIBERA…

el-perdon“Soportándoos unos a otros, y perdonaos unos a otros, si alguno tiene queja contra otro. De la manera que Cristo os perdono, así también hacedlo vosotros, sobre todo vestíos de amor, que es el vinculo perfecto”. (Colosenses 3:13-14)

Perdonar es un proceso que no siempre es fácil. Cuando somos heridos, cuando nos han hecho un mal, cuando hemos sido traicionados o nos han juzgado mal. Quisiéramos defendernos y tomar la justicia en nuestras manos. Pero cuando uno decide otorgar el perdón aunque te lo pidan o no. Debe hacerlo porque cuando otorgas el perdón das paz y liberación a tu alma, porque decides desechar fuera de ti los resentimientos y la amargura que para nada sirven. Porque no deseas que nada estorbe tu relación con Dios, contigo mismo y con el mundo que te rodea.

La palabra perdón que significa: “No tener en cuenta la ofensa o falta que otro ha cometido, librar a alguien de una obligación o castigo, renunciar a un derecho, goce o disfrute”. Existe un detalle importante que debemos tener presente cuando decidimos perdonar y ese detalle es el siguiente: al perdonar es posible que esa persona o personas que resolvemos perdonar, jamás cambien su forma de ser, sus actitudes y puede ser que ni siquiera reconozca la herida o el daño que han producido. Pero aunque esto llegara a pasarte, eso no debe detenerte ni frenarte para que perdones ya que entonces, el problema viene siendo de esa persona, no tuyo.

Leer el resto de la entrada »

Carta para un Pastor

CARTA A UN PASTOR

cuidar-ovejasQuerido Hijo Mío y Pastor de Mi Corazón:

Sé que te encuentras angustiado, preocupado y frustrado. Has hecho tantos esfuerzos y de repente nada parece tener resultados. Vez estancado el progreso. Sientes silencio y piensas que me he ido de tu lado y así como Elías quisieras esconderte en una cueva porque te sientes abrumado y te han visitado las dudas y preguntas.

Hoy he venido a decirte que estoy contigo. Siempre lo he estado, aún cuando ha parecido lo contrario. Y aunque estés cansado y cargado recuerda acudir a mí y yo te daré descanso.

¿Recuerdas aquel momento en que te hice este llamado? Un pastor conforme a mi corazón yo quiero para que apaciente mi rebaño con amor y cuidado. El desafío era fuerte, pero aceptaste mi llamado. Has asumido grandes retos y muchos gigantes con mi poder has derivado. Has caminado en tiempos buenos y malos. Cuando ha habido abundancia y también escasez. Yo he andado contigo, nunca me he apartado. Aún cuando el quebrantamiento te ha querido saturar y has pensado abandonar porque sientes que ya no podrás. Cuando muchos te han criticado y han cuestionado si en verdad eres mi ungido. Cuando te has sentido fatigado por tantas carreras que has dado tratando de rescatar a mis ovejas del malvado y cruel lobo.

Leer el resto de la entrada »

Escribe tu Propia Historia – Devocional Cristiano

Tema: “Escribe tu Propia Historia”

Texto: Romanos 12: 3

no-te-compares“Digo, pues, por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre vosotros, que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura, conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno”.

Personalmente no me gustan las comparaciones, por ejemplo:

El padre que compara a su hijo menor con el mayor.
El novio que compara a la novia con su novia anterior.
El amigo que compara a su mejor amigo con su ex mejor amigo.
El líder que compara a una oveja débil en la fe, con una oveja madura.
Las comparaciones que nosotros mismos nos hacemos con otros que consideramos “mejores” que nosotros.

Así mismo podría mencionar muchas comparaciones que lejos de motivar o de animar a cambiar o mejorar, lo que hace es desanimarnos.

Y es que debemos comprender que tu eres tu, que yo soy yo, no hay otro Enrique Monterroza, no hay otro Pedro Pérez ni otra Maria González, solo hay uno de cada uno y es de comprender que cada uno somos diferentes, con características similares talvez, pero muy diferentes.

Leer el resto de la entrada »