Solo tienes que creer

Solo tienes que creer

volvamos a su cruz“Dios nos hace justos a sus ojos cuando ponemos nuestra fe en Jesucristo. Y eso es verdad para todo el que cree, sea quien fuere.” Romanos 3:22 (Nueva Traducción Viviente).

La mayoría del mundo se pierde de la salvación de Jesús por falta de conocimiento. Se cree que para recibir la salvación y ayuda de parte de DIOS se tiene que ser una “buena” persona o con altos estándares morales.  Se piensa que DIOS aún está airado con el mundo y lejos de la gente común. Y que es difícil acceder a Él. No obstante por la obra de Jesús en la Cruz todo el que crea en Él puede ser salvo, libre de cualquier cadena y entrar a la presencia de DIOS.

Sin importar qué pecados haya cometido una persona, en el momento que ésta se arrepiente y confiesa sus pecados a DIOS, en ese momento ya no es visto su pecado sino la justicia perfecta de Jesús. La santidad y justicia de Jesús se reciben por medio de la fe, sin importar qué tan manchada pudiera estar el alma de una persona, DIOS tiene el poder y amor suficiente para limpiarle.

“»Vengan ahora. Vamos a resolver este asunto —dice el Señor—. Aunque sus pecados sean como la escarlata, yo los haré tan blancos como la nieve. Aunque sean rojos como el carmesí, yo los haré tan blancos como la lana.” Isaías 1:18 (Nueva Traducción Viviente).

Cuando se recibe el regalo de la justicia y santidad de Jesús por medio de la fe, se obtiene verdadera libertad. Pues la persona ya no intentará por medio de buenas obras agradar a DIOS, sino que les realizará por amor.

La voluntad de DIOS es que todos los que están cansados descansen en Él, que todos los oprimidos sean libres de sus cargas, que los que están atados andén en libertad, que aquellos hundidos en pecado sean limpios y que los enfermos sean sanados. Esto se puede recibir tan solo con creer que Jesús es el Hijo de DIOS y pagó el precio de nuestros pecados en la Cruz.

Si tú anhelas la salvación de Jesús y ser libre de cualquier atadura o enfermedad, haz conmigo esta oración:

“DIOS, reconozco que he pecado contra ti, creo que Jesús es tu Hijo, que resucito de los muertos, y que pagó por todos mis pecados. Acepto Su sacrificio. Señor Jesús lávame con tu sangre preciosa y quebranta con tu poder el yugo que me oprime, dame salvación y vida eterna, restáurame y vivifícame; recibo la perfecta salud que Jesús me ha dado. Envía a mí tu Espíritu Santo, en el nombre de Jesús oro esto, Amén.”

Si tú has decidido hacer esta oración, te invito a leer los siguientes consejos para tu nuevo comienzo:

Es imperativo que busques una congregación Cristiana donde usen la Biblia como base y reconozcan la existencia del Espíritu Santo y Sus manifestaciones. Busca a Jesús de manera personal y pídele al Espíritu Santo que te guie en todas tus decisiones y Él lo hará. También puedes seguir recibiendo alimento espiritual en las página web  http://destellodesugloria.org y www.devocionaldiario.com .

Aquí hay algunos versículos respecto a la salvación que has recibido:

 

“Pero Dios demuestra su amor por nosotros en esto: en que cuando todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros.”

Romanos 5:8 (Nueva Versión Internacional).

 

“Porque todo el que invoque el nombre del Señor será salvo.”

Romanos 10:13 (Nueva Versión Internacional).

 

“Si confesamos nuestros pecados, Dios, que es fiel y justo, nos los perdonará y nos limpiará de toda maldad”

1 Juan 1:9 (Nueva Versión Internacional).

Autor: Richy Esparza

Escrito para: http://destellodesugloria.org

COMPARTE


Ahora puedes comentar con tu cuenta de Facebook: