Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Las Marcas de un verdadero discípulo – Parte 1

LAS MARCAS DE UN VERDADERO DISCÍPULO (I)

JUAN 15: 8

INTRODUCCIÓN: Discípulo (gr. Mathetes), del verbo manthano que significa aprender, aprendiz, o alumno. El que sirve a su maestro, a sus enseñanzas, escucha y aprende a su lado (Lucas 6: 40). Sinónimo de estudiante, colegial, escolar, alumno. El diccionario español define esta palabra como la persona que aprende bajo la dirección de un maestro y sigue la opinión de una escuela.

El termino se uso como nombre o titulo exclusivo al principio a los doce (Mateo 10: 1; 26: 20; Marcos 3: 14; 6: 7; 14: 17; Juan 6: 70; 1 Corintios 15: 5), mas tarde se les llamó apóstoles (uno que es enviado) (Mateo 10: 2-4; Marcos 6: 30; Lucas 6: 13; 22: 14; Hechos 1: 2; 4: 35; 5: 12), a otros seguidores y partidarios de Jesús (Lucas 10: 1-12; Juan 6: 66), incluso mujeres discípulas (Hechos 9: 36; 1 Timoteo 2: 10), a los cristianos en general de todas las épocas (Hechos 11: 26; 26: 28; 1 Pedro 4: 16).

Cristiano (gr. Cristiano): partidario o seguidor de Cristo, denotaba originalmente a un servidor y seguidor de Cristo, hombres de Cristo. Sin embargo era la denominación simple y probablemente burlona. Fue un distintivo inventado por personas extrañas al evangelio y por los discípulos mismos. Algunos lo veían como un apodo (los de Antioquia) (Hechos 11: 26) para señalar despectivamente a los miembros de la iglesia. Seguidores de Cristo, a otros los llamaban hermanos (Hechos 9: 17), santos, creyentes, elegidos, galileos. Partiendo de esta base a continuación algunas marcas verdaderas en relación con el Maestro que identifican a un verdadero del discípulo.

1. ESTÁ DISPUESTO A SACRIFICARSE POR SU MAESTRO (MATEO 4: 18-22).

Sacrificio: esfuerzo, disposición, separación, desprendimiento, ofrenda, algo que cuesta o lo que cuesta, lo que tiene o pagar un precio.

Los discípulos dejaron al instante (sacrificaron) sus redes (vr. 20) (Marcos 1: 17, 18), la barca (vr. 22a), a su padre (vr. 22b) (Marcos 1: 20; Mateo 10: 37; Lucas 14: 26) (DHH), lo dejaron todo (Mateo 19: 27; Marcos 10: 28; Lucas 5: 11), sus posesiones (Lucas 18: 28): todas las cosas (DHH), todo lo que tenían (NVI).

Dejar y derivados (gr. Aphiemi) de apo (alejarse de), hiemi (enviar) (Marcos 1: 20). Tiene varias categorías de significado: dejar ir, despedir, remitir, perdonar. Se usó en conexión con el divorcio (1 Corintios 7: 11-13), deudas (Mateo 18: 27), pecados especialmente (Mateo 9: 2; 1 Juan 1: 9): permitir, dejar (Mateo 3: 15; 5: 40; 19: 24); descuidar, olvidar, dejar solo (Mateo 4: 11; Mateo 7: 8; Lucas 17: 35; Juan 4: 3).

También se les prometió recompensa por todo esto que dejaron y sacrificaron por el Maestro (Mateo 19: 27-29; Marcos 10: 28-30; Lucas 18: 28-30). La palabra Regeneración (Mateo 19: 28) significa renovación, la era porvenir. La expresión “Os sentareis… para juzgar” (Mateo 19: 28) significa una exaltación especial en la era porvenir.

REFLEXIÓN: ¿Vale la pena sacrificarnos por el Maestro (Jesús)? Hay bendiciones (Génesis 12: 1-4; 22: 1-19; 32: 22-32). Ver tema sacrificios por amor y obediencia a Dios.

2. ESTÁ DISPUESTO A SEGUIR A SU MAESTRO (MATEO 4: 20, 22, 25; 8: 23; 9: 9; 12: 15; 16: 24; 19: 27; MARCOS 2: 14; 8: 34; LUCAS 5: 11, 27; JUAN 1: 37, 40, 43; 8: 12; 10: 27; 12: 26; 18: 15; 21: 20-24)

Seguir (gr. Akoloutheo) (Juan 13: 36): acompañar, ir con alguien, ir junto a otro en la misma dirección (caminar junto) (Génesis 5: 22, 24; 6: 9), ir tras otro que va delante. De A (en unión con) y kelvethos (un camino): andar junto a alguien por el mismo camino.

Se aplica a los soldados, servidores y discípulos y hace referencia al acto de seguir a Cristo (discípulos) y metafóricamente con el discipulado. Indicación continua (perseverancia) (Mateo 24: 13).

REFLEXIÓN: ¿A quién estamos siguiendo? ¿Al Maestro? ¿Al hombre? Hay bendiciones por seguir al Maestro (Mateo 19: 21; Juan 8:12; 10: 27-29; 12: 26).

3. ANHELA, DESEA, QUIERE ESTAR CERCA Y AL LADO DE SU MAESTRO (MATEO 5: 1; MARCOS 3: 13)

“Vinieron”: se acercaron. Implica comunión e intimidad espiritual (Mateo 13: 36; 14: 15; 15: 12)

El Maestro también desea estar con su discípulo (Marcos 3: 13, 14; Juan 6: 3; 12: 26; 14: 3; 1 Tesalonicenses 4: 13-17) y el Dios padre también lo anhela (2 Crónicas 15: 2; Santiago 4: 8a).

En su época tenemos el ejemplo de un discípulo en especial (Juan 13: 23, 25; 21: 20): escuchaba latidos y aun los otros discípulo lo buscaban para saber los secretos del Maestro (Juan 13: 21 – 26)

REFLEXIÓN: ¿Anhelamos, deseamos, queremos estar cerca y al lado del Maestro? Hay bendiciones; (Juan 13: 21-26; Santiago 4: 8ª; 2 Crónicas 15: 2)

4. ESTA DISPUESTO A ESCUCHAR ATENTO A SU MAESTRO

Los discípulos escucharon del Maestro: Sermones (sermón del monte) (Mateo 5 al capitulo 7), enseñanzas (Mateo 29: 1-12) e instrucciones (Mateo 18: 15-35), prohibiciones (Mateo 5: 33-37), exhortaciones (Mateo 7: 1-6), parábolas (Mateo 13: 1-58; 18: 21-35; 20: 1-16; 21: 28-46; 22: 1-14; 25: 1-30), temas escatológicos (Mateo 24: 1-51; 25: 31-46), ayes (Mateo 23: 1-39), etc.

REFLEXIÓN: Debemos escuchar y prestar atención a la voz el, Maestro (leyendo y escudriñando Su Palabra, mensajes, predicaciones) (Mateo 11: 28; Juan 5: 24; Hechos 19: 10)

5. ESTA DISPUESTO A SUFRIR POR SU MAESTRO (MATEO 8: 18-22; 10: 37-39; 16: 24-26; MARCOS 8: 34-38; LUCAS 9: 23, 57-62; 14: 26, 27; 22: 35; HECHOS 9: 1).

Los discípulos sufrieron persecución y mucho más por la causa de Cristo y del evangelio. El mismo Jesucristo dijo: “Y el que no toma su cruz y sigue en pos de mí, no es digno de mí., el que halla su vida la perderá; y el que pierde su vida por causa de mí, la hallará” (Mateo 10: 38, 39). Estas cosas os digo para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicciones; pero confiad, yo he vencido al mundo”. (Juan 16: 33)

REFLEXIÓN: ¿Y nosotros hoy también estamos dispuestos a sufrir por Su causa y Su evangelio? O ¿somos de los que pensamos que el evangelio todo tiene que ser color de roza, prosperidad y bendición? ¡Aunque Dios a través de Su evangelio nos bendice!

CONCLUSIÓN: He aquí las primeras cinco marcas de un verdadero discípulo. ¿Las tenemos? ¡Que así sea!

Autor: PrediCantor Garys Leandro

Preparado especial y originalmente para: www.destellosdesugloria.org

Ahora puedes comentar con tu cuenta de Facebook:

Deja un comentario