Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¿Cómo vencer el Desánimo?

Tema: ¿Cómo vencer el Desánimo?

Texto: Números 21: 4-9

Después partieron del monte de Hor, camino del Mar Rojo, para rodear la tierra de Edom; y se desanimó el pueblo por el camino. 5Y habló el pueblo contra Dios y contra Moisés: ¿Por qué nos hiciste subir de Egipto para que muramos en este desierto? Pues no hay pan ni agua, y nuestra alma tiene fastidio de este pan tan liviano. 6Y Jehová envió entre el pueblo serpientes ardientes, que mordían al pueblo; y murió mucho pueblo de Israel 7Entonces el pueblo vino a Moisés y dijo: Hemos pecado por haber hablado contra Jehová, y contra ti; ruega a Jehová que quite de nosotros estas serpientes. Y Moisés oró por el pueblo. 8Y Jehová dijo a Moisés: Hazte una serpiente ardiente, y ponla sobre un asta; y cualquiera que fuere mordido y mirare a ella, vivirá. 9Y Moisés hizo una serpiente de bronce, y la puso sobre un asta; y cuando alguna serpiente mordía a alguno, miraba a la serpiente de bronce, y vivía.

Quiero comenzar diciendo que el desánimo es un mal que ataca a toda clase de persona, y lo hace en cualquier área de su vida, llámese trabajo, familia, matrimonio, iglesia, estudio, etc.

Todos en algún momento, tenemos que luchar con este enemigo que es el desánimo, el problema es, que este es uno de los enemigos más peligrosos del hombre y más aún de los cristianos, que no siempre podemos derrotar.

Un hombre desanimado, literalmente puede perder su trabajo, su familia, su matrimonio, sus estudios, e incluso su vida . Tan peligroso es el desánimo que la Biblia entera está llena de textos que nos dicen: no temas, no desmayes, levántate, esfuérzate, yo estoy contigo, yo te ayudo.

El desánimo es malo en cualquier momento en que hace su aparición, pero si hay un momento en que resulta más peligroso es cuando estamos a punto de llegar a nuestra meta, a punto de cruzar al otro lado.

Cuando todo está a punto de lograrse, cuando sólo apenas nos faltan metros para llegar a la meta de nuestra vida, no le quepa a usted la menor duda que será bombardeado con pensamientos de desánimo, por que si hay un momento en que el diablo se goza más de desanimarnos ese es el final de nuestra carrera, allí concentra y envía contra nosotros toda su artillería pesada.

Ahora estudiemos juntos uno de los momentos de mayor desánimo del pueblo de Israel, la Biblia dice en el vs 4 que cuando llegaron a la tierra de Edom, Dios le dijo al pueblo, no crucen por la tierra de Edom sino rodéenla, esto trajo el desánimo del pueblo.

¿Por qué? Lo más fácil era cruzar por el país, pero Dios lo hizo más difícil, cuando dijo rodeen la tierra, pareciera ser que Dios ocasionalmente le demanda a su pueblo una mayor cuota de esfuerzo y cuando esto sucede surge con fuerza el desánimo.

Realmente cuando la demanda de Dios para su pueblo es mayor, no lo hace con el fin de desanimarnos, todo lo contrario, lo hace para ayudarnos a creer que con su ayuda podemos lograrlo y al lograrlo, no terminemos ya casi sin fuerzas, sino con toda nuestra fuerza intacta.

¿Por qué debe ser así? Por que no hay lucha o batalla que se gane con claridad, si es que al final el vencedor termina casi muerto. Esta clase de pelea deja al vencedor muy mal parado delante de su público.

La idea aquí no es sólo ganar, sino que al ganar, el peleador termine fresco, ileso, y hasta honrado por una victoria clara y contundente.

Esta es la razón por la cual se nos demanda un poco más de lo normal, Dios no sólo quiere que llegues al cielo, sino que cuando llegues puedas ser recibido con honores, por que fuiste un digno soldado del ejército de Dios.

Veamos que más provocó el desánimo en el pueblo de Israel, el vs 5 dice: 5Y habló el pueblo contra Dios y contra Moisés: ¿Por qué nos hiciste subir de Egipto para que muramos en este desierto? Pues no hay pan ni agua, y nuestra alma tiene fastidio de este pan tan liviano.

Esta es otra de las cosas malas que provoca el desánimo, nuestra forma de hablar cambia, y nuestra boca se transforma de espiritual a carnal y de santa a profana.

El desánimo hizo olvidar a los israelitas todo lo que Dios había hecho, y también el líder sabio y prudente que Moisés fue para ellos, El desánimo puede convertir a un creyente en ateo, y a un adorador en maldiciente.

El diablo sabe que el poder de la vida y de la muerte está en la boca, y que por nuestras palabras seremos justificados pero que también por nuestras palabras seremos condenados, por eso nos ataca con desánimo.

Ahora veamos lo que hizo Dios ante el desánimo del pueblo, vs 6 dice: 6Y Jehová envió entre el pueblo serpientes ardientes, que mordían al pueblo; y murió mucho pueblo de Israel.

Serpientes ardientes: Puede que se refiera a la inflamación que produce una mordida venenosa, o a las criaturas mismas, ya que en el desierto del Sinaí, es muy común un tipo de víbora que es muy venenosa.

Algunas se esconden bajo la arena y atacan sin previo aviso. Los israelitas y los egipcios las temían mucho. La mordida de una serpiente venenosa significaba, por lo general, una muerte lenta con un sufrimiento intenso.

Esta fue la respuesta a la forma de hablar en contra de Dios del pueblo de Israel, Dios envió serpientes ardientes que mordieran al pueblo por blasfemar contra Él.

Las serpientes ardientes provocaban en el pueblo un dolor leve al comienzo pero intenso al final, y después la muerte. Esto no es sino la representación del pecado, al comienzo no pareciera haber dolor pero al final su dolor es intenso y si no hay arrepentimiento, luego aparece la muerte.

No puedes permitir el desánimo en tu vida, por que luego te será difícil hablar palabras de fe y de alabanzas, y entonces es sólo cuestión de tiempo para que comiences a blasfemar de Dios y de tu fe.

El corazón se desanima fácil si es que no lo alimentas constantemente con las promesas de la Palabra de Dios.

Ahora veamos que hizo Dios para salvarlos de la plaga de serpientes ardientes, vs 7 y 8 7Entonces el pueblo vino a Moisés y dijo: Hemos pecado por haber hablado contra Jehová, y contra ti; ruega a Jehová que quite de nosotros estas serpientes. Y Moisés oró por el pueblo. 8Y Jehová dijo a Moisés: Hazte una serpiente ardiente, y ponla sobre un asta; y cualquiera que fuere mordido y mirare a ella, vivirá.

No necesito explicar que esa serpiente en el desierto levantada para que el que la mirara sea sanado, representa a Cristo, ya que la Biblia dice en Juan 13: 14 que así como Moisés levantó la serpiente en el desierto así el Hijo del hombre sería levantado para que todo aquel que en el crea sea salvo.

Este es el antídoto del desánimo para todo creyente, razones para desanimarte siempre las vas a encontrar, respuestas a oraciones que aún no llegan, necesidades, problemas etc, pero si quieres vencer el desánimo debes aprender a mirar a la cruz y a creer en aquel que dio allí su vida por ti.

Cuando la Biblia dice puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, no lo dice por decir, lo dice por que en el momento en que dejas de mirarlo a El para mirar hacia otro lado, con seguridad aparecerá el desánimo.

El desánimo trajo la plaga de serpientes al pueblo de Israel, y el diablo tiene una plaga de serpientes preparada especialmente para ti tan pronto te desanimes.

Sin embargo si sientes que te has desanimado, y que ya no hablas como antes lo hacías, ya no cantas como antes, ya no celebras su presencia como antes, el te dice levanta tu mirada y mírame a mí otra vez y entonces serás salvo, y aún cuando las serpientes aparezcan de todos lados no tendrán poder contra ti, por que la Biblia dice que Él nos ha dado poder para hoyar serpientes.

El pueblo de Israel dijo que estaban cansados y desanimados por que no tenían pan ni agua en el desierto, el pan y el agua son vitales para la vida, estas son necesidades legítimas del cuerpo, pero Dios siempre proveyó a su pueblo de pan y agua.

El problema con los israelitas era que querían el pan y el agua de Egipto. Y ese es también el problema con muchos de nosotros, porque aun cuando recibimos de Dios sus bendiciones, estas nos resultarán insignificantes si hemos dado lugar al desánimo, por dejar de mirarle a él

Cuando comienzas a mirar las cosas que has dejado en el mundo y que te resultaban atractivas, entonces encontrarás insignificante todo aquello que Dios te dé.

Pero no olvides que la Biblia dice que lo que Dios tiene para darnos es más y mucho mejor que lo que el mundo nos dio, sólo necesita que mientras cruces tus desiertos no dejes de mirarlo a El, por que ya sólo falta un poco más y la tierra que fluye leche y miel aparecerá para ti.

No puedes darte el lujo de desanimarte en este punto, hay que sacar fuerzas de flaqueza, porque muy posiblemente ya estás en la fase final de este desierto y el otro lado te espera, el desánimo aparecerá y algunas serpientes te morderán, pero levanta tu cabeza y míralo a El y no sólo te sanará sino además te fortalecerá y te dará la victoria. Amén.

Autor: Alfredo Campoverde

Escrito para www.destellodesugloria.org

Ahora puedes comentar con tu cuenta de Facebook:

2 Comentarios en “¿Cómo vencer el Desánimo?”

  1. Josep Says:

    Gracias por compartir este hermoso estudio contra el desanimo.Y POR AYUDAR A UN DESANIMADO D.T.B


  2. Daniela Says:

    Amen!! Palabras de bendicion para mi vida!


Deja un comentario