Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Su gracia cuando le sirvo

Su gracia cuando le sirvo

Fiel es el que os ha llamado; el cual también lo hará.

1Ts 5:24

¡Woowww! qué corto versículo pero cuán poderoso es, solo con el hecho de entender y comprender hasta las entrañas de nuestro ser que el Dios Fiel que nos ha llamado a ti y a mí es el mismo que también hace a través de nosotros. Personalmente en mi diario caminar he comprendido cada vez más el famoso pasaje de gálatas 2:20

Con Cristo estoy juntamente crucificado, no ya yo, sino vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo por la fe del Hijo de Dios, el cual me amó, y se entregó a sí mismo por mí.

Así como he comprendido que, en los momentos cuando fallo, la gracia de Dios me cubre y me da poder para apartarme de aquello que no le agrada al Señor, y no por eso dejo de ser su hija sino que me corrijo, también puedo entender el otro extremo de mi vida: que si puedo hacer algo bueno, si hay alguna virtud en mí, sin hay dones, talentos, cualidades y habilidades de los cuales soy consciente que los tengo, que si el Señor me ha entregado a mí un determinado ministerio, ¡Es por su gracia!. Es su gracia sobre mí haciendo lo que Él quiere hacer a través de mi vida dirigiéndome solo para la gloria de su alabanza.

Muchas de los que conocemos del Señor hemos pensado que servir solo se limita a una congregación como tal, además de pensar que debemos hacer algo para Dios o por Dios, pero cuando llegan los momentos de presión y de prueba, tendemos a desmayar y  hasta sentir renunciar al ministerio que el Señor nos ha entregado, todo por que no hemos entendido aún que no es en nuestras fuerzas; es más, no somos nosotros, es Dios mismo haciendo en nosotros ese llamado que Él nos ha dado; no somos nosotros manejando al Señor, Es Dios quien nos pastorea y nos maneja a nosotros como el quiere para derramar de su gloria y presencia a través de las capacidades y las cualidades que Él mismo te ha dado, y no para que presumas y te vanaglories, sino para que ¡solo su nombre! sea exaltado y glorificado; digo yo ¿de que nos tenemos que vanagloriar si Dios fue y es quien lo hizo y quien lo hace? yo no hice nada, solamente me dispuse, me aparté de toda iniquidad y me ofrecí como vasija limpia para ser usada, llenada y derramada en bendición a los que me rodean; solo que Dios usa mi cuerpo, mi mente, mi personalidad, para que Él, no yo, sea glorificado. Solo soy yo su vasija, no más.

Debemos aprender que no se trata  de hacer las cosas por Dios ni para Dios, sino que Dios mismo lo está haciendo a través de ti y de mí; que solamente tú y yo somos  un instrumento para que Dios use nuestras mentes y nuestros cuerpos. No solamente le servimos a Dios dentro de un determinado ministerio en una congregación; le servimos a nuestro Dios, muchas veces sin percatarnos, cuando caminamos hacia nuestra casa, cuando pasamos por la calle, podemos ministrar la presencia de Dios a través de una simple sonrisa, de un gesto; cuando buscamos llenarnos más de Su presencia y unción.

Muchos podrían calificarme como loca quizá, o podrán pensar que lo que voy a escribir es absurdo, pero he entendido que cuando yo sirvo o hago algo ejecutando una acción ¡hasta lo más mínimo!, es Dios, quién habita dentro de mí literalmente, lo está haciendo en mí;  Que si estudio, es Dios haciéndolo a través de mí, que si locuto y hablo por la radio, ¡Es Dios locutando a través de mí! que si yo levanto, llevo, traigo, siento, pienso, hablo, danzo, salto, miro y súmele todos los verbos de acción que a usted mi querido amig@ se le pase por la cabeza, es Dios ejecutando esa acción a través de ti, mientras eso que tu hagas no vaya en contra de los márgenes de santidad y agrade al Señor.

Tu vida va a ser transformada al comprender esta poderosa verdad, así seremos cada vez más excelentes, no para quedarnos con el reconocimiento de los hombres, sino para que podamos decir con humildad al que nos elogia por una hazaña, mirándole a los ojos le podamos decir, gracias. no estamos pecando por recibir una felicitación por algo que hicimos, solo es entender que yo no hice nada, solo me dispuse a que fuera el mismo Dios haciéndolo en mí para que Él sea alabado, y si no nos llegaran a reconocer, seguimos sintiéndonos gozosos y satisfechos de que no solo le somos útiles a Su reino, sino que disfrutaremos una vida en abundancia, al entender con todo nuestro ser que no se trata de vivir para Él ni por Él, que Dios vive su vida en mí y en ti por la fe.

Si quieres, puedo ayudarte con esta corta oración:

Señor mi Dios: Que seas tú en mí, y yo en ti, dirige mis pasos, dirige mi caminar, necesito permanecer andando en libertad, que seas tú dentro de mi, que cuando yo te sirva, sea para tu gloria y para tu honra.

En Dios, ¡Solo en Dios! haremos proezas;

Salmos 108:13(a) (RV60)

¡Dejemos que sea el Señor quien viva su vida en nosotros! Es por su gracia, solo por su gracia podemos reflejar su presencia para servirle.

Autora: Erika María Zambrano

Escrito para www.destellodesugloria.org

Ahora puedes comentar con tu cuenta de Facebook:

3 Comentarios en “Su gracia cuando le sirvo”

  1. gina capristan sarrin Says:

    es de gran ayuda estos devocionales
    nos ayudan a reflexionar y recordar lo que Dios quiere hacer en nuestra vida aprendamos a vivir una vida en rectitud, transparencia,y honestidad
    solo Dios nos puede ayudar busque moles cada día mas, anhelemos de su presencia en todo tiempo recuerda que es por gracia no por lo que hayamos echo,ya estábamos en sus planes desde antes que el mundo sea formado


  2. gina capristan sarrin Says:

    recuerda que quien enpeso la obra en nosotros la perfeccionara y seremos trasformados en un abrir y cerrar de ojos créelo de corazón Dios lo hará
    así como nos llamo


  3. thelma quiñonez cornelio Says:

    Es que asi es querida hna. aveces la gente dice que estamos locos pero es el espiritu santo de Dios que mora en nosotros que aparentemente nos hace hacer locuras porque lo amanos, bueno yo estoy enamorada de el eso me hace cantar danzar y gritar para el. pero dice la palabra de Dios que el hombre natural no entiende esto porque han de dicernirse con el espiritu.bendiciones.


Deja un comentario