Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

La FE contra las apariencias – Devocionales Infantiles

LA FE CONTRA LAS APARIENCIAS

“No mires a su parecer, ni lo grande de su estatura, por que yo lo desecho; por que Jehová no mira lo que mira el hombre; pues el hombre mira lo que esta delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón”

(1ª Samuel 16:7)

¡¡Saludos!! Aquí estoy nuevamente, lista para compartir con ustedes una linda historia, de esas que la Biblia nos narra y las cuales dejan tremendas enseñanzas a nuestra vida, no importa la edad que tengamos.

Hoy decidí llamar así a nuestro tema por que les hablaré de dos hombres que eran totalmente diferentes, uno confió en Dios y el otro en su apariencia, así que lee con mucha atención y entenderás a que me refiero.

Cuando leo la Biblia, y en especial las historias que describen a personajes que demostraron no solo su valor sino también su amor por el Dios en que habían creído, me gozo muchísimo, pues gracias a esa pasión hacia el Señor hoy contamos con testimonios importantes que no solo fortalecen nuestra alma sino nos ayudan a crecer mas y mas en fe, amor y esperanza.

Considero que todas las historias llamaran mucho la atención de ustedes niñ@s, pero hay una en especial, por cierto, la favorita de mis hijos también, me refiero al relato de: DAVID Y GOLIAT… ¿la conoces? Espero que si, y si no, pues entérate.

Primero permíteme informarte sobre quien era David:

David era un jovencito, a quien le gustaba mucho la música, de hecho había aprendido a tocar Arpa, este chico tenía un papa llamado Isaì, tenia también hermanos ¿sabes cuantos? ¡Ocho! tenia ocho hermanos, él era el mas pequeño. Por ser el menor, y como era costumbre en aquel tiempo, a los mas pequeños se les daba tareas como pastorear ovejas, algunos de sus hermanos mayores eran soldados.

Un día Dios le hablo a un hombre llamado Samuel, y le dijo que era necesario buscar a un nuevo rey para el pueblo llamado Israel, pues el que había sido Rey de ese pueblo, le había fallado a Dios, y Dios le quitó ese privilegio, por lo tanto Samuel salió a buscar al candidato perfecto para ese puesto, así fue como llegó a la casa de Isaì, el papa de David y le pidió que le presentara a todos sus hijos, es decir a los hermanos de David. Cuando paso el ultimo, Dios no eligió a ninguno de ellos como Rey de Israel, por lo que Samuel le pregunto a Isaì si ellos eran todos sus hijos, a lo cual Isaì contesto que no, que aun faltaba uno, el mas pequeño quien cuidaba de las ovejas, Samuel mandó a traerlo, quería verlo, quería conocerlo, y al llegar David, Dios le dijo a Samuel que el era el indicado para ser Rey de Israel.

¿Te imaginas? Después de ser solo un pastorcito de ovejas, ahora Dios lo quería como ¡¡Rey del pueblo de Israel!!

Hay algo importante y que quiero que tomes muy en cuenta, Dios le dijo a Samuel con respecto a los demás hermanos de David, y quienes en apariencia parecían mas grandes y mas fuertes, Él le dijo: “No mires a su parecer, ni lo grande de su estatura, por que yo lo desecho; por que Jehová no mira lo que mira el hombre; pues el hombre mira lo que esta delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón”

Muchas veces quizá tú has deseado servirle al Señor en alguna área de la iglesia, pero te has detenido a mirar a otros que también quieren hacerlo y crees que son mejores que tú, quizá por que físicamente te llevan ventaja, por que se visten bien, o sencillamente por que hablan mejor, y pues como te habrás dado cuenta, eso es justamente lo que el ojo humano ve primero y nada mas, sin embargo, Dios va mas allá de la simple apariencia, el se detiene y le interesa ver tu corazón

¿Qué hay en el?

• ¿Amor? Es mejor que un par de ojos preciosos

• ¿Paz? Más importante que unas manos lindas

• ¿Paciencia? Es más necesaria que un cabello hermoso

• ¿Fe? Que te falte un diente pero nunca la fe

Con esto no estoy diciendo que tener cualidades físicas sea un problema ¡Claro que no! De hecho David dice la Biblia que era rubio, hermoso de ojos, DE BUEN PARECER, a lo que me refiero es a que no podemos creer que lo externo sea lo MAS IMPORTANTE en una persona, para Dios no lo fue y no lo será nunca.

Se que es muy común ver a quienes desean impresionar a alguien con su apariencia para de esta manera conseguir lo que quieren, pero con Dios no es así, a él nunca le vamos a impresionar, el nos conoce perfectamente por que fue quien nos creo, la única manera que existe para impresionar a nuestro creador y es la mejor, es, con nuestra FE, la Biblia nos dice: “Sin FE, es imposible agradar a Dios” es decir: Si tu no crees en Dios y en su poder, de nada te servirá tener un parecer hermoso.

Cuando Dios le notificó a Samuel que David era a quien Él había escogido para que fuera el nuevo Rey de Israel, no hubo mas que buscar, Samuel lo ungió inmediatamente y dice la Biblia que desde ese día en adelante El Espíritu de Jehová vino sobre David. Después de eso nuestro amigo jamás imagino que se convertiría en el protagonista de una historia llena de mucho VALOR pero sobre todo de FE.

Todo inicia cuando un ejército de hombres conocidos como FILISTEOS se juntaron para la guerra contra el pueblo de Dios, los ISRAELITAS quienes se prepararon para enfrentar a sus enemigos, sin embargo no contaban con que de entre ellos aparecería un hombre llamado Goliat, era tan alto que los demás hombres lo veían como un ¡GIGANTE! Éste, iba con una súper armadura, la cual le servía a quienes peleaban para protegerse de las heridas que les pudieran hacer con sus espadas, sus enemigos. Traía un casco en su cabeza, una protección metálica sobre su cuerpo, traía protegidos sus piernas, y una lanza de hierro…Vaya, vaya, ¿parece que sería difícil vencerlo verdad?

Goliat estaba muy confiado de “su apariencia”, creyó que con solo verlo, sus enemigos saldría corriendo, y, si, la Biblia dice que todos los soldados del pueblo de ISRAEL que veían a ese hombre huían con mucho temor. Comenzó a gritarles que enviaran a un hombre de entre ellos a pelear con el, si el soldado ISRAELITA lograba vencerlo, él y los FILISTEOS se convertirían en sus sirvientes, sino, lo harían los del pueblo de Dios. Al oír esto, los ISRAELITAS tuvieron muchísimo miedo, por cierto tres de los hermanos que estaban en el ejército de Israel eran hermanos de David, pero mientras esto sucedía…

¿Dónde estaba David?

Ese día su padre lo llamó y le pidió que fuera al campamento donde estaban sus hermanos listos para la guerra, y les dejara alimentos, así lo hizo, llegó allá y cuando David hablaba con ellos para saber como estaban, escuchó gritar a GOLIAT y todo lo que les decía, y David se enojo mucho, y pidió ir y pelear contra el GIGANTE, no fue tan fácil convencerlos de que lo dejaran enfrentar a GOLIAT, sin embargo ya estaba dentro de los planes del Señor, así fue como colocándole una armadura y dándole una espada, lo dejaron listo, sin embargo el pobre de David no podía ni caminar con todo eso, así que decidió quitárselo, tomó una honda y cinco piedras y decidió enfrentar a su enemigo GOLIAT, el cual al ver “la apariencia de David” se burlo.

Si te das cuenta y como dice la palabra de Dios, el hombre se fija solo en lo que está frente a sus ojos, GOLIAT lo hizo, cuando vio a David creyó que por ser pequeño, era inútil, lento, y se rio…por su parte los soldados Israelitas se fijaron en la apariencia del gigante y de inmediato creyeron que era rudo, fuerte e invencible y ¿sabes que? Solo era eso “puras apariencias” solo David que tenia el espíritu de Dios no se fijo en el tamaño de su enemigo y corrió queriendo confrontarlo. Así se demostró que el que “se veía pequeño y débil”, venció a Goliat que “se veía grande y fuerte”.

Hoy quiero que sepas que Dios es poderoso y capaz de usar tu vida sin importar como eres exteriormente, aunque muchos hoy se rían de ti, no les hagas caso, Dios a través de su espíritu te usará y hará contigo cosas extraordinarias para su gloria, solo debes confiar en Él y Él hará.

RECUERDA: INVIERTE TIEMPO EN HERMOSEAR TU FE MÁS QUE A TU APARIENCIA

Autora: Leddy Castillo

Escrito para www.devocionaldiario.com especialmente para el area de Devocional Infantil

Ahora puedes comentar con tu cuenta de Facebook:

Deja un comentario