Crónica de un Milagro (Dante Gebel)

Predicación de Dante Gebel

“Crónica de un Milagro”

Su secretaria es un poco seca, pero él tiene una sonrisa cálida que le quitaba el temor a cualquiera que entrara en su oficina. Tiene diplomas colgados en la pared y una silla giratoria de cuero. Su matrimonio no es ejemplar, pero mejor que la mayoría. Pastorea una iglesia de buen número, su nombre es respetado. Es bueno en los deportes y su iglesia cumplirá 20 años; le faltan diez años para jubilarse y vivir su otoño con suaves vinos y nietos juguetones. Hablamos de Jairo, y no podrás creer cuando lo escuches contar el testimonio en primera persona. Asombroso.

Primera Parte:

Segunda Parte:
-
COMPARTE


Ahora puedes comentar con tu cuenta de Facebook: